Opinión Nacional

Diálogo Multiuso

Chávez y ahora su heredero, ni siquiera tomaron nota de aquellos guiños amistosos. Se mantuvieron inconmovibles, negándole a la oposición el pan y el agua, con desprecio total de la opinión interna e internacional. Eso explica que los equipos dirigentes de los partidos de oposición permanecieran inmovilizados en sus cuarteles de invierno, sin intentar encontrar vías de escape a aquella capitis diminutio letal.

Recuerdo la laudable solicitud de amnistía para presos y exiliados políticos, planteada personalmente al entonces canciller Maduro, en noviembre del 2012, si no recuerdo mal, por el diputado Edgar Zambrano, vice presidente de AD y jefe de su fracción parlamentario en la Asamblea Nacional. Aquella audiencia fue inusualmente prolongada, por lo cual cundió la impresión de que había logrado su humanitario objetivo, impresión que se robustece al ver que el diputado Zambrano inicia gira que lo lleva a varias ciudades del mundo donde residen núcleos de exiliados. Toda aquella parafernalia resultó un estruendoso fracaso. Ni siquiera el diputado Zambrano logró la libertad del entonces moribundo comisario Simonovis. No se apeló a un plomero sino al propio Papa Francisco.

Salvo anarquistas irredentos que nunca faltan, nadie se opone al diálogo. Eso sí muchos desconfiaban y desconfían de la sinceridad del gobierno que llama al diálogo y al mismo tiempo aplica el terrorismo de Estado para reprimir con inconstitucional y salvaje violencia las manifestaciones pacificas de los estudiantes que reclaman el restablecimiento pleno de la democracia.

El primer encuentro gobierno-oposición, transmitido en cadena, fue ampliamente favorable a la oposición. Entre otras cosas, se puso en evidencia que el gobierno está en manos de gente muy incompetente y políticamente torpe. Pareciera que el único interés oficial en el diálogo es para beneficiarse de la posición del gobierno norteamericano, anunciada por el Secretario de Estado, míster Kerry, de que no se aplicarán las sanciones previstas a Venezuela mientras se mantenga el diálogo gobierno-oposición.

La MUD, cuya iniciativa de participar en el diálogo hemos reconocido como positiva vería comprometido su prestigio y credibilidad si el gobierno se sale con la suya y con diversidad de tretas logra la prolongación indefinida del diálogo. Es de muy mal augürio que el gobierno haya seleccionado como sus representantes en la Comisión de la Verdad a dos personas que evidentemente no tienen condiciones para una misión tan delicada. El diputado Robert Serra, violento de nacimiento y por prolongado entrenamiento en Cuba y el diputado Elvis Amoroso quien pidió que se aplicara la pena de muerte a la diputada María Corina Machado.

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba