Opinión Nacional

Daría risa si no fuera por lo trágico

Nos referimos al excelente trabajo de Simón Alberto Consalvi aparecido en El Nacional de Caracas el pasado domingo 13 de julio, “Los muertos que vos matáis…”. El Maestro Consalvi amaneció ese día con la mordacidad en la punta de la pluma, que es el mejor ataque.

Señala que el gobierno “bolivariano” de Venezuela es actualmente el único país del mundo donde se “pretende establecer el comunismo o la metáfora que quiera usarse” – a estas alturas hasta la nueva Cuba parece estar pensándolo dos veces.

Habría que añadir que ello es además una muestra que este gobierno ESTÁ HACIENDO TODO, ABSOLUTAMENTE TODO, AL REVES, pero principalmente:

• La mayor parte del inmenso ingreso petrolero lo está dilapidando en armamentos inútiles (aviones de guerra, submarinos), en lugar de atender los servicios de los pobres (alimentación, vivienda, salud, transporte, &&.)
Acogotando la producción privada nacional, importando los alimentos desde las empresas privadas extranjeras, aparentemente “por razones ideológicas” – lo que también reduce su capacidad de apoyo social local, y favorece el desempleo rampante.

Comprando la voluntad del ejército por medio de diversas prebendas (sueldos, prestaciones, bonificaciones, empleos civiles), con la esperanza que no los tumben. Les ha subido el sueldo como veinte veces.

Obsequiando a los países vecinos pobres (y no tan pobres) un subsidio petrolero y contrataciones, a cambio de su obsecuencia, en desmedro de la inversión local, implicando un notorio endeudamiento por encima de las capacidades nacionales. Ni que el aumento del precio de los combustibles fuera culpa del crudo y la del crudo culpa de nosotros.

Alterando el empleo por medio de dádivas, subsidios (“misiones”) y corrupciones para la captación de pobres y ricos fieles al régimen.

Total, un desmadre que implicará una reconstrucción, si es que llega, de dos o tres generaciones, a cuenta del caduco socialismo, que ya todos abandonaron, pero todavía aparentemente se vende entre los desposeídos, al prometer “la igualdad” (con los ricos). Alias égalité.

Remata Consalvi comentando “que el país de Bolívar es “único” y que el discurso del Presidente de la República a los militares no tiene par en el mundo. Los militares, evidentemente, celebran con emoción ser protagonistas de tales cambios históricos aunque no los comprendan”.

Nada menos que la gendarmería del siglo XIX en acción, nada se ha adelantado en la educación de nuestros “líderes militares”. Se ha perdido una oportunidad, también única, quizás la última.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba