Opinión Nacional

Diamante más uno

Nuestra Orquesta Sinfónica de Venezuela llegó a setenta y seis años de llevar cultura, felicidad y alimento para el espíritu a todos quienes tienen la dicha de escucharla.

Trato de no perderme los conciertos. En particular me encanta cuando invitan a dirigir a Felipe Izcaray, actual titular de la Orquesta Sinfónica de Salta, en Argentina. Me estoy aficionando a ver dirigir a Carlos Izcaray, su hijo, sobre quien muchos eruditos musicales piensan que eventualmente superará a su padre, ¡ojalá! Pero la Sinfónica tiene otros directores estupendos, como el Maestro Irwin Hoffman, quien este año ha dirigido siete de las nueve sinfonías de Beethoven, y quien en noviembre dirigirá la octava y la novena.

Si digo que el concierto aniversario fue bellísimo, me quedo corta. Comenzaron con Natalia, del maestro Antonio Lauro, un arreglo para orquesta del Maestro Sergio Elguín. Sentí que mi venezolanidad se hinchaba de orgullo. Y también de emoción, porque en primera fila estaban sentadas Natalia Lauro, hija del Maestro, a quien le dedicó su vals más conocido, y María Luisa, su viuda.

Luego el guitarrista Luis Quintero fue el muy maravilloso solista en el Concierto de Aranjuez de Joaquín Rodrigo. Quintero comenzó su carrera junto a la OSV, cuando tenía sólo once años. Si Alirio Díaz es el sucesor de Andrés Segovia, no exagero al decir que Luis Quintero es el sucesor de Alirio Díaz. Es el único latinoamericano que se ha graduado en guitarra clásica en Juilliard en Nueva York y está considerado entre los mejores del mundo. Como bis, tocó el vals de Lauro María Luisa, dedicado a la señora Lauro.

Como segunda parte del programa, la orquesta nos regaló la Séptima Sinfonía de Beethoven. ¡Qué maravillosos son los músicos! ¡Cuánta mística, cuánta pasión transmiten en cada una de sus ejecuciones! ¡Qué mágica la interpretación del scherzo!

No es fácil ni usual que una institución en Venezuela llegue a los setenta y seis años. Tiene que haber mucha excelencia en ello. La Orquesta, que acaba de cambiar su nombre de Orquesta Sinfónica Venezuela por el de Orquesta Sinfónica de Venezuela, ha recorrido un largo camino, con muchas curvas y recovecos, ciertamente, de los que ha salido airosa en todo momento.

Deseo hacer unas menciones en particular, con el permiso de todos los miembros: para recordar a los motores fundamentales, los Maestros Sojo, Negretti y Ríos Reyna, al Maestro Olaf Ilzins, durante tantos años primer violín y al Maestro Mario Mescoli. Al Maestro Alberto Flamini, miembro emérito. A mis amigos el Maestro José Bergher, memoria viva y ambulante de la orquesta, y el Maestro Alejandro Ramírez, actual presidente y violinista por treinta y cinco años, quien ha sido modelo de ponderación y profesionalismo en su gestión al frente de la Sinfónica.

Feliz septuagésimo sexto aniversario, OSV. Un diamante más uno para nuestro patrimonio de diamante.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba