Opinión Nacional

Defender a la ULA

Nadie desconoce que las aguas están caldeadas y los ánimos igual, en un país que tiene ya diez años conduciéndose bajo la lengua del Presidente, todos los meses y años el gobierno inventan vainas, crea figuras y poderes, nos habla de cambios, de acelerar dinámicas, de promover otro tipo de mentalidades y hombres, y mil cuestiones más  que no estuvieron jamás en la campaña del hoy presidente y por supuesto no aparecen en la Constitución Bolivariana de Venezuela de 1999. El país es una laboratorio donde se ensaya de todo lo que se le viene a la cabeza al presidente y el cree justo, viable y además beneficioso para el pueblo. 

La realidad es brutal, dura e inclemente si asumimos que somos más pobres que hace décadas, más dependientes del petróleo (97% de nuestros recursos son producto del  petróleo), pero además, los inventos de la revolución desde los gallineros verticales, o las cooperativas, fondos de producción social, empresas socialistas, fundos zamoranos,  y los propios consejos comunales con excepción de unos pocos, son experimentos que le han costado millardos al Estado venezolano y no han producido ni solventado nada de lo pautado para lo cual se les dio vida.

Venezuela recorre un camino que no tiene nada que ver con el progreso, la innovación tecnológica, la inversión, el trabajo, el valor agregado y demás, la revolución y el proceso son una especie de palabra mágica que da para todo y en nombre de ella se justifica todo. La revolución criolla o bolivariana se está convirtiendo es una suerte de cáncer o de metástasis que todo lo devora y no deja nada en buen estado. En estos días la revolución ha querido mancillar a la Universidad de Los Andes.  Valga recordarse que en Los Andes venezolanos la mayor creación humanística, científica y tecnológica lo constituye la semilla que Fray Juan Ramos de Lora plantó hace siglos, y que dio origen a la primera casa de estudios que el país tiene hoy en día, ese sitial tiene que ver con la oferta de carreras, oportunidades de estudios presencial, semipresencial e interactivo, pregrados, postgrados, doctorados, bibliotecas y laboratorios, planta profesoral y de investigadores en todas las áreas del conocimiento con estudios de maestría y doctorado, y una comunidad integrada por obreros, empleados, profesores y naturalmente en nuestro caso cincuenta mil estudiantes activos que son un activo invalorable del país. Nos referimos a la Universidad de Los Andes (ULA)  que ha sido amedrentada, algunos de sus espacios quemados y saqueados, sus terrenos invadidos (campo de oro destinados al campus biomédico y nueva facultad de odontología), desconociendo el conjunto de proyectos que se tienen de nuevas facultades, laboratorios, mutilando directamente la autonomía, y más aún, la musculatura académica de nuestra casa de estudios.

Venezuela es el único país que el Estado lesiona al propio Estado, o se le olvida a la gente y sectores oficialistas que las Universidades forman parte del Estado venezolano, y están por mandato y vocación al servicio de la sociedad venezolana, pero además, la Ley de Tierras señala que son intocables terrenos que tengan zonificación y fines educativos. De tal manera que no hay manera de justificar los atropellos a los estamos siendo sometidos, y como si fuera poco desde cualquier representante del oficialismo, pasando funcionarios, alcaldes y hasta el gobernador no sólo estimulan las tomas, sino que ofenden y denigran a la Universidad de los Andes y miembros de la comunidad universitaria que de paso esta semana serán interpelados por la Asamblea Nacional. Como universitarios rechazamos tales ataques, excesos e invasiones como rechazamos igualmente todo tipo de violencia venga de donde venga. Venezuela y Mérida en particular no pueden pagarle tan mal a una institución que lo único que ha hecho es crear bienestar para todo aquel que ha pisado sus aulas, laboratorios, bibliotecas y demás espacios y servicios. Es hora de alzar la voz y defender a la ULA.

 

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba