Opinión Nacional

De la totuma a la tusa revolucionaria

El líder intergaláctico, allá arriba, allá en la cima, allá donde se ubican únicamente los sobrehumanos, allá dónde ni el oxígeno llega; en uso de sus máximas facultades intelectuales, jurídicas y divinas; en uso de sus excedentes de inteligencia que también son muchos y, claro está, en favor de esos pocos pobres que van quedando después de 11 años de revolución, decreta la siguientes medidas extraordinarias que, como ya saben, serán ordinarias de aquí en adelante:

Primero: Se decreta el adelgazamiento a juro de todos los gordos, en especial de los barrigones en grado de grosería, que habitan en esta tierra hija de Fidel, haciendo expresa excepción de la milicia revolucionaria, la reserva, la Guardia Nacional, la Fuerza Armada en general, todos los próceres del Ejecutivo, los gobernadores, los alcaldes, los militantes del Psuv y los empresarios y amigos del proceso.

Segundo: Se decreta el uso obligatorio de la totuma rebelde para el baño de tres minutos interdiario revolucionario, con vigencia inmediata en todo el territorio socialista de Venezuela. Se hace expresa excepción de los baños de los próceres mencionados en el artículo primero y de las piscinas de los Círculos Militares de toda la nación, lugar destinado para lavar las barrigas y rollos de quienes tendrán la misión, algún día muy cercano, de enfrentar al imperio a punta de tacos de chicharrón y chorros de cerveza a presión.

Tercero: Se crea el día de no abrir los ojos para ahorrar energía. Esta jornada se regirá por el terminal de las cédulas de identidad, incluyendo a las chimbas entregadas sólo para votar. El racionamiento de luz será individual y cerebro adentro. Al súbdito que se le ocurra abrir los ojos en día prohibido se le reducirá a un máximo de un minuto a la semana el uso de la totuma y demás accesorios de aseo.

Cuarto: Se establecen como accesorios de baño de uso oficial de la revolución la totuma, la tusa, el jabón de cochino marca Fidel, el dedo mágico para cepillarse los dientes, limón con sal como desodorante, ácido muriático para los juanetes y sabañones. Quien ande por ahí bañadito y oloroso a jabón fino, sea chiquito o normal, será considerado traidor a la patria. El que sea pillado en un jacuzzi, y no sea de la lista de excepción del artículo primero, será condenado a vivir cinco años en Cuba para que aprenda a respetar y a ser solidario con los preceptos del líder, micomandantepresidente.

Quinto: Todas las fallas de agua, luz, gasolina, petróleo, carne, leche, café o lo que sea, será culpa del imperio, el capitalismo, la CIA, el Pentágono, Bush u Obama (es lo mismo), los adecos, los copeyanos, la oposición, el gobierno anterior, la canalla, los medios, los magnicidas, los
guarimberos, Antonio Ledezma, Álvaro Uribe y hasta la Corona Española.

En Caracas, a los primeros 11 años de revolución pacífica pero armada.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba