Opinión Nacional

Descontextualización o concentración del poder

El ex-vicepresidente José Vicente Rangel en declaraciones a su amigo Eleazar Díaz Rangel en el diario Ultimas Noticias del día Domingo 11 de febrero de 2007, le manifestaba a este último que; “…cuando se habla de que Chávez es un dictador, se trata, indudablemente de una frase, porque difícilmente un hombre puede asumir la totalidad del poder. Pero es que se da también otra particularidad, voy a decir algo que quizás escandalice: Chávez es el antipoder; Chávez es el que mueve las cosas, dentro del poder y fuera del poder. ¿Por qué? Porque Chávez es un hombre que ha descontextualizado el poder, lo ha desmitificado, lo acercó a la gente, ha logrado conectarlo con el ciudadano común y corriente”

Ante tal afirmación uno se pregunta ¿A cual gente? ¿A gente como José Vicente Rangel y demás civiles que le han servido al Teniente Coronel Presidente en su objetivo de concentrar el poder en Venezuela, el formal y el fáctico? El poder en Venezuela ha sido ejercido en los últimos ocho años, con arreglo a imperativos de los intereses que conforman y representa el régimen del Teniente Coronel Hugo Chávez Frías, sin constreñimientos ni contrapesos. Esta concentración del poder en manos de Hugo Chávez, ha derivado en un mayor incremento de la corrupción, la ineptitud, la soberbia, la prepotencia, el autoritarismo y la arbitrariedad. La ausencia de contrapesos que caracteriza hoy al poder y que JVR llama eufemísticamente descontextualización del poder, ha fomentado la impunidad e impulsado el cinismo en el ejercicio inmoral, mezquino, personal o faccioso, del poder

El ejercicio electoral le ha servido al régimen entre otras cosas, para la simulación “democrática” del poder. La conducta fraudulenta del poder, quedó patentizada en la trampa cibernética aplicada por el CNE del régimen, en las elecciones del Referendo Revocatorio del 15 de Agosto del 2004, reproducida y ampliada el 03 de Diciembre de 2007, en las elecciones presidenciales. El comportamiento moral y ético del CNE en estas dos experiencias electorales, no pudo ser más indignante. ¿Es esta la lógica “democrática” de la descontextualización del poder, al que alude JVR? Es actuando de esta forma como Chávez y sus militares del Plan República, conjuntamente con sus aliados civiles, (tipo JVR), han legitimado el ejercicio totalitario del poder, para lo cual algunos dirigentes de la oposición se han prestado, tal y como lo señala el propio JVR en la entrevista señalada.

La manipulación y la vulnerabilidad de la institución del voto, ha llegado a tal degradación, que hoy sólo sirve para vincular y asociar al régimen, a la acción de la “democracia revolucionaria”. De allí que JVR exprese que: “la oposición tiene que asumir las instituciones de la revolución, porque si no, se va a quedar al margen de todos los procesos que se están dando” El Periodista Eleazar Díaz Rangel obvió preguntarle a su amigo JVR a quién resulta funcional esas instituciones de la revolución, tal y como quedó evidenciado recientemente con la aprobación por parte de la AN de la Ley Habilitante. El carácter paradójico de estas “instituciones de la revolución” como las califica JVR, es que su apertura democrática luce cada día más estrecha dejando ver a las claras su corte autoritario, tal y como JVR lo deja deslizar en la propia entrevista cuando afirma; “….Si algún poder representa Chávez es el poder del pueblo, es decir, Chávez está por encima de las instituciones porque encarna al pueblo, y eso que te digo es inquietante porque si Chávez no controla ese poder puede derivar en lo que lo llaman sus adversarios…” Habría que terminar preguntándole a JVR ¿A cual Pueblo? ¿Al rojo rojito?

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba