Opinión Nacional

Del mundo dle terror al mundo de la libertad

Todo fundamentalismo asume su discurso, su credo, como verdad absoluta, total, única y trata de imponerlo mediante cualquier medio, sin escrúpulo alguno. El terrorismo para alcanzar el poder o para mantenerse en él es uno de sus recursos mas empleados y de mayor eficacia, que logra la alienación idolátrica en quienes lo ejercen, convirtiéndolos en seres anónimos, psicópatas para quienes bien el suicidio bien el asesinato o ambos son sus modos de existencia placentera, bien como masoquismo bien como sadismo que se solaza con el sufrimiento, el miedo, la muerte, el pánico a sus victimas, para mediante ese modo de ejercer la violencia provocar en el ser social la resignación, la sumisión, la entrega, la pérdida de voluntad y, por impotencia ante el poder, vivir su propia muerte refugiado en la indiferencia, pseudo -discreción vestida de silencio.

Pero, todo fundamentalismo vive su propio terror, tiene su propio miedo, sufre el pánico a la confrontación teórica, a la revisión crítica, a la verdad científica, a la ética. Ello es válido tanto para las formas políticas, como a formas económicas, religiosas, de sectas e incluso a la familia y al individuo. Y temen porque sus bases son endebles, inconsistentes, falacias, sofismas articulados de tal manera que parecen válidas sus inferencias. Temen ser descubiertos. De entre los fundamentalismos más próximos a nuestra era, lo constituyen el terrorismo que incluye el suicidio, la inmolación, como armas para no sólo provocar el asesinato del otro sino como un rito mediante el cual entregan su vida para el logro de los objetivos de sus ídolos, a decir verdad, de sus amos, vale decir la sumisión, la obediencia.

Otras formas del fundamentalismo, no menos bárbaras para mas astutas, han sido el racismo, el fascismo, el totalitarismo de estado del socialismo real, de los regímenes autoritarios, pero también el fundamentalismo del mercado como valor absoluto de la libertad, y el terrorismo de algunas expresiones religiosas, como el terrorismo islámico que se ejerce, a manera de ejemplo, en Irán, una fusión del ejercicio del poder religioso, político, económico, aberraciones como la negación de la mujer, etc. O en sextas como Los Testigos de Jehová, que hacen de Satanás un poder hegemónico que controla el mundano mundo, hasta la llegada del apocalipsis, su apocalipsis, en donde el hijo de Dios armado hasta los dientes enfrentará el poder satánico y ganará la guerra, la única guerra con la cual su dios ganaría al diablo, para la salvación de sus escogidos, sus testigos. Es la historia de la gran derrota de Dios, pues el mal se ha impuesto, la venida de Jesús desde el primer viaje se perdió en la maldad y al pobre no le queda otro remedio que la guerra y una venida oculto a finales del siglo antepasado. Derrota completa a fin de cuentas, porque para poder demostrar la cualidad de dios, éste los necesita de testigos. Y de la guerra total para imponerse como dios.

Fundamentalismo es también el cientificismo, enfermedad que padecen los ideólogos que creen que la ciencia da repuesta a todo, aun peor, que son las únicas respuestas definitivas. Durante tiempo y no de manera justa se acusó al positivismo, al neopositivismo de esta enfermedad, pero, al cientificismo lo derrota la propia ciencia y jamás la “critica” fundamentalista. El hacer científico es contrario al fundamentalismo, no solo porque la crítica es inhernete a su desarrollo, a su dinámica, sino porque la propia vida de la ciencia es la negación de todo fundamentalismo. La verdad científica es un hacerse en desarrollo permanente porque siempre hay un todavía no por alcanzar y cada vez mientras mas se conoce mas queda aun por conocer. La verdad científica es siempre y así será incompleta…pero en proceso de completitud. Cuan bella y rica es la interrogante de León Lederman “si el universo es la respuesta ¿cual es la pregunta? (La Partícula de Dios).

Tal como se puede inferir de lo brevemente descrito, el fundamentalismo es una enfermedad grave, una psicopatía grave y ello lo demuestra la historia de la humanidad desde siempre. Todos los dictadores conocidos y reconocidos han sido psicópatas. Toda idolatría es fundamentalismo. Los líderes de sectas y miembros de ellas son fundamentalistas. Todo fundamentalista necesita de su ídolo, como su refugio y todo fundamentalismo, como dijimos arriba, tiene pánico a la verdad científica, a la ética porque, sencillamente, los descubre… y todo fundamentalista tiene pánico a ser descubierto en lo que es y de allí su pánico a la verdad. Y el ser común, madre, padre, mamá en privado podemos ser fundamentalistas, y lo sabemos porque igualmente tenemos miedo a escuchar la verdad. Cuando nos da pánico y aterroriza escuchar la verdad. Se presume que con nuestro fundamentalismo por ser “privado”, menos universal que el del tirano, nos hacemos y hacemos menos daño, pero… hay un fundamentalismo que afecta mucho a muchos, el amor al poder y, en esos casos, se echa la ética al infierno y como Saturno, en función de intereses espurios, se suele devorar a los hijos o aventarlos al infierno. Casi siempre hay un cómplice con quien se preparó el banquete. El amor al poder es quizá la más grave de las psicopatías, afecta a quien lo tiene, afecta a quien lo anhela. No conoce de medios ni de ética, todo afán para alcanzarlo es válido.

Venezuela es probablemente el espacio más privilegiado para los científicos, psicólogos, sociólogos, médicos, filósofos para estudiar este problema. El régimen que preside con muy dubitable legitimidad Madura, heredado de su padre Chávez, carece quizá de precedentes en la historia de Venezuela y es un raro espécimen en la historia de la humanidad. Se cree que Nerón incendió a Roma y se deleitaba tocando la cítara mientras contemplaba las llamas. Y hoy sabemos que Seneca se reía del imbécil Nerón, su mejor obra. Pues bien, solo a manera de ejemplo, el régimen convoca marchas por la paz para legitimar, profundizar la violencia, la guerra que ellos mismos crearon con privilegiar la mentira como “ideología” del sistema y la fuerza, el crimen incluido, como opera magna para no perder el poder y ahora conforman una ficción, ellos que son responsables de la violencia, de la guerra, convocan a marchas por la paz y la obra maestra de la manipulación, esta ahí, en convocar la paz para legitimar la violencia.

Se que la afirmación anterior parece muy violenta, pudiera parecer fundamentalista. Pero no creo, veamos. Han aprobado 22 planes para evitar la criminalidad pero ha logrado que asesinen a unos 22 mil venezolanos por año. Y han logrado que la vida no valga nada, tal cual el culto a los muertos de la tradición mexicana profundamente estudiada por Octavio Paz, y mientras mas se mueren hay mas indiferencia ante la inseguridad, ante sus efectos, la muerte, como quien dice, a mayor cantidad de muertos mayor paz. Eso es verdad, gritaría un estadígrafo irracional. Si todos nos morimos de viva muerte o por huida entonces habrá paz. Mientras mas corrupción menos se ven corruptos ¿será que corruptos somos todos y por tanto somos todos cómplices o beneficiarios al modo de cada quien? Un cura grita viva Chávez, el comandante eterno, el redentor de Cristo y el libertador de Bolívar y un cardenal condena la violencia como un mal. No tengo duda de que el régimen huele a fascismo, calumnia, difama, veja, encarcela sin juicios. No hay constitución, la violan todos, el soldado y el mariscal de campo gritan como ecos, somos bolivarianos y sobre todo chavistas, y luego ven el artículo de la constitución que expresamente prohíbe que las FAN sean eso y todos entonces nos hacemos fan de las FANB y aplaudimos la hazaña de toaletizar con la tal constitución. (Así como de ofertar, oferta; de papel toilette…)

La manifestación del día 12 de este mes, fue anunciaba su tragedia desde y por el régimen. Desde hacía días “profetizaron” que habría muertos, desestabilización, guarimbas, y así fue, pero tales “premoniciones” no fueron concretas en la manifestación, instaladas, montadas por los estudiantes sino que al término de cada manifestación, la ingenuidad pía de los grupos armados del gobierno fueron a buscar a los estudiantes para alabarlos, protegerlos, y la criminalidad fascista de López, las mafias de estudiantes, manipulados por el imperio yanqui desde Miami intentó asesinarlos con trágico éxito. Hay, quien lo duda, alegría por estar en los primeros lugares en mundo, somos la primera inflación en el planeta y pronto pasaremos del segundo al primer lugar en criminalidad. El maestro Abreu, una especie de Chávez sabio, genial con su hijo maduro, Dudamel, y su equipo abjuran de AD y COPEI padrino y madrina de tan bello muchacho, el sistema nacional de orquestas… y hoy como una proeza del ahora el gran líder, el líder del supremo descendiente, Maduro, proclama a Abreu, maestro de maestros y, en gratitud de orante, abre sus manos, dispone sus atriles para recibir el maná del régimen y así salvar del mal a los niños con la música y el cándido respeto al gobierno… Y así vamos.

Perdóneme lector este desaguisado del anterior párrafo, pero busco de alguna manera saber qué nos pasa. Quiero decir, qué me pasa, no soy quien para arrogarme, usurpar las interrogantes de los demás, pero la primera lección de la marcha de los estudiantes del 12 F para el mañana de siempre es que la libertad se abre paso y sacude las vísceras del terrorismo de estado en donde vivimos y del estado de terror que vive el régimen. Que la consciencia vuelve a buscarse pasos en la calle para encontrarse y ello es contrario a la postura de los desesperados que sin hacer nada, que esperando que todo lo hagan los demás, gritan, aquí no se hace nada, aquí nada se puede hacer y que hay que hacer lo que ellos gritan para justificar su nada hacer. El presidente de dubitable legitimidad, legitimó en su cadena del 13 su ilegitimidad. Parecía un fundamentalista de esas sextas que culpan de todo y por todo a Satanás, aquí el imperialismo es Satanás que vive en Miami. Y él, quien mas, el D’Artagnan que faltaba al apocalipsis en sus esfuerzos para salvar la humanidad, Jehová pasará a ser testigo de Chávez. Maduro ya es el primer teólogo de la revolución y también su mejor apóstol, el Pedro sobre el cual Chávez erigió su iglesia.

Esta marcha y las necesarias que vendrán pueden permitir esbozar esta hipótesis que compartí con Simón cuya angustia por el país no tiene descanso y con mi terapeuta para el bien andar en este valle de vidrios rotos muy punzantes, “amado hijo, la arbitrariedad del régimen colmó su mundo. Lo copa todo. La violación a la constitución, a la razón, es absoluta. Hoy la división de los venezolanos no es entre chavistas/antichavistas, es entre la opresión, la esclavitud/la libertad y la razón. Entre la moral/la inmoralidad. Ente al ética/ la ineticidad. En la cotidianidad nos une la misma violencia, la misma escasez, la misma corrupción. El mismo terror. Pero en este miedo, en este terror, en esta situación, unos somos victimas otros verdugos. Unos viven de ese terror, otros son los cadáveres o viven muertos. Ante eso ¿Qué hacer? Los opresores lo saben: aumentar el terror. No hay escrúpulo en ello. Cadenas en los medios para doblegar almas, cadenas en el cuerpo para evitar la acción. Los aterrorizados, unos pocos se aíslan, optan por la evasión. Otros se refugian en religiones donde viven su propia muerte cambiando el terror del estado por el miedo terrorífico a su dios. Otros en su desesperación convierten su esquizofrenia en terrorismo. No faltan quienes entregan a sus hijos a las hienas para compartir el banquete y asegurarse su realización a cuesta de ellos… La lucha es lograr que la consciencia sea el alma de la acción. El socialismo real fue una religión atea, pero este quiere hacer de Chávez, dios. Pero para evitar esa tragedia no podemos convertir a Chávez en Satanás y menos esperar que llegue el apocalipsis y un dios, como, Saturno devore a sus hijos… Nos salva la consciencia que modele, oriente, evalúe incansable la acción sin pausa”.

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba