Opinión Nacional

De la fiesta de maisanta a la fiesta boliburguesa

Una de las lecciones que le queda al pueblo venezolano- si es que quiere al menos modernizarse- es clausurar el populismo, la sotana y la mano invisible del mercado. Entre el caudillo, el cura y un empresario voraz, que se esconde detrás de una siempre negada competencia con calidad, se presencia una sociedad donde no se diferencia entre estado, gobierno y partido político. Los políticos devinieron en empresarios, los empresarios en políticos y en las ultimas de cambio periodistas y sacerdotes en demagogos en búsqueda del poder. Aquello de la separación de los poderes públicos luce metafísico, el control fiscal no existe y la anomia social es la norma de conducta del transeúnte, que no del ciudadano.

Un hombre que despertó esperanza en el pueblo venezolano, premisa de coartada; pues, no son los pueblos que esperan los que progresan, sino los trabajadores y creativos; a su favor el militar con su consigna del Por ahora arrasó la institucionalidad impuesta por el punto fijismo, la cual ha querido pulverizar hasta en los textos de historia oficial. Todo un escenario montado por la burguesía con su ideología del Estado Omnipotente versus la Generación de Relevo, del Marcel Granier, la antipolìtica pregonada por un Osvaldo Álvarez Paz, los peñonazos del tristemente célebre Alfredo Peña, tarifario de los Otero Silva y Cisneros y, por su supuesto, los mismos partidos políticos, que con su paradigma de arribismo, clientelismo y corrupción; le abrieron Miraflores al llanero.

Aún pasando por reiterativo se debe señalar el engaño constitucional impuesto en el año 99; todavía los juristas y diputados opositores, claman por la decisión del máximo tribunal ante los encartados diferentes de la carta magna, las denuncias del peculado de uso, la desviación de fondos públicos, los bonos financieros, el uso arbitrario de los recursos económicos del Fiem y Fondem, en si, la confusión que reina en las finanzas públicas en aras de un misionismo de mal gusto; el imperialismo bobo de Miraflores, que consiste en alianzas a perdida para la república y haber abierto las fronteras para la inmigración incontrolada de los vecinos colombianos, poniendo en peligro de extinción la venezolanidad. En la cúspide sólo se vislumbra al dios de todas las religiones, que en nuestro caso es la Boliburguesia, descansando cual Rey Midas con el tesoro público nacional.

El traje fue hecho a la medida de quienes llegaron al poder, al punto que en la discusión para la aprobación de la vigente constitución nacional, el control fiscal militar fue coto cerrado, es decir, los milicos tienen puertas clausuradas a la auditoria e investigación administrativa por parte del máximo organismo contralor nacional. Ante un transeúnte acostumbrado a la violación de la ley, ya es costumbre y la costumbre se hace ley, que el mandatario nacional, ministros o cualquier funcionarillo y hasta militante de su partido, el Psuv, se encadene por radio y televisión; sin que el contralor Russian aplique lo estatuido con respecto al Peculado de uso, lo más evidente de un gobierno que se cree estado. Y aquí se entra en un tema para el debate: Sociedades donde un sólo hombre impone su voz, son pueblos; sociedades donde el mínimo desliz del mandatario en su vida privada, son urbanos de revisticas, caso de los norteamericanos. Una sociedad verdaderamente moderna se debe caracterizar por la diferenciación en la práctica del gobierno y el estado, donde más allá de las luchas de clases, los cargos públicos sean de carrera mediante concurso; a no ser que se quiera permanecer, como es nuestro caso, en un saqueo público histórico continuado, que se expresa en la violencia de calle e institucional por doquier.

Un paseo por el libro del abogado José Salvuchi Salgado Las empresas del Estado en la Ley de Salvaguarda del patrimonio público; sabemos que ahora es la Ley Anticorrupción, serviría como recomendación al contralor para que refresque definiciones como el señalado peculado de uso, peculado doloso propio e impropio, concusión, concertación ilícita de funcionarios con contratistas, corrupción propia e impropia, lucro de funciones, abuso de funciones, suposición de valimento, cerficaciones médicas falsas, enriquecimientos ilícitos, malversación de fondos, exceso en disposiciones presupuestarias e inobservancia de previsiones legales sobre crédito público, utilización con fines de lucro de informaciones o datos con carácter reservado, obtención de ventajas por manipulación de precios, ventajas indebidas derivadas de valuaciones falsas o de falsas declaraciones sobre la cantidad y calidad de suministros, pago de utilidades sin justificación, maliciosa falsedad u ocultación de los datos de las declaraciones juradas de patrimonio, ordenación de pagos por obras o servicios no realizados o defectuosamente ejecutados y certificación de terminación de obras o prestación de servicios inexistentes de calidades o cantidades inferiores a las contratadas, sin dejar constancia de estos hechos.

La verdad Russian que usted ha tenido mucho trabajo público sin ejecutar, a no ser la persecución de opositores por nimiedades como inexistencia de un reglamento de caja chica, observaciones de forma, no de fondo en la gestión pública; mientras el erario público ha sido enlodado, traigo desde mi memoria casos como aquel hijo de filósofo y creo que él también filósofo, que al comienzo del proceso quebró una arrendadora financiera, el despelote del Plan Bolívar 2000, con Carneiro a la cabeza, el Banco Industrial de Venezuela, caja chica sin fondo, el ex alcalde comprando su mansión en el satanizado imperio norteamericano, hermano de ex ministro convertido en banquero con fondos públicos, entorno y familia presidencial que no pueden dar fe de su vida de boato; alimentos podridos a granel donde al parecer sólo habrá un preso, especie de un segundo chinito de Recado; contratos y dólares para otras naciones, en desmedro de la calidad de vida del nacional, entre tantìsimos casos que son de su competencia.

Sin control interno público del aparato administrativo del estado, se impuso la Fiesta Boliburguesa. El colmo ha sido que diputados con expresa sanción administrativa por parte de la contraloría, resulta que ejercieron su cargo en violación a la ley, caso de una odontóloga oficialista del Zulia. A todas estas la salida presidencial es un llamado a guerra, parecido a como lo hizo Galtieri en la Argentina; sólo que para algo debe servir la viveza criolla del nativo, para escurrirse el bulto y hacerle entender al mandamás que este pueblo será todo menos pendejo, como diría el extinto Don Arturo Uslar Pietri.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba