Opinión Nacional

De Carlos Andrés Pérez a Hugo Chávez Frías

Es aleccionadora la experiencia de los daneses cuando, nada diplomáticos, articularon y aplicaron un tratamiento eminentemente policial en la visita oficial de Hugo Chávez Frías y su comitiva, a partir del momento mismo de su llegada al aeropuerto internacional de Copenhagen en la ocasión del desarrollo de la Cumbre Mundial Ambiental organizada por la ONU en el mes de diciembre del 2009.

Tratamiento aceptado y luego avalado en el silencio oficial venezolano tanto en ese momento de todas y cada una de las tres manifiestas oportunidades en que fue públicamente aplicado en Dinamarca, como en fechas ulteriores, terminada la cumbre y la comitiva oficial de regreso ya en el territorio de Venezuela
Nace “La Cosa Nostra” en la “Conferencia de Apalachín”.

Una reunión convocada en la casa de Joseph Bárbara alias “Joe Bárbara” en el lugar conocido como Apalachín, New York, el 14 de noviembre de 1957.

Unos 100 mafiosos de los Estados Unidos, Canadá e Italia se reunieron para: ”Organizar el negocio”.

Eso que sería luego conocido con la denominación periodística “El Crimen Organizado”.

Una dinámica entidad de “negocios” y operante del Sindicato del Crimen norteamericano, aún cuando el propio J. Edgar Hoover director del FBI en la época y por razones estrictamente personales, negara la existencia.

Nace La Cosita Nuestra en la Conferencia de Unasur
En las alegóricas palabras de Cristina Fernández de Kirchner, presidenta de Argentina: “… un día histórico, porque ha elegido por primera vez la UNASUR al secretario general…”.

Seguidas de las de Rafael Correa presidente de Ecuador: “… Se ha nombrado a un ex presidente de argentina al frente… El doctor Kirchner y su equipo sabrán coordinar día a día la unión de la región…”
El nominado Néstor Kirchner, ex presidente de Argentina; hombre de pedigree en el texto y el contexto del articulo y ordinal.

En contradicción
Al texto constitutivo de Unasur suscrito en la ciudad de Brasilia, República Federativa del Brasil, a los veintitrés días del mes de mayo del año dos mil ocho; tratado que hasta ahora en 23 meses y 19 días, ha sido ratificado sólo por cuatro de los doce países citados en la introducción del documento; a saber: Bolivia, Ecuador, Guyana y Venezuela.

Artículo 3 ordinal q: “… la coordinación entre los organismos especializados de los Estados Miembros, teniendo en cuenta las normas internacionales, para fortalecer la lucha contra el terrorismo, la corrupción, el problema mundial de las drogas, la trata de personas, el tráfico de armas pequeñas y ligeras, el crimen organizado transnacional…”
Mutatis mutandi
Frente a las sólidas informaciones públicas no desmentidas, algunas en proceso de indagación criminal, donde se señala con precisión evidencias sobre la actividad, la coordinación, el apoyo y el provecho monetario del citado ex presidente Néstor Kirchner en múltiples actividades ilícitas.

Frente a ello, para el ciudadano común de cualquiera de los doce países de Unasur; ese simple lector de la prensa diaria de su país o la internacional, pocas o ninguna duda le queda de lo que se trata el asunto: Ali y “El Bobo”, quienes ponen la fuente del dinero fácil.

“… era ‘vox pópuli’ el cobro de sobornos o comisiones ilegales a empresarios por parte del Gobierno argentino para exportar a Venezuela… el ex funcionario de la cartera de Planificación de Argentina Claudio Uberti dirigía en Caracas una oficina donde se cobraba el ‘peaje’ durante el Gobierno de Néstor Kirchner (2003-2007)…
… El ex embajador argentino en Caracas Eduardo Sadous denunció la semana pasada ante la Justicia argentina que Julio de Vido, que fue ministro de Planificación con Kirchner y mantiene el mismo cargo en el gabinete de la presidenta Cristina Fernández, cobraba una suerte de ‘peaje’…”
“… Ése era el miedo que le tenían en Venezuela a los argentinos. Hasta Kirchner llamaba si algo pasaba, por supuesto que bajo ese manto Uberti se sentía como el padrino. Se creía el papel… una comisión del 15% a una firma con filial en Miami por la exportación de maquinaria agrícola a Venezuela… los empresario argentinos que exportaron maquinaria agrícola a Venezuela pagaron a los intermediarios comisiones por, al menos, 43 millones de dólares …”
“… en Estados Unidos un fiscal de Miami difundió grabaciones de conversaciones de Antonini Wilson según las cuales los 800.000 dólares estaban destinados a la campaña electoral de la actual presidenta de Argentina, Cristina Fernández…”(http://www.eluniversal.com/2010/05/02/pol_ava_antonini-dice-era-vo_02A3841855.shtml)
Una fiesta de millones en Venezuela
“… ¿… ‘pagos extraños’ de casi US$7.000 millones que hizo el FONDEN [Fondo de Desarrollo Nacional] el año pasado?… el 56% del total de los ingresos de US$12.446 millones que recibió el Fondo en el 2009… los ingresos del FONDEN desde su creación en el 2005 -sin contar los aportes de este año- alcanzaron los US$58.095 millones… el FONDEN cerró el 2008 con una inversión en portafolio de US$6.000 millones que generaron ingresos por US$632 millones, mientras que el 2009 terminó con una compra de títulos valores de US$8.810 millones, cuya inversión generó unos ingresos de US$664 millones el pasado año… Suman estos ingresos de intereses de papeles comerciales de US$ 1.296 millones, que se deben agregar a los ingresos totales del FONDEN, lo cual elevaría estos a US$59.391 millones…” (Reporte Diario de la Economía 040510)
“… PDVSA recurrió al financiamiento externo y contrajo más de US$13.000 millones en deuda nueva en un solo año, elevando su relación deuda – patrimonio de 9 a casi 30 por ciento… Ha regalado más de US$30.000 millones a otros países y a organizaciones variopintas, mientras la deuda externa llegaba a los US$ 40.000 millones y la interna superaba los US$30.000 millones…” (http://www.noticiascentro.com/noticias/detalle/3681)
“… Pdvsa perdió $ 554 millones en convenio con los Kirchner… El convenio Kirchner-Chávez, suscrito en 2004, no sólo es denunciado en Buenos Aires por presunto cobro de comisiones a empresas argentinas que exportaron maquinaria hacia Venezuela, sino que también el esquema financiero que se implantó ha ocasionado que Petróleos de Venezuela no perciba beneficios por sus exportaciones de fuel oil y gas oil hacia ese país…” (Andrés Rojas Jiménez, El Nacional 040510)
Punto de vista
Quizás, insistimos, podamos ensayar, asumir y especular dentro de la misma óptica prevista por la estructura de recepción danesa en Copenhagen, para intentar el abordaje, observar y comentar este hacer “político” en la Venezuela de los últimos años.

Ello, frente a una manifiesta incapacidad en los integrantes de eso que denominan el estamento político venezolano, donde destacan aún y se mantienen incólumes las viejas mañas, los viejos partidos; los ya caducos –en edad, en ideas, en métodos, en capacidades y en habilidades– dirigentes; rodeados éstos de sus seleccionados protegidos, a algunos en particular los designan como el delfín.

¿Por qué?
Nacidos y formados en el ya cincuentenario Sistema de Conciliación de Élites (Juan Carlos Rey dixit), donde en definitiva, en ausencia de la polémica en el ayer y en el hoy, no pudieron ni pueden aprender, absorber, formarse y entrenarse en otra forma de hacer “política” distinta a la de los confabulados heredípetas.

Y queda claro en la historia de la organización social humana de Atenas a esta parte, que cuando en política se bloquea, se persigue, se impide, se anula o se monopoliza la polémica en el excluyentes ámbito de la partidocracia, de la gerontocrácia o de la revolución, sólo le queda en exclusiva a la dirigencia política imponer la policía y otros medios de violencia criminal, como único consistente mecanismo para su relación, contacto y control con el resto de la sociedad –y en especial con los excluidos–, y en su empeño por mantener su impertinente presencia en un poder para la rapiña, y su depredadora periferia.

A semejanzas quizás de aquello que precedió al mayo del 68 francés y que Michel Crozier denominó en uno de sus trabajos la sociedad bloqueda.

Digresión
Frente a tantos sesudos análisis y comentarios de los estudiosos y especialistas en política, que hasta ahora como queda en los hechos comprobado, poco han logrado para perforar, entender y explicar la estructura y los efectos del asentado mecanismo para el ejercicio del poder en Venezuela dentro de esa dinámica que en múltiples notas hemos comentado como la propia a los delincuentes en política o a la política de los delincuentes.

Una conducta que se apropia de lo público transfiriéndolo como botín al ámbito de los privado y que por vía de consecuencia, frente al ciudadano común, descalificó en el pasado y descalifica hoy a la indispensable actividad de los que rigen o aspiran a regir los asuntos públicos sin estar sujetos a un rígido, válido y validado marco normativo: Es el ámbito del delito.

Tantear así las propiedades de una aproximación que se pretenda más cercana a esta evidenciada dinámica del delito y los delincuentes, y sus realidades de ayer, de hoy y, seguramente, de seguir por el mismo camino, también del mañana en Venezuela.

“Crimen Organizado”
En nuestra nota anterior analizamos la errada aplicación de ese concepto periodístico como una forma de referencia de lo que no es más que la dinámica de la industrialización de la ilegalidad en la precisa “política” de esta, hoy, más que revolución, precipitada involución instalada en Venezuela desde 1999.

Como quedó suficientemente argumentado y sustentado en ese análisis, en y de ese articulado industrialismo del crimen –sino concitado si tolerado¬–, con el tiempo y en apenas diez años, se han avanzado grandes pasos con y en la revolución bolivariana de Hugo Rafael Chávez Frías.

Justo hacia un siguiente estadio en la programada evolución de la franquicia criminal latinoamericana del reconocido fraquiciante estrella: Fidel Castro Ruz.

Franquicia asumida, promulgada y apuntalada en nuestro caso, desde la cúpula del gobierno, e impuesta por toda la estructura funcional del Estado en Venezuela.

Fue Carlos Andrés Pérez quien, en su primer gobierno y en busca de apoyo internacional, abrió de nuevo las puertas cerradas por Rómulo Betancourt a Fidel Castro Ruz; y allí se relanzan las posibilidades de éste, para meter la mano y saquear el ansiado tesoro venezolano.

Aquella de CAP fue una fiesta que en breve derivó en el festín de la corrupción, hasta que luego, con los años, apareciera Ali Rodríguez Araque y le entregara a Fidel Castro Ruz en bandeja de plata al bisoño teniente coronel Hugo Chávez Frías.

Y parodiando el cuento aquel de Las Mil y Una Noche, Ali, “El Bobo”, los cuarenta ladrones, y de festín, el asunto derivó en la bacanal de los millones.

Allí estamos y allí seguimos.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba