Opinión Nacional

Diosdado cosechó en La Planta

¿Hace falta talcampaña ante tantas balas encontradas? En realidad esto no es novedoso. Los presos pueden ser «privados de libertad», pero de armas no.

Sin embargo, lo que más llama la atención de lo ocurrido los últimos días en ese retén es el papel jugado por el presidente de la AN, Diosdado Cabello, quien sacó del juego al vicepresidente Elías Jaua, al ministro de Relaciones Interiores Tareck El Aissami, y apagó a la propia Fosforito. La prensa da cuenta de que el miércoles Cabello habíalogrado un acuerdo con los presos para que desalojaran el lugar.

Sin embargo, dicho acuerdo no cumplió su objetivo. ¿Quién lo sabotearía? Alguien que quería dejar en mal lugar al diputado monaguense. Factores del PSUV que no ven con buenos ojos el poder y el prestigio que va ganando el teniente de los ojos bonitos, Chacu dixit. Mientras Cabello agarraba el toro por los cachos, Jaua entregaba unas casas en un pueblo mirandino, un papel a todas luces secundario. Si los que sabotearon el primer acuerdo pensaban que Cabello se iba a quedar de brazos cruzados se equivocaron.

El jueves volvió al penal, con chaleco antibalas y todo, y logró resolver el entuerto, lo que Varela no pudo en más de 20 días. A Cabello el año pasado lo sentaron en la parte de atrás de la plenaria de la AN y le dieron una comisión de segunda. Muchos lo creyeron derrotado, pero de ese hueco emergió para convertirse en presidente del Parlamento y del PSUV.

Cabello les está ganando la pelea a los sectores «civiles» del partido rojo, y puede terminar ganando la partida completa.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba