Opinión Nacional

Desintoxicarse

La candidatura de Manuel Rosales “viene como río crecido”. Arrancó con mucha fuerza justo cuando Chávez se vio obligado a pinchar su globo de los 10 millones. Desarrollándose así las tendencias, una al alza y otra a la baja, la tarea principal del candidato y de quienes lo apoyamos es convencer a las grandes mayorías de que somos la alternativa válida. No está de más, sin embargo, que también razonemos con aquellas personas que todavía están “presas” de algunas creencias que les han intoxicado la mente.

Me refiero a quienes se han atado al cepo mental de las “condiciones electorales necesarias” como requisito sine qua non para ir a votar. Porque si creen que este Gobierno promueve un totalitarismo y, al mismo tiempo, le exigen condiciones electorales propias de tiempos plenamente democráticos, en realidad se condenarían a no votar. Con lo cual, le dejarían el camino libre a ese totalitarismo para seguir avanzando. Demuestran demasiada ingenuidad política quienes aten su conducta a un cuerpo rígido de condiciones, pues le darían al Gobierno el poder de determinar en qué proporción promueve el abstencionismo de los opositores, en función de las condiciones electorales que acepte o rechace.

Habrá que evaluar como evoluciona el asunto de las condiciones, pero con sensatez, sin hacerle caso a interesados alarmistas que, aunque aparentemente se sumen a Rosales, en realidad actúan como “mulos de Troya”. Uno de ellos, Carlos Presencia Jurado, quien primero declara, en nombre de COPEI, que “estamos con Rosales hasta el final, pero si no hay condiciones no votaremos”, para rematar enseguida con el juicio de que “las condiciones electorales, a medida que avanza el tiempo, son peores”. No es justo que personajes como éste, quien era el coordinador, por parte de la Coordinadora Democrática, de las auditorías previas al Referéndum Revocatorio y fue culpable de no haber denunciado a tiempo las violaciones que cometía el Gobierno a los compromisos adquiridos, venga ahora, en salto pendular, pero con la misma ligereza irresponsable, a propiciar la abstención con exageraciones e inventos, incluyendo la fábula que crearon de los 2 millones de electores que tendrían una misma residencia, estulticia que fue rechazada por el rector Vicente Díaz.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba