Opinión Nacional

Democracia real sí, no a las trampas

            Honorables Doctores Omar Barboza, H. Ramos Allup, Julio Borges, y demás doctos  jefes de la política partidista etc. en Venezuela, Señor Dios,  Santísima Trinidad, Dios único,  Dios Padre, Dios Hijo, Dios Espíritu Santo. Perdonadme vosotros, Doctores Omar, Henry, Julio y los Otros no nombrados,  no por muchos sino por no conocerlos, que os haya puesto al lado de Dios, en su más sublime expresión, La Trinidad.  Y ello, porque de vosotros depende la decisión final  de nuestro destino, como país y el país somos cada individuo, de vuestras decisiones depende en grado casi absoluto cuanto va a ocurrir y, en cierto grado, el cómo va a suceder y cuales las consecuencias para lo milenios por venir. Vale deciros, que siga Chávez o cualquier idéntico o que no ocurra eso. No se si os bendice  Dios o no, solo que su presencia en el texto, es mucho más para establecer una relación casi empírica entre vuestro poder  y el cada día mas menguado poder  de Dios, no por los espacios que reduce el conocimiento científico, el arte, sino por el constante rechazo que la humanidad y yo, si en ella pudiera estar contado, a la verdad, a la fe, al amor y, en su lugar, el culto al mito, a la idolatría, al mentir. A Vos, Señor, mi Dios, creo que me debéis quedar agradecido, porque con la ayuda de estos doctos, podréis  aprender a valorar mucho mejor al hombre, de quien al hacerlo no visteis que era bueno, tal como ocurrió en cada acto de vuestra creación.  Trataron de engañaros en el Paraíso y vuestra ira ante la mentira nos regaló la muerte.  Nuestros ancestros ampliaron los desaciertos de Eva, Adán y de Caín sus pecados y con vuestra ira en la diestra mandasteis  El Diluvio, del cual no obtuvisteis  todo el éxito, ni los ensayos de Sodoma y Gomorra fueron lecciones que  se aprendieron y, así, hasta que. Finalmente, mandasteis a tu Hijo, para que hecho Hombre, pudiera redimirnos, en vez de la ira, con el amor; en vez del egoísmo, la entrega; en vez de la mentira, la verdad. Y qué deciros, terminó crucificado, dolido de vuestro abandono y ahora, no os queda mas remedio que esperar la vuelta de vuestro Hijo,  para que vuestra justicia se haga vida en quienes  sean premiados por ser buenos, según es vuestra omnisapiencia, vuestro  Ser justicia,  los demás quedarán en el infierno, y quizá si vos y mi terapeuta no me ayudan, allí permaneceré muerto entre los otros muertos.

            Pues bien, yo os escribo, porque necesito de la ayuda de vosotros todos. A vosotros los doctos para que me deis las razones de vuestras acciones, y, a vos, Oh Dios, para que me deis la capacidad  elemental de comprenderlas. Tarea complicada dadas mis incapacidades, pero, la esperanza es la única de mis anhelos, mis sueños, mis amores, mis deseos, mis ganas, que no quiero  perder. Permitidme vosotros que os exprese mi primera duda de cuanto hacéis. Estoy entre quienes necesitan que Hugo Rafael se aleje del poder y sin descanso ni requiebro he luchado por ello, pero, Oh Dios, recuerdo con intensidad  inequívoca, que llegó al poder, como su única causa, que las englobaba a todas, porque la democracia de los cuarenta años se convirtió en mero mito, en fetiche, en otra cosa diversa a ser una forma política, histórica, que además del votar, fuera acto de consciencia, sino que la hipocresía, la manipulación, la corrupción, la mentira, la perversidad, el fracaso económico, la inequidad,  y la complicidad de todas las hegemonías beneficiarias se adueñaron de todo el poder y se los distribuyeron, y tal fue su avaricia que se devoraron completa a esa gallina que les dio tanto tiempo huevos de oro. Chávez fue, pues, necesario. Y ocurrió lo que suele pasar, se diría como castigo que Vos, Oh Dios, soléis mandar cuando vuestra ira se derrama, esas hegemonías aplaudieron Hugo Rafael y juraron que con él se repetirían el poder mediante sus  habilidades y ardides y Chávez habría de ser el muñeco que actúa, habla, hace lo que el ventrílocuo dispone que obedezca.

            Chávez los engañó, primero, los traicionó, luego. Vosotros lo sabéis.  Lo que no sabemos si nos los puso Dios como castigo, algo peor que las  famosas plagas de Egipto,  solo que allá llegaron por capítulos y en cambio Hugo Rafael es él solo  todas juntas en eficacia “holística”  y que Hugo Rafael bien gerencia. Pero, bien estudiados como hemos sido, Chávez no es un ser concreto que sí es, desde luego, pero es un ser que habita también concretamente en muchos de quienes lo adversan. De esto he escrito mucho, de manos de las orientaciones de  Marienbad Belugheilig,  que ha probado, sin asomo de error, que hay un ser Chávez que anida en cada cuerpo de este pueblo y,  en especial modo, en el estómago, alma, bolsillo,   de nuestros dirigentes. Oídme. Chávez es autoritario, quien no es?  Chávez es  omnisapiente, quien no es?  Chávez es sordo, absolutamente sordo a quien  le habla con la  verdad o sin ella, quien no es? Chávez es dueño de la verdad, quien no es?, Chávez es inquisidor,  quien no es?  Chávez es enemigo acérrimo del dialogo, quien no es?. Chávez no cree en el arte ni en la ciencia, quien cree?  Chávez es sectario, quien no es? En fin, quién no es algo de Chávez o todo él? No os ofendáis, pero ¡cuánto de Betancourt hay en Hugo Rafael y cuanto aquel tuvo de este! Mirad esto tan solo: Bolívar, Padre de la patria. Betancourt, padre de la democracia. Bolívar libertador, Hugo su reencarnación!

            Me diréis que vosotros no, que la mesa del diálogo es el ejemplo. La MUD.  Permitidme  un señalamiento,  naturalmente si podéis  oírme, leerme etc. y si consideráis que vale la pena responderme. Que quien soy? Basta deciros, Nadie, un  tío que exhibe como sus glorias sus fracasos y como son muchos, hasta Vos, Oh Dios, os cuidasteis y  no me disteis el éxito, si como Calvino lo define es verdad,  cuando Vos, Oh Dios, dais capacidad de alcanzarlo en la palabra que  en vuestro nombre se predica, menos, si lo vemos como es en estos mundos de hoy, donde el éxito es tener poder. Eso es el éxito: TENER PODER. Y yo, no se qué es eso en mí; lo reconozco en otros y tal vez sea mi virtud no envidiarlos si traiciones y cadáveres quedan en la vía para alcanzarlo, o se llenan las galerías con retratos silentes de las batallas de amor en la prudente intimidad cumplidas, no siempre bien pagadas o recompensadas. Así,  pues, no os preocupéis de mí, mas sí de lo que digo, que puede ser de muchos y yo usurpo su eco. Sabéis por Internet, presumo, que la Europa tiene gente en la calle, que reclama que el voto no sea una simple mercancía para quien lo demanda y  por él paga y quien  lo vende, que por él cobra, solo que, en el inventario, hasta ahora, el Poder  una vez adquirido no paga, y, por eso ha hecho de la democracia una idolatría.  Juro y tened por seguro que ese movimiento no tiene cómo ser frenado. Crecerá, no se si por ahora triunfará, pero qué diablos, el pensamiento de Cristo en 2000 y mas años no hay triunfado, mas sí los que se adueñaron de su burrita sobre la que entró triunfante a Jerusalén y la transformaron en un Mercedes Benz bien blindado.

            Y una de las cosas en las cuales hay severa critica, es en la conversión de la democracia en ídolo,  hacerla religión y no política, hacer del hombre un idólatra y no un ciudadano y los jerarcas, los amos, a quienes todo es permitido, arreglos que llaman democráticos y de jactarse en escupirnos diciéndonos, esa es la democracia, juegos, arreglos, acuerdos.  Es posible que una de estas trampas se esté armando en las  tales romerías.  La democracia quedaría reducida a la trampa que, sólo a título de ejemplo, si se pudiera hacer, mediante una arreglo en el cual AD, UNT, Copei, etc. se pusieran de acuerdo para obligar a sus militantes a votar por su candidato, o que lo propio hiciese PJ, Podemos,  CR…etc. Y así, de ese modo convertir las primarias en trampa, en apuesta, en kino,  en loto, conservándose el premio en la mano de quien controla el juego,  en donde (hablo por mí, como dije no tengo poder alguno solo el ejemplo del fracaso) el jugador, el elector, que ACEPTA que le impusieron un candidato y segundo, que ese candidato solo requiere alcanzar la mayoría sin importar la verdad ética, la capacidad que la más alta función del país exige. Ser el líder del país para hacerlo existir bien en el mundo. Y nunca más ser sólo la ganancia que daría alcanzar el gobierno, volver a ser poder y repartírselo. Si eso pasa Chávez seguirá ahí clavado.

             Quiero deciros que manejar así la democracia es legitimar la trampa, la pandilla, la gavilla, a fin de cuentas todo lo “legitima el éxito”. Pero veis?  Condiciones éticas, científicas, artísticas,  etc. de quien sería el presidente o cosa parecida, carece de importancia en ese “juego”. Permitidme regresar a mi angustia. Os juro, sin pecar,  que si en Europa la democracia deja abierta sus puertas al nazismo, al racismo, al fascismo (no son iguales así quieran identificarlos los chavistas de oficios de ignorancia tan universal) ganarían los procesos electorales, porque  como bien  se dice, el populismo no es solo de la izquierda miserable e inmoral por embustera, sino que lo es de la derecha inhumana; son buenos con los extranjeros, dicen, pero que regresen a sus casas de origen e incluso les mandamos los reales que aquí ganan y los ayudamos a que se desarrollen y, si pueden, nos igualen, nos comprarían lo que producimos. La ética no es demócrata ni atea ni religiosa,  y menos relativa y autoritaria. Es ética y  la razón ética tiene que impedir que ese populismo de derecha triunfe, ese que por “necesidad” protege a los Estados Unidos de las invasiones diarias y que quiere evitar con esa inmensa muralla, mayor ya que la Muralla China y con pena de muerte a quien la rebase. Esa misma ética debe impediros que nos hagáis trampas, gavillas, porque esa nos obliga a irnos, nos condenan  al ostracismo, a otros los hace nihilistas y a muchos mas, por asco, hemos de escondernos. Y mas, legitima las trampas del propio Chávez y ya nunca mas escoger entré el mal menor y el peor mal, a fin de cuentas ambos son “eternos”, son la maldición perenne de ese juego, son la vida de la mentira que se delibera y practica como ejercicio de quien se beneficia de ella. 

            Vosotros sois los jefes. De vosotros depende, como en  los reinos con imperios, con reyes con poder de verdad, superar, curarnos de uno de los más horribles hechos de la democracia, esta  que necesariamente conducirá al infierno si sus dirigentes son jerarcas con las cualidades de ungidos, de Dios, reyes, en el sentido  hebreo, de rey y pueblo. A ustedes compete evitar mesías, protagonistas héroes,  generales, almirantes, etc. de la democracia, que se hacen dictadores o líderes vitalicios, da lo mismo. Y, entonces, donde estamos los otros, esos que no somos borregos?  En los errores vuestros está el triunfo de Chávez, de lo cual  no se infiere que los demás no nos equivoquemos, o que seamos menos dogmaticos, yo solo os pido que nos digan qué se  va a hacer. Cómo se va a hacer. Con quienes se va a hacer. Que nos digan que la primera tarea es la reforma de la constitución  para evitar la reelección, que para el caso nuestro, es una maldición de Dios, no lo dudéis, y vos Señor, perdonarme decirlo, tal vez sea ese  vuestro castigo que mereceremos  por haber destruido el paraíso que nos disteis.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar