Opinión Nacional

Desperdicio

Si se me exigiera decir en una sola palabra por qué rechazo a Hugo Chávez Frías y me opongo a su gobierno, diría “desperdicio”. Tendría, quizás la tentación de usar la palabra “dictadura”, pero la superaría porque mucha gente, fuera de Venezuela, duda sinceramente que Chávez sea dictador o aspire a serlo. Lo dudan porque no viven en Venezuela, porque no tienen que soportar día a día los abusos de poder de Chávez y los suyos, porque Chávez y los suyos, en la medida en que se han sentido fuertes, no han tenido que eliminar del todo algunas manifestaciones superficiales que pueden parecerse a los recursos de una democracia, aunque en los últimos días, al cerrar arbitrariamente una estación de TV opositora y reprimir las manifestaciones públicas de rechazo a la medida, se han dejado ver las garras y los colmillos antidemocráticos. Pero el desperdicio de oportunidades es algo que nadie puede discutir, ni dentro ni fuera de Venezuela. El país ha recibido recursos como para asegurarse el desarrollo y el porvenir por un siglo o más, y cada día esta más atrasado, más miserable, más subdesarrollado. En parte por la corrupción, que se demuestra en el enriquecimiento de Chávez, su familia y sus partidarios, y en parte por la incompetencia de Chávez y los suyos. Pero es algo que no se puedo ocultar: Venezuela, en manos de la dictadura de Chávez, cada día se aleja más del progreso, cada día tiene más pobres, cada día tiene más desempleados, en un tiempo en que ha recibido más ingresos que los que recibió en todo el período realmente democrático, que empezó en 1958 y terminó en 1999. ¡Qué espantoso desperdicio!…

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba