Opinión Nacional

De líderes, lógica y cisnes negros

Porque allí en lo desconocido se encuentra la única dimensión donde nuestra dirigencia organizada hoy en torno a la MUD cifra sus esperanzas en pro de la restauración constitucional, derrotada como ha sido en todas y cada una de sus anteriores tratativas, que ricas en pragmatismo pero huérfanas en valentía y autoridad moral han sido hechas trizas por el régimen de Hugo Chávez.

Es así como a partir de ahora, con fundamento en la más legítima de las candidaturas posibles, la mayoría demócrata venezolana una vez más hará frente electoral al teniente coronel en gobierno.

Son los predios del «cisne negro». Porque contra toda lógica, cálculo o previsión, la candidatura demócrata recién electa podría vencer en las urnas y más aún gobernar. De qué manera, se preguntarán algunos, esa es la política responderemos otros. Cuando el mejor candidato, con la mejor campaña ante el más débil adversario gane todas las contiendas, se acaba la humanidad.

Veamos. El teniente coronel Hugo Chávez con su socialismo populista, amo absoluto del presupuesto público nacional, «voto a voto» continúa siendo formidable contendor electoral ante una candidatura demócrata hoy más pendiente de agradar al tradicional electorado socialista, mal acostumbrado siempre a vivir por cuenta del Estado, en lugar de concentrar esfuerzos por ofertar una propuesta política superior, fundamentada en los valores éticos de un régimen democrático de libertades, único capaz de garantizar la prosperidad y el bien común en la República de Venezuela.

Luego el árbitro comicial, representado por un CNE sin la credibilidad que exige la Constitución, y que por el contrario luce como el ministerio del poder popular para asuntos electorales, sin ánimo de ocultarlo.

De colofón, nuestra dirigencia actual soporta los mismos vicios políticos de cobardía, falta de honradez y egoísmo, que entre otros han posibilitado el ascenso y permanencia en el poder de esa sinrazón llamada socialismo pasados ya 13 años, lo que certifica a las claras que no son estas las mejores manos, «pero son las que tenemos». Las que tenemos, y a decir verdad no del todo ineficientes, pues gracias a ellas tuvieron lugar las primarias, sin duda el mejor producto político de esa formidable estructura llamada Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

Decimos entonces: ¿dónde está escrito que el viento seguirá soplando a favor del socialismo? ¿Cuándo la lógica estuvo a favor de la gesta de Simón Bolívar? ¿Cuántos apostaron por Gandhi hacia 1942? ¿Por qué en París luego de Hitler se sigue hablando francés y no la lengua germana? Es el espíritu humano, obra del Señor, que en su diario trajinar hace posible lo que de inicio nos parece imposible, siempre que mantengamos empeño hacia el logro de las más trascendentes metas.

«Felices los que van por un camino intachable, los que siguen la ley del Señor…». SALMO 119:1.

Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba