Opinión Nacional

Día de la Mujer

El pasado jueves 8 de marzo se celebró el Día Internacional de la Mujer. Esto apunta a una acción dereconocimiento, de «visibilización», término tan en boga actualmente. ¿Por qué celebrar un género? La respuesta a esto es variada, una de ellas apunta a la necesidad de minimizar las inequidades, la de recordar que en buena parte del globo y las culturas el femenino aún es un género marginal.

El psicoanálisis ha sido una ciencia que ha ayudado significativamente a entender las veleidades del género femenino, como a ayudar a entender qué es una mujer. De hecho, la práctica analítica es predominantemente femenina, son más las mujeres que se dedican a este oficio que hombres.

El psicoanalista francés Jacques Lacan preguntó una vez, «¿Qué quiere una mujer?», aludiendo a la ubicación particular que el género femenino toma frente a tópicos como el deseo y las demandas que otros les hacen. Convertirse en mujer es parte de un proceso, en el que lo psíquico incide sobre lo somático con posibilidades diversas. El género se distingue del sexo, en tanto el primero es un hecho de la psique, la sociedad, la economía y la cultura, mientras que el segundo es un hecho del cuerpo.

No deja de ser interesante observar el lugar y la función que la mujer tiene en nuestro país. Para una buena parte de la población, la madre es el único referente parental que se conoce. Mientras la madre es una presencia física concreta, para muchos el padre pertenece al terreno del mito.

Pudiera decirse que buena parte de nuestra cultura es matriarcal. Y aun así, estas mujeres ejercen la función paterna y materna, introducen la noción de ley y de identidad de género. Lo que corrobora el aserto psicoanalítico de que estos roles son funciones psíquicas y no hechos encarnados.

Aun así, parecería que el género femenino padece aún de inequidades, de un retraso en la asunción de la plena igualdad. Esto es porque la modificación de los discursos culturales es un proceso, un recorrido en el tiempo que halla inevitables resistencias.

La celebración del Día de la Mujer es una buena ocasión para re-editar las preguntas acerca de las relaciones entre los géneros, pensar lo específico de cada cual y arrojar luz en su comprensión.

La pregunta acerca del deseo femenino sigue vigente, como estímulo para entender las vivencias y significaciones que de ello se derivan.

La propuesta analítica, en el sentido de que la identidad deviene, no es un hecho dado, es una valiosa palanca para colaborar en el propósito de la equidad entre los géneros.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba