Opinión Nacional

Declaración del Canciller José Vicente Rangel sobre el proceso electoral y el pronunciamiento de cuatro ex cancilleres

En mi condición de Ministro de Relaciones exteriores del gobierno constitucional y democrático de Venezuela puntualizo, respecto al pronunciamiento que acaban de hacer cuatro ex cancilleres de la República, lo siguiente:

1.- Es absolutamente falaz el argumento utilizado por ellos respecto al período de transición. Durante este período se ha respetado en forma rigurosa el ordenamiento legal y constitucional de la nación y se ha actuado conforme a la decisión del máximo Tribunal de la República que dictaminó el carácter supraconstitucional tanto de la Asamblea Nacional Constituyente como de la Comisión Legislativa emanada de aquella. No hubo vacío de poder. La legalidad fue respetada de manera absoluta, como no se hizo durante los gobiernos a los que sirvieron los excancilleres que suscriben la aludida declaración. En ningún momento ha habido sumisión de los Poderes Legislativo, Electoral y Judicial al Presidente Chávez quien ha extremado su respeto hacia éstos como nunca sucedió en el pasado.

2.- Se agrede en forma desconsiderada a los miembros de esos poderes del Estado cuando se les acusa de estar subordinados al Jefe del Ejecutivo. Esos poderes están integrados por ciudadanos honorables, profesionalmente intachables, probos, con una dilatada hoja de lucha al servicio de la democracia y las libertades públicas, como es el caso de miembros del Tribunal Supremo, del Poder Ciudadano ( Fiscal, Contralor y Defensor del Pueblo) y de aquellos que componen el Consejo Nacional Electoral. Ofenderlos de la forma que se hace , no es solo un acto de injusticia sino que degrada a sus autores.

3.- El Tribunal Supremo en ejercicio de sus atribuciones rechazó al recurso de inconstitucionalidad interpuesto sobre la fecha de los comicios. Descalificar tal decisión sin utilizar argumentos de corte jurídico, luce como una deplorable manifestación politiquera en la que no deberían incurrir personas que detentaron cargos públicos de importancia y que por un elemental sentido de responsabilidad están obligadas a proceder con sindéresis y ponderación.

4.-Se cuestiona lo corto del proceso electoral cuando en realidad ésta ha sido una de las aspiraciones más sentidas por la colectividad, asqueada de procesos interminables y extremadamente costosos. No hay descontrol en el patrón electoral y lo confirma el hecho de que se elevó en forma impresionante el número de inscritos, se limpiaron los registros de los vicios acumulados, se abarató el costo del proceso ( un ahorro de más de 20 millardos de bolívares).Se ha garantizado como nunca la información al elector, se han postulado miles de candidatos en todo el país, y se está licitando una auditoría plenamente confiable.

5.- La Iglesia Católica no ha denunciado » graves irregularidades» , como asienta con ligereza el referido texto. Miembros de la jerarquía tienen una posición crítica que refleja, a su vez , una posición electoral determinada. Esto ha dado pie a un interesante debate que enriquece el proceso y sirve a los fines de clarificar posiciones. Los voceros de la Iglesia Católica -= al igual que los de otros credos religiosos- han expuesto sus puntos de vista y han sido ripostados con vehemencia, pero con respeto, como corresponde a un debate democrático caracterizado por la libertad. Igual sucede con las actitudes críticas de otros sectores de la sociedad involucrados en el proceso electoral que, como es obvio, se oponen al gobierno. Hacia ellos no ha habido irrespeto ni atropello que afecte a su dignidad. Esto mismo, por cierto, no puede afirmarse de algunos sectores de la oposición que han llegado a la irracionalidad extremando la descalificación personal del Jefe del Estado y lesionando el honor de su familia, hecho que jamás había ocurrido en Venezuela.

6.- No hay ventajismo alguno de por medio. El gasto electoral de la oposición , en términos económicos , es muy superior al del gobierno, sin que haya interés en averiguar su procedencia. Una auditoría podría confirmar esta afirmación, y en cuanto a la presencia en los medios, el observador más desprevenido puede comprobar que la participación de la oposición en éstos excede con creces a la del gobierno

7.- El gobierno nacional es el primer interesado en la transparencia del actual proceso electoral ya que celosamente cuida la imagen internacional de Venezuela. Es por esos que se ha requerido la presencia de observadores de la Fundación Carter –instalados en el país desde hace varias semanas , de la OEA – en un número superior al de los anteriores procesos:70- , de organismos electorales de la región y de la Unión Europea. El gobierno no pretende ocultar nada quiere que tanto la opinión nacional como la internacional estén al corriente de todo lo que ocurra en los actuales momentos en Venezuela. La comunidad internacional cuenta para el gobierno del presidente Chávez en forma prioritaria y de ella nos valemos para encubrir perversiones. En el pasado sucedió tal cosa, cuando se manipuló la opinión internacional y se emplearon recursos innombrables para silenciar violaciones de los derechos humanos o prácticas corruptas que condujeron a que, finalmente , el pueblo venezolano reaccionara desalojando del poder a aquellos que aún – de vez en cuando- reaparecen con su carga de mentiras creyendo que los venezolanos siguen siendo desmemoriados.

8.- Finalmente, respetamos el derecho que tienen los excancilleres Miguel Angel Burelli Rivas, Humberto Calderón Berti, Simón Alberto Consalvi y Fernando Ochoa Antich a disentir, porque somos demócratas convencidos. Mas preocupa que el fragor electoral los coloque en posición poco acorde con un mínimo de respeto por la opinión pública. Pero en fin, es la decisión de ellos, que están claramente definidos en política. Sirvieron a los gobiernos de Caldera y de Pérez, de AD y de Copei, y es comprensible que asuman y defiendan ese legado. Han hecho una apuesta electoral y con el debido respeto decimos que lo hacen bien. Las cartas están echadas . Ellos representan una política que ha sido rechazada por nuestro pueblo y el gobierno del presidente Chávez representa otra. Así de sencillo

José Vicente Rangel

Caracas,17 de mayo de 2000

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba