Opinión Nacional

De un mito menor

Suele ocurrir, el régimen ha impuesto algunas pautas de aprendizaje acogidas pacíficamente por una oposición a la que le ha faltado la discusión crítica. La supuesta infalibilidad presidencial es celebrada por los cercanos seguidores, aunque a veces con cautela, y aceptada por sus adversarios.

Importando poco la solemnidad de las ocasiones, el discurso presidencial también está preñado de ambigüedades y retrocesos, habilidosos e involuntarios. La propia Asamblea Nacional ha recibido los mensajes anuales como una miscelánea de los problemas y propósitos, a pesar de la larga duración, rozándolos superficialmente para colocar el preciso dardo de la impaciencia y de la ansiedad.

El Presidente Chávez no acostumbra a cumplir con todo lo que anuncia y, frecuentemente, advertimos que hay anuncios únicamente avalados por la repentina ocurrencia, destinados luego los técnicos a ensamblarlos como una propuesta un poco más sobria y coherente, colocada encima del escritorio. Ejemplos recientes, como el caso de la Cantv o el “PUSV”, corregido inmediatamente el dislate de las siglas, se unen a otros, como lo expresado el 15 de diciembre de 2001: “La Constitución cumplirá dos siglos, con las modificaciones que tendrán que hacerle las futuras generaciones. En este momento, no, porque este texto es casi perfecto. Para el año 2021, pueden hacerse. Ahora, no. Nosotros ratificamos nuestro juramento de hacer cumplir la Constitución”.

La regla consiste en anunciar lo que hará, pero no cumplir lo que se anuncia y, condicionado por las rutinerarias realidades del poder, el eufemismo siempre sale en su auxilio. Las direcciones políticas de los partidos (y demás organizaciones sociales), escasamente reparan en tal circunstancia, habituadas – a lo sumo- a tratar los titulares de la prensa o a comentar las encuestas esbozadas por algún miembro aventajado, ignorando olímpicamente los aportes de la academia respecto al análisis del discurso, como los estudios de Alfredo Ascanio, Adriana Bolívar, Carlos Kohn, Frances de Erlich o Ana Irene Méndez.

Frente a esta suerte de mito menor, prosperan las posturas reactivas. E, incluso, ganan en profundidad las pautas de un sistema político de itinerarios democráticos y autoritarios a la vez, trazados por la carta constitucional.

Enunciados

Fin del régimen concesionario: con el partido único concluye la etapa de concesiones políticas de las que gozaron los partidos y corrientes que brindaron un simple y mecánico apoyo al Presidente Chávez. Fenómeno inédito en nuestro historial republicano, rica veta para los sociólogos y politólogos interesados en descubrir algo más que el agua tibia, Podemos admite el préstamo de 750 mil votos presidenciales, como Primero Justicia lo hizo con su millón de sufragios, resignados a no cultivarlos o administrarlos en claro reconocimiento a las debilidades estructurales generadas por la plebiscitación…
Denuncia: Alejandro Arzola ha subrayado que la fuga del ex – gobernado Lapi constituye una respuesta a la espera por más de un año de la audiencia preliminar, negándole derechos fundamentales como el debido proceso. La denuncia prevalece ante el propio escape, dirigiendo las miradas al proceso mismo de los que son víctimas Forero, Vivas, Simonovis, entre otros. Recordamos al visitar la cárcel de San Felipe a principios de 2006, los señalamientos de Lapi y Arzola sobre las presiones, persecuciones y atropellos padecidos y por padecer, cumpliéndole una profecía…
Mínima racionalidad: vimos una entrevista excepcional en Chávez TV, realizada a Luis Fariñas, filósofo y tesista que versa sobre los aportes teóricos de José Carlos Mariátegui a la revolución. Mínima racionalidad e indispensable complejidad que –indudablemente- choca contra la irracionalidad y simplismo del proyecto denominado chavista…
Costosos viajeros: Un vocero de la oposición, Humberto Blanco, refiere a los costosos viajes presidenciales de 2006, alcanzando una cifra de 35,3 billones de bolívares (SIC), superando con creces a los jefes de Estado de la región. La Semana Santa también ofrece la oportunidad para que una delegación haga a Cuba un “vuelo de solidaridad”, encabezado por el segundo vicepresidente de la Asamblea Nacional y el gobernador del estado Falcón…
Ahogo de la protesta: los ejecutivos y trabajadores de RCTV deben contentarse con celebrar la protesta en las instalaciones de la empresa, impedidos de tomar la calle de acuerdo a los derechos constitucionales que les asisten. Y es que en ella no tienen garantía alguna para salvaguardar su integridad física y moral, ya que –prontamente- lo asedia el oficialismo –volante o portátil- para escenificar sendos actos de amedrentamiento y agresión, asediándolos. El caso ilustra el carácter represivo del régimen, cuidando de su eficaz delegación…
¿Caracas también?: refería Mario Vargas Llosa que “Lima parecía disfrazada de gran ciudad; la oscuridad borraba sus harapos, su mugre y hasta su mal olor” (“Los cuadernos de don Rigoberto”, Punto de Lectura, 2000: 380)…
Hemerográficas: Carl Yastrzemski gana la triple corona en las Grandes Ligas (El Nacional/Caracas, 02/10/67); Almazán retaba con aquello de “dime que lees y te diré quién eres” (El Nacional/Caracas, 04/06/71); Aquiles Esté escribe sobre “la dialéctica del embarque criollo” (Letras/Caracas, julio-agosto de 1984); aseguraba Eduardo Gallego Mancera que “el extremismo verbal tiene su historia y un futuro conocido”, por lo que “cada deserción nos alerta” y “a cada gritón le llega su silencio” (Tribuna Popular/ Caracas, 29/01 al 04/02/88); advierte Agustín Blanco Muñoz que “en este ex – país en muchos momentos han montado baratillos revolucionarios” (Ultimas Noticias/Caracas, 17/08/98); e Hilldegard de Sansó versaba sobre los nombres de dominio, por entonces una novedad del “World Wide Web” (El Universal/Caracas, 08/09/98)…
Lenguaje digital: asistimos a una transformación del castellano por irrupción y fuerza de los medios telemáticos. Por ejemplo, “accesar” adquiere un visado negado a “acceder” e “indexar” se ocupa del ordenamiento de la data. Al respecto, Tulio Arenas defendió la palabra “indización” (El Nacional/Caracas, 03/01/84)…
Defensores del lector: todavía los hay en la diaria prensa como Alexis Márquez Rodríguez, quien acertadamente equiparó y convalidó expresiones como “impreso” e “impreso” para disgusto de los más refinados comentaristas de ocasión. Márquez cuida bien del oficio que ha tenido como representantes muy dignos a Pedro Pablo Bartola, Tulio Chiossone o Ángel Rosenblat, quien –por cierto- confirmó el uso de “espurio” frente a “espúreo”, apuntando a la costumbre de diptongar las vocales en contacto como “espontáneo”, “pelear” o “rial” (El Nacional/Caracas, 02/03/60). Puede decirse que son los precursores de la actual defensoría del lector de diarios…

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba