Opinión Nacional

Diciembre no importa

Diciembre no es para los candidatos presidenciales de oposición el momento de las definiciones capitales y, posiblemente tampoco para el candidato del gobierno, Hugo Chávez. Quienes nos desesperamos y no entendemos sus juegos, somos los acosados por la muerte, el robo, la ineficiencia, la quiebra y la inflación , la falta de techo y de oportunidades y la posibilidad del aislamiento político y económico de Venezuela. Claro, a nosotros, nos corre el tiempo en posición de desventaja. A los candidatos y precandidatos no.

Y las evidencias son los episodios políticos de la semana que pasó, vinculados con la realización de las primarias defendidas por Súmate y los ofrecimientos de campaña electoral del chavismo, relacionados con el supuesto engrandecimiento del papel continental de Venezuela.

Sentí una gran decepción , desilusión, rabia entre gente de oposición al correr los últimos días del plazo para aprobar por fin la convocatoria a primarias . Cuando los candidatos corrieron lento y mal para aprobarlas y se vió un Teodoro Petkoff mas insultante que el gobierno, al descalificar convocatoria y convocantes, toda clase de descalificaciones se corrieron entonces contra los actores.

No entendemos como no quieren la unidad, un frente amplio, poder para enfrentar a Chávez. Que es lo que les pasa, que se inscriben mas de veinte personas como precandidatos presidenciales, que saben que no harán nada sino complicar el panorama y porqué los que tienen mayor opción aceptan normas del CNE, que llaman eufemísticamente condiciones , pero que sin embargo, aunque no las llamen trampas , inevitablemente los llevarán a la derrota.

No hay explicación para la actitud de ninguno de ellos, si no es que , realmente no les interesa si ganan o no.

El problema entonces no es diciembre, ganar estas elecciones , sino posicionarse como candidato, como político, frente a los financistas de los partidos y ante el país y los organismos internacionales. Nada mas hablando de los financistas, estemos claros que también esperan su tajada en el escenario político. Si queremos hablar bien de los precandidatos su trabajo no es ganar las elecciones de diciembre, ese es solo un anzuelo para lograr movilizarnos, un caramelito. La idea es tener fuerza para mas adelante.

Les voy a poner un ejemplo de algo que nunca se habla, pero que es capital en todo esto. ¿Quiénes son los financistas de Borges, Rosales, Petkoff, cuanto cuesta una campaña electoral.? Las fuentes del dinero que paga minutos en TV, páginas enteras en los periódicos, están claras solamente en el caso de Chávez, ya que todos sabemos que se aprovecha con avidez desde que es Presidente de los fondos, el tiempo y el espacio público y privado para hacerse propaganda.

Nadie mas habla del dinero, aunque el financiamiento de las campañas electorales es un «issue» clave en otras sociedades. Estemos claros de que quien paga algo, considera que su opinión vale mas que la de aquellos que no han puesto nada. Yo creo que deberíamos tener aunque fuera una pista,. Pero es uno de los secretos mejor guardados para el común.

Cual es la razón de que los candidatos mayoritarios de la oposición hasta ahora acepten sin mas, condiciones electorales desventajosas por lo oscuras, denunciadas por hombres del calibre de los rectores universitarios rechazados por el Consejo Nacional Electoral y por la mayoría de la oposición en los últimos procesos,¿porque seguir? No será que Petkoff, Borges y Rosales, son una inversión?. Rentables o no, se verá a su tiempo. Cual es el problema de que acompañen a Chávez y se midan con él si eso les garantiza su permanencia en el panorama político y hasta concesiones en una carrera de resistencia donde el pueblo desesperado de la oposición no entiende que el tiempo de los hombres comunes y el de los líderes es distinto.

Y en cuanto a Chávez, evidentemente para él no es decisivo diciembre, sino el primer trimestre de 2007, donde se probará si el pueblo venezolano aguanta su voluntad continuista. La evidencia es que anda haciendo campaña para convertirse en el gran secretario político del MERCOSUR y de su engendro, una ejército continental al estilo OTAN. No se detiene en Venezuela, porque supone que tiene todo controlado, electoralmente hablando. Y evidentemente, tiene razón.

Sin líder de la oposición que se le enfrente, su mayor trabajo será presentarse a un plebiscito para eternizarse, que ganará con el dedo meñique . Luego no tendrá que vigilar al enemigo en las mesas electorales sino en las calles. Que importará entonces el liderazgo de la oposición que se preocupa sólo de votos parlamentarios y presidenciales, de puestos públicos, de apariencias democráticas. Chávez insiste en que el enemigo a vencer es gringo, pero lo mas probable es que quien sabe.

Mi idea no es predecir nada de lo que pasará, sino poner de bulto la inconsistencia de las actitudes políticas actuales, que sólo obedecen al río de influencias, intereses y oportunidades de las cuales la mayoría de los venezolanos estamos al margen.

Así las cosas, nuestros candidatos de la oposición y su contendor, el comandante en jefe juegan un partido en donde el problema no es deshacer nuestro caos diario sino pescar en río revuelto. Somos niños sociales conducidos por el rey de bastos, el as de espadas, la reina de corazones y algunos ases de oros, o si lo prefieren, por los personajes de su juego preferido de computadora.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba