Opinión Nacional

Declaración Juvenil Ambientalista Mérida 2003

Los jóvenes merideños reunidos en la Casa de Ejercicios “El Oasis”, los días 31 de octubre y 01 de noviembre, y en el Parque Nacional “Sierra Nevada” el 02 de noviembre de 2003; constituidos en Parlamento Juvenil Ambientalista y Ecologista Mérida 2003, en representación de organizaciones ambientalistas juveniles de nuestra geografía, asumiendo la responsabilidad que nos fue dada en los encuentros preparatorios municipales, en nuestras escuelas, liceos y grupos juveniles; con la asesoría y acompañamiento de organizaciones ambientalistas de la región, informados y formados en materia de defensa ambiental; basándonos en el conocimiento adquirido en las aulas de clase y en las investigaciones sobre la situación regional; movilizando la creatividad, los ideales y el valor de los jóvenes, desde nuestro derecho y responsabilidad ciudadana a participar declaramos y denunciamos que en el Estado Mérida:

Aún persiste la quema indiscriminada de desechos sólidos.

Existe la descarga de desechos sólidos y aguas servidas directamente en cursos de agua de importancia como el Chama y el Mocotíes.

Existe un deterioro de las capas del suelo agrícola por el uso de agroquímicos y otras sustancias tóxicas.

Falta de tratamiento adecuado de los desechos sólidos, líquidos y gaseosos de industrias locales.

Ha aumentado la contaminación del aire en los centros urbanos por el monóxido de carbono producido por vehículos automotores.

Hay desarrollos urbanísticos en áreas protegidas o con prohibición de construcciones, particularmente en las orillas de quebradas y ríos.

Hay un aumento de la tala y quema indiscriminada de vegetación en zonas rurales y silvestres del Estado; en especial alrededor de nacientes de agua.

Hay un tráfico y comercialización ilícita de animales silvestres en y desde el Estado Mérida.

Hay un tratamiento inadecuado del agua potable de algunos municipios.

Hay una producción excesiva de desechos sólidos en las comunidades.

La actual utilización de técnicas de cultivo agrícola inadecuadas en laderas, pendientes y zonas de frágil equilibrio ambiental.

La penetración de actividades humanas en el hábitat de especies animales y vegetales silvestres en peligro de extinción, alterando sus formas de vida y subsistencia.

La supervisión insuficiente en las industrias y actividades susceptibles de afectar el ambiente: mataderos industriales, criaderos de animales para consumo humano, tenerías, talleres, areneras, fábricas de productos industriales, etc.

Los sistemas de tratamiento de aguas servidas que existen son insuficientes.

Que la ubicación de los sitios de disposición final de desechos en áreas pobladas, con un tratamiento inadecuado de los mismos afecta la salud de los merideños.

Que los sistemas de tratamientos de aguas servidas, donde los hay, se desbordan por falta de mantenimiento en escuelas y comunidades.

Se siguen usando fertilizantes ilícitos como el gallinazo, en las zonas agrícolas del Estado, sin efectividad en los controles de las autoridades.

Se tiene un trato inadecuado e insuficiente a los animales que retienen en el Zoológico de Mérida.

Y atendiendo a la necesidad que todos los merideños y todas las merideñas dejemos de ser parte del problema y pasemos a ser parte de la solución, proponemos:

Actuar con conciencia ambiental en nuestro centro de estudios, trabajo y núcleo familiar; favoreciendo la actuación de las autoridades que protejan efectivamente el ambiente con proyectos concretos.

Apoyar con recursos y participación la labor de los grupos y organizaciones ambientalistas y ecologistas de la región. En especial de Cátedra de la Paz, Geografía Viva, La Era Ecológica, Centro de Reciclaje Los Curos CERCUS, Colectivo de Montañismo Ecológico Tatuy, Organización de Rescate y Conservación Animal ORCA, Defensa Animal, quienes nos acompañaron estos tres días.

Apoyar los planes y proyectos de conservación y repoblación de animales en peligro de extinción.

Aumentar los controles para evitar el ingreso de fertilizantes ilícitos y agroquímicos prohibidos al Estado Mérida.

Canalización, tratamiento y mantenimiento de las aguas servidas. Creación de plantas de tratamiento de aguas servidas.

Creación y aplicación de políticas ambientales por parte de las autoridades gubernamentales y la comunidad en general.

Crear centros de acopio y de reciclaje en las distintas comunidades y poblaciones del estado para favorecer el manejo integral de los desechos sólidos.

Cuidado y respeto de las áreas bajo régimen especial: Parques Nacionales, Monumentos Naturales y otras de interés ambiental.

Denunciar la actuación de las instituciones públicas y privadas, que obren contra el ambiente.

Difundir y hacer respetar la normativa legal municipal, estadal y nacional que garantizan la protección del ambiente en el país.

Favorecer el uso de productos naturales para la fumigación, abono y demás actividades agrícolas. La utilización de abonos orgánicos como composteros, lombricultura, cáscara de arroz y otros más favorables al cuidado del ambiente y la salud humana.

Favorecer la recolección separada de materiales reciclables y reutilizables antes que la disposición final de todos los desechos revueltos.

Instalar filtros y otros mecanismos que purifiquen los gases y líquidos producto de procesos industriales antes de ser emitidos al ambiente.

Instalar nuevos filtros en los vehículos automotores, incentivar el uso de combustibles alternativos a la gasolina como el gas natural. Que los conductores mejoren el funcionamiento de sus vehículos.

Mejorar los tratamientos que se realizan al agua potable de las comunidades merideñas.

Mejorar y ampliar las instalaciones del parque Zoológico de Mérida, así como evitar las especies cuyo hábitat no es posible imitar aquí.

Promover que el turismo y la recreación en nuestro Estado sea de carácter ambiental y culturalmente responsable.

Que las instituciones públicas se dediquen a realizar campañas, charlas, diálogos de concientización y actividades de educación ambiental; visitando escuelas, liceos, comunidades, institutos tecnológicos y las universidades que tienen sede en nuestro estado.

Realizar campañas de reforestación en las nacientes de los ríos y quebradas.

Realizar rotaciones de cultivos para favorecer la protección y mantenimiento de los suelos agrícolas.

Respetar la distancia mínima para construir a orillas de quebradas y ríos.

Trabajo conjunto entre comunidades y Guardia Nacional, INPARQUES, Ministerio del Ambiente, Universidad de Los Andes, Alcaldías y las instituciones educativas.

Conformar la Red de Educadores Juveniles Ambientalistas del Estado Mérida.

Porque queremos fortalecer la participación juvenil en la defensa del ambiente, nos sumamos al accionar de grupos, brigadas y asociaciones ambientalistas del Estado Mérida; junto a las numerosas experiencias nacionales e internacionales, como el GEO Juvenil y cualquier otro donde la juventud de su aporte en la construcción otro mundo posible.

En Mérida a los dos días de noviembre de 2003.

Delegados al Parlamento Juvenil Ambientalista y Ecologista Mérida 2003:

Albany Sánchez, Amaliher Llovera, Clarimar Rodríguez, Crisaura Garrido, Dani Medina, Daniel Maldonado, Darly Belandria, Dethzee Carrero, Deyli Osuna, Emily Márquez, Ender Duque, Fanny Albarran, Gabriela Rangel, Grecia Cuevas, Jessyka Albarrán, Jesús Durán, José Alfredo Mora, José Araque, José Félix Rodríguez, José Gregorio Angulo, Karen Hernández, Laura Chacón, Liliana Rangel, Luz Karina Mora, María Fernanda Quintero, María Garrido, María Pilar Chacón, Mariana Torres, Meritzell Semprún, Reinaldo Contreras, Ronald Sulbaran, Rudith Gámez, Stalin Rojas, Yerar Márquez.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba