Opinión Nacional

Después de la Copa América

Ha concluido la Copa América. Brasil, una vez más, ha demostrado que su cantera es capaz de contrarrestar a la constelación que presentó Argentina y vencerla con marcador holgado.

Venezuela, a trompicones, terminó o puso operativos un conjunto de estadios que deben ser el lugar adecuado para que la niñez y la juventud de esas localidades se incorporen masivamente a la práctica del fútbol. Entendemos que fueron dotados de sistemas de iluminación, sonido y otras exquisiteces que deben cuidarse y mantenerse para que no sean pasto del descuido y la indolencia. Sus engramados exigen un mantenimiento al que no estamos acostumbrados y sus graderías y demás instalaciones deben ser cuidadas para que no sean alimento del raterismo y otras malas costumbres.

Desde el punto de vista deportivo nuestra representación obtuvo el primer lugar en un grupo donde no era favorito. El desempeño de sus adversarios en cada una de las tres oportunidades clasificatorias creemos que dejó sorprendidos a sus fanáticos y el resultado del partido donde fue eliminada la escuadra venezolana se correspondió mucho más con lo que los espectadores preveían.

Venezuela ha avanzado en la cultura futbolística americana. Todavía estamos muy lejos de las naciones donde el fútbol es un deporte masivo. Hace falta que se replique el esfuerzo que se ha hecho en el campo del beisbol donde organizaciones que comienzan en “Los Criollitos”, obra del recordado Mono Zuloaga y que ha tenido muchos buenos dirigentes, y que culmina nacionalmente en los campos de entrenamiento profesionales, hacen que hoy se cuente con peloteros que son figuras de sus equipos y tienen desempeño singular en el “Juego de las Estrellas” o en las series clasificatorias y Mundial.

El régimen propició un desorden descomunal en la venta y distribución de las localidades que se ofrecieron para ver los juegos en los diferentes campos. Se habló de acaparamiento y otros delitos. En sus mentes acaloradas rondaba la idea de que la oposición utilizaría el evento como escenario de saboteos. Creemos que la realidad fue bien distinta. El público se comportó a la altura y solo utilizó la protesta cívica para trasmitir al mundo sus aspiraciones de libertad y de respeto a la ciudadanía. Las autoridades cometieron excesos que corroboran sus aviesos pensamientos.

El público estuvo muy por encima de las circunstancias. El deporte fue respetado y los deportistas recibieron el trato y gozaron de la hospitalidad a que nuestro pueblo nos tiene acostumbrados.

La trasmisión de los eventos a través del único canal privado que lo hizo, fue correcta salvo por una presencia publicitaria oficialista que rayó en lo indecente.

Hacemos votos porque las asociaciones de fútbol de cada una de las regiones favorecidas por la construcción de los estadios utilizados en la Copa América sean capaces de promover la conformaciones de clubes que comiencen con los más pequeños y vayan ascendiendo en edad y calidad hasta que podamos contar con una cantera que permita unos clubes profesionales de calidad internacional. Es un proyecto a diez o veinte años pero se tiene que comenzar ahora. Sin perder tiempo y aprovechando las instalaciones.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba