Opinión Nacional

Desesbabilizadores

Es notorio el contraste entre la violencia verbal, el odio enfermizo que proyectan los gestos y palabras de los chavistas fanáticos, con la ponderación, circunspección, equilibrio de la MUD en actitudes y pronunciamientos. Resulta inverosímil que los chavistas, con abuso de la mayoría fraudulenta (perdieron 48% a 52% las elecciones del 26S del 2010) que tienen en la Asamblea Nacional convocaran una sesión extraordinaria para condenar la “campaña desestabilizadora” supuestamente adelantada por la MUD. Los diputados de oposición no se dejaron intimidar. Respondieron con energía, sin incurrir en excesos verbales. Valdría la pena que el video de esa sesión de la AN se enviara a los parlamentos latinoamericanos y europeos para que sus diputados tengan testimonio visible y auditivo de la muy singular “democracia chavista”.

Aunque inverosímil, la acusación busca un objetivo político. Con su apabullante aparato de propaganda, esos chavistas confían en sembrar dudas sobre la conducta democrática de la oposición; y echar las bases de eventuales medidas policiales y tribunalicias en su contra. El nerviosismo chavista irá creciendo con la cercanía de las elecciones, empujándolos a utilizar mecanismos y recursos incompatibles con el juego democrático. Al mismo tiempo utilizarán la temeraria acusación para sembrar dudas en la opinión internacional.

La MUD y los partidos que unifica actúan en función de un objetivo único: ganar las elecciones de 2012. La perspectiva es ampliamente auspiciosa. Hasta aquellos venezolanos confundidos y engañados por la envolvente demagogia chavista han venido abriendo los ojos dándose cuenta de que la de Chávez es una revolución de mentirijillas. La oposición ni siquiera piensa en la salida establecida en el artículo 350 de la Constitucional Nacional.

Los chavistas fanáticos, por el contrario, se aferran al poder, decididos a utilizar cualquier vía prohibida para conservarlo. A estas alturas, por ejemplo, el Consejo Nacional Electoral no ha definido el calendario electoral, con el agravante de que el Presidente Chávez públicamente lo exhortó a mantener la indefinición. Por otra parte, hemos visto que militares de alto rango han declarado que la Fuerza Armada no reconocerá un triunfo de la oposición. Y hasta se especula que los 40.000 cubanos fidelistas presentes en el país, buena parte de ellas colocados en posiciones estratégicas, estarían organizándose para actuar en el desconocimiento de los resultados electorales. ¡Adios soberanía!

El principal factor de desestabilización es la ineptitud e irresponsabilidad del gobierno. Las movilizaciones callejeras que casi a diario se realizan en los centros poblados del país no tienen intención desestabilizadora. Son manifestaciones contra el gobierno, porque en 12 años no ha resuelto ni uno solo de los grandes problemas del país.                 

 

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar