Opinión Nacional

De toallas sanitarias, delirio y libertad

La aparición de la toalla sanitaria a finales del siglo XIX y comienzos del XX, marcó el principio de la liberación de la mujer. Desde los comienzos de la humanidad hasta esa fecha, se utilizaban gasas y telas lavables que la inhabilitaban por el tiempo en que el flujo mensual se presentaba. Durante estos días, la mujer era relegada y excluida de toda actividad. Al aparecer este innovador y útil recurso, ella amplió las posibilidades para acceder a la calle, así su actividad externa se multiplicó hasta lograr ubicar su participación social y laboral en los peldaños más altos de responsabilidad social que jamás la humanidad hubiese imaginado. De ello no está exenta la mujer venezolana.

Cuando Chávez afirma que la toalla sanitaria es un lujo, lejos de reír y burlarnos por tan disparatada ocurrencia, pensemos mejor que su comentario refleja el uso consciente de un pensamiento esquizofrénico al propio estilo Hitleriano, que pretende anular por una de las fibras más resistentes, el tejido de lucha social que ha representado la aguerrida y valiente mujer venezolana. Quizás su mente embriagada de “ego” pretende suprimir el pensamiento y la acción libre de la mujer venezolana cuando intenta limitar la dotación del preciado elemento de higiene femenina.

Ayer, 27 de mayo del 2007 a las 11.00pm, mis hijas estaban “caceroleando” en la puerta de la casa, con el alma cargada de impotencia, gritando “libertad”, a una hora de tumbarse la señal de RCTV y yo, como una mujer venezolana con la toalla sanitaria bien puesta y ajustada, le repetí incansablemente al tirano y a todo aquel que intente burlar la dignidad del venezolano, las mismas palabras que salieron de mi inspiración durante el paro nacional del 2002:

Si te has creído Bolívar, Hugo Chávez, espera en tu delirio de locura la visita del espíritu que otrora intimidara en sutil y hermosa elevación con nuestro prócer cuando deliraba en E ElChimborazo.

¡Ay de tí por lo que te exprese la identidad etérea!, te aseguro que la elevación que experimentó Bolívar está lejos de la vivencia que te espera en esa hora……Aquel ser de luz le exigió amorosamente a Bolívar:…»Di la Verdad a los Hombres»…..

¡Prepárate!, burlador de la verdad, ¡prepárate burlador de nuestra historia, prepárate para el encuentro que no será celestial como el del prócer sino de ULTRATUMBA, para encararte en tu maldad y tu mentira con el pueblo venezolano!………¡Prepárate para que las fauces del monstruo de ultratumba de deglute por completo en su remolino asfixiante y pesado de maldad, mas a este pueblo noble no lo arrastrarás contigo!
No está lejos el momento de ese encuentro, ello te atormenta y acosa a diario……..

¡Ay del infierno que vivirán aquellos que como tú estrangulan la libertad de un pueblo!. Te veo pagando toda tu iniquidad, torturado por las almas de aquellos que perdieron la vida por tus inconciencias. ¡Será imposible escapar a ese juicio implacable! y ya revuelto en las fauces del monstruo, gritarás por concordia, gemirás por auxilio y perdón, pero será tarde..,tus entrañas serán desgarradas en tu propia conciencia dentro del vientre del monstruo de maldad y tu grito desgarrador de desesperación se ahogará en tí mismo, nubilado por la densidad de maldad que te envuelve y degüelle.

Me lamento por tí, me apiado con tristeza de la suciedad de tu alma, tus gritos serán ahogados por las voces de libertad que pueblan mi tierra, tus llamados desesperados desde ese infierno, serán enterrados en lo profundo de la tierra que araremos y reconstruiremos en libertad unidad y solidaridad todos los venezolanos.

…”Es un escándalo y una vergüenza para nuestro País, que haya todavía quienes vean con indolencia los sacrificios que hacen sus hermanos por la Patria, y que ellos se queden en la inacción de simples espectadores”….Simón Bolívar….

”Si un hombre fuese necesario para sostener el Estado, este Estado no debería existir y al fin, no existiría”…Simón Bolívar”…..

Hoy le digo a todos aquellos hombres de armas que un día juraron defender a mi Patria, que recibirán también ustedes el llamado justiciero del Infinito, y será frente a esa legión de Justicia Divina e implacable, ante la que tendrán que defender los argumentos que los hicieron negarle protección a mi pueblo.

¡Ay de ustedes!, los militares inconscientes ¡Ay de aquellos que callaron viendo morir a mi pueblo! La batalla moral que hoy no han sabido emprender con coraje y valentía, la veo determinante con mis ojos puestos en el firmamento.

Es allí donde serán vencidos por las legiones de Luz impregnadas de Libertad y servicio al prójimo. Entonces, igual que el tirano, pedirán aterrados por una tregua, porque sus cuerpos envenenados de corrupción y complacencia, no podrán soportar los aguijones de la Verdad Suprema que penetrará sus uniformes manchados de complicidad y muerte. Sentirán dolor, dolor máximo e inaguantable, dolor que quebrantará sus huesos, el dolor que ha tenido que soportar todo mi pueblo por el ataque de un tirano. Y gritarán ¡YA BASTA!, como hoy lo grita mi pueblo, pero será tarde, porque el grito de Libertad que repetirá incansablemente mi Patria, ahogará sus súplicas desde el infierno que sus almas, contaminadas de maldad, crearon para ustedes mismos. Y ese será su terrible destino……

”El Dios de los ejércitos concede siempre el triunfo a los que combaten por la justicia y jamás protege un largo tiempo a los opresores de la Libertad”……Simón Bolívar

Reescribo en este momento en que mi hijo, como estudiante de comunicación de la UCV, se encuentra protestando por la libertad de expresión a las puertas de esa casa de estudio, las últimas palabras del homenaje que en el 2002 hice a la Bandera Nacional cuando tenía todavía siete estrellas:

…Si todo me fuere quitado, ruego a Dios que pueda yo conservar mi Bandera más grande para cobijar a mis hijos y a mi LIBERTAD.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba