Opinión Nacional

Democracia Cristiana hoy

Llamar las cosas por su nombre.

En su reciente visita a Venezuela, invitado por la DEMOCRACIA CRISTIANA en nuestro país, Manuel Espino, Secretario General de la ORGANIZACIÓN DEMOCRATA-CRISTIANA DE AMÉRICA (ODCA), afirmó que: ¨en Venezuela hay una simulación de división de poderes», con un marco legal «cómodo» para los intereses del presidente Hugo Chávez. Fuente: ¨La Jornada¨, medio de comunicación mexicano.

Ante ese tipo de afirmaciones, a los militantes de la DEMOCRACIA CRISTIANA, no nos queda otra que tomarle la palabra y continuar el sendero, si en verdad pretendemos ser dignos de llamarnos tales. La doctrina de la DEMOCRACIA CRISTIANA, y la farsa, son conceptos entre sí excluyentes. Resulta inaceptable en un demócrata cristiano auténtico el colaborar con el régimen dictatorial de Fidel Castro y Hugo Chávez, mediante el cumplimiento de formalismos solo útiles en el sostenimiento de una farsa democrática puertas afuera.

El hecho cierto que esta dictadura pro-comunista aún tolere la existencia de medios de comunicación social comprometidos con el régimen democrático de libertades, es solo debido a esa necesidad de mantener una fachada democrática hacia el exterior. Estamos en el siglo XXI, y pues, esta dictadura resultaría insostenible al margen de la formalidad democrática exigida por los tiempos.

En tal sentido, la dictadura ha tratado entonces de únicamente auto-censurar a aquellos medios de comunicación social que no ha podido ¨anexar¨, a modo de alcanzar el dominio deseado. De lo anterior podemos concluir, que ante la firmeza ética, de los medios de comunicación social, apoyados por la mayoría demócrata de Venezuela, esta dictadura retrocederá, tal como retroceden los cobardes y mediocres ante la fortaleza de la razón. Radio Caracas Televisión (RCTV), es claro ejemplo de ese principio. ¡El 27 de mayo, pasaremos la prueba!.

Todo lo anterior viene a tema, por cuanto resultaría comprensible, el que los medios de comunicación extranjeros se hagan eco de la proclama democrática de esta dictadura, por aquello de que ¨Cada pueblo tiene el gobierno que se merece¨.

Pero, sin mayor dilación, tenemos la obligación moral de exigir a los líderes de la DEMOCRACIA CRISTIANA en Venezuela, que haciendo honor a nuestro compromiso con la dignidad del ser humano en cuanto atañe al respeto por la verdad, llamen en adelante, las cosas por su nombre.

¿Porque razón, nuestra dirigencia política demócrata-cristiana se refiere a Fidel Castro Ruz y a Hugo Chávez como PRESIDENTES, cuando son solo DICTADORES? ¿Porque motivo la DEMOCRACIA CRISTIANA en Venezuela, insiste en llamar gobierno a lo que no pasa de ser otra dictadura?.

Ninguna ley venezolana obliga aún a mentir, y menos a la dirigencia política que tiene entre sus objetivos fundamentales presentarse ante el pueblo venezolano como la alternativa democrática válida ante el presente caos, y considerando como fuere, que la Carta Magna de 1.999 consagra en su Artículo 2. ¨ Venezuela se constituye en un Estado democrático y social de Derecho y de Justicia, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico y de su actuación,….la ética y el pluralismo político. Pues, la mejor política sigue siendo la verdad.

De tal modo que a la dirigencia de la DEMOCRACIA CRISTIANA y a todos quienes compartimos tan preciados valores políticos, se nos impone el deber ético, de actuar en concordancia con los principios que nos honramos en profesar. Basta de displicencias semánticas con nuestros opresores. Hasta tanto no definamos conceptos y realidades, nos será imposible alcanzar soluciones.

Es buena la hora, para proclamar a la población democrática de Venezuela, que todas las medidas gubernamentales de la actual dictadura, incluida la venidera RECONVERSIÓN MONETARIA, tienen solo un objetivo: el concretar la dominación de la Nación ante las pretensiones tiránicas de Fidel Castro y Hugo Chávez.

Ello por dos razones fundamentales ya evidentes: En primer lugar, la intención de esclavizar al pueblo venezolano, tal como lo hicieron con el hermano pueblo cubano hace ya 48 años. Para ello es menester arruinar a la sociedad en su conjunto a modo que vivamos solo a través de las dádivas del Estado. Es decir la prosperidad es contradictoria a su objetivo político. Para ellos, la Nación debe estar al servicio del Estado y no como ocurre en todo pueblo civilizado, donde El Estado es servidor de la Nación, que paga impuestos para su necesario sostenimiento. De allí vemos, su inmejorable capacidad para destruir las fuentes de prosperidad de toda Nación, entiéndase: El servicio público de Educación, y la empresa privada, hasta llegar a convertirlos en lo que constituyen hoy día: un sistema de adoctrinamiento el uno y en un reducto acorralado la otra.

En segundo término, por la incapacidad esencial de esta dictadura para guiar a la Nación venezolana hacia el BIEN COMÚN, principio y fin de toda sociedad civilizada. En razón de que la actividad política, en específico la de gobernar, es un oficio muy complejo, que exige el concurso de los mejores hijos de la Nación. Basta mirar a los gobernantes de los pueblos más prósperos del mundo hoy día, para comprender tal premisa. La actual dictadura destaca por la mediocridad generalizada de su dirigencia, de tal modo que aún cuando estuviere en ellos la voluntad de facilitar la prosperidad de Venezuela, su mayor aporte lo constituiría sin dudas el dar paso a venezolanos calificados para ello.

No hay vuelta atrás. El porvenir de la Nación venezolana, pasa por la restauración de la CONSTITUCIONALIDAD DEMOCRÁTICA, de la mano de una dirigencia demócrata que muy distinta de la actual, destaque por su HONRADEZ Y VALENTIA. Corresponde a los venezolanos convencidos acerca de la pertinencia de la ÉTICA CRISTIANA como referente indispensable para el cambio político, sembrar con obras, la fe que rendirá los frutos de una mejor Venezuela. ¨Por La Justicia Social, en una Venezuela Mejor¨. ORA Y LABORA.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba