Opinión Nacional

Decadencia

No son pocas las veces que un movimiento  político vive un proceso dramático de nacer interpretando las esperanzas de un pueblo, encumbrarse en el  poder y después morir en los despeñaderos de la decadencia y rechazo de la gente.

Lo que antes significaba un partido como el Psuv de honda proyección social y del más extenso apoyo popular hoy constituye la síntesis  del mayor fracaso y fraude de la acción de gobierno en la historia de la Venezuela contemporánea 

Con sus prédicas “revolucionarias” el partido rojo logró captar las simpatías de un pueblo que clamaba por un autèntico gobierno democrático de justicia y equidad.

La grandes luchas de los venezolanos una vez conquistado el poder por los rojos,  rojitos se desvanecieron y las esperanzas de un pueblo  se convirtieron en una enorme frustración y desencanto que la historia del país ha registrado.

Nunca las banderas de un pueblo sufrido y maltratado habían sido tan pisoteadas en la última década.

Las grandes masas quedaron frustradas,  fueron engañadas descaradamente por los que se dicen revolucionarios.  Es dramático el estado de precariedad en que vive la  gente.

El empobrecimiento de las grandes capas de la población agobiada por la inflación inclemente, el desabastecimiento de productos básicos, la inseguridad que llena de terror a todos, la inflación que evapora los escasos salarios,  la corrupción de las mafias enquistadas en el poder y el caos de la gente en la calle reclamando por una vida mas digna se apodera de las conciencias de la gente sencilla venezolana de cualquier tendencia.

Mientras, desaparecen 6 mil industrias que dan fuentes de empleo y brindan seguridad social por la errada política económica del “socialismo bolivariano, marxista-Leninista del siglo XXI “.

Intentó el régimen atemorizar a la gente con persecuciones, cárceles, intentado acallar las voces de protesta,  esto  aumentó el rechazo de los que menos tienen que se sienten burlados en sus aspiraciones de un país más digno y que hoy pretenden engañar con nuevas promesas.

La eterna esperanza de una vida mejor de trabajo, de justicia y de dignidad que ofrecía el partido de Gobierno quedaron en cuentos sin importar las dificultades  que  en la vida diaria sobrellevan de los venezolanos.

Terminó el amor de la gente y  este sentimiento se convirtió en suspicacia.

Desapareció en el corazón de los venezolanos la atracción hacia los “cantos de sirena” de un régimen que ha despreciado la vida.

El mensaje de igualdad y prosperidad se convirtió en el afán de la riqueza fácil de los “dirigentes”, la prostitución de los diputados de la Asamblea Nacional y de las distintas capas del poder, la incapacidad de los ministros, los robos escandalosos para negociar con la comida de la gente en negocios con empresas extranjeras en busca de una jugosa “coima”  con la mirada complaciente del llamado “comandante-presidente”.

Hoy a escasos días de las elecciones parlamentarias  los candidatos del gobierno cierran sus ojos y se niegan a oír lo que la gente realmente necesita vivienda, trabajo, salarios justos, política de salud, seguridad, agua, electricidad.

El país está cansado de la letanía de Chávez y sus aliados los candidatos del oficialismo de buscar  culpables externos: el capitalismo, el cambio climático, la oligarquía,  los poderes de extrañas latitudes “del mundo bipolar”, sin entender lo que ocurre en Venezuela.

El oficialismo tiene una maquinaria organizada para las elecciones   construida con el apoyo de la burocracia gubernamental.

Además, del descarado ventajismo electoral usando bienes públicos “de todos los venezolanos”   como Venezolana de Televisión, Vive TV, el canal de la Asamblea Nacional, sin embargo, tal estructura no va a incidir en la decisión del electorado  que está consciente de la  profunda crisis del país y sabe quien es el responsable. 

La derrota  y la decadencia del Psuv, de Chávez  y sus aliados será inexorable el 26 de septiembre.  El país expresará el rechazo al régimen y sus candidatos.

El 26 de septiembre será el conteo definitivo y el triunfo de las fuerzas democráticas de la vida sobre las de la muerte y el sufrimiento.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba