Opinión Nacional

División irracional

Uno de los más grandes daños que Chávez le ha ocasionado a la sociedad venezolana es el haberse empeñado en establecer una irracional división entre los venezolanos y venezolanas. El reduccionismo es simple:

De un lado, los “patriotas, antiimperialistas y revolucionarios.

Del otro lado, los apátridas, pitiyanquis, traidores, contrarrevolucionarios y agentes del imperialismo. Reconocidos más de 5 millones de votos.

Utilizando todos los recursos del poder remacha una y otra vez esta absurda separación. Ello lo conduce a gobernar sólo para los suyos, a prodigar dádivas al margen de todo sentido de justicia social, “a los suyos”, para lo cual estima que los dineros de la nación son de él y así los maneja, los dilapida, los regala de acuerdo con sus conveniencias personales que tienen un solo norte: permanecer en el poder a como dé lugar.

Tomemos las misiones. Uno de los caballitos de batalla es que si la disidencia gana, como va a ganar, la mayoría de la Asamblea Nacional, éstas serán eliminadas. El gobernador Pablo Pérez le salió al frente a este infundio. Pero lo que queremos subrayar es como queda patente que Chávez utiliza a dichas misiones con un sentido clientelar. Sólo las otorga al que se coloque una camisa roja y en el caso de elecciones vote por él so pena de serle quitada la dádiva. Ese proceder nada tiene que ver con la justicia social que se mide por su universalidad, vale decir que es para todos sin distinción. Lo puedo enfatizar con propiedad. Junto con la ministra Mercedes Pulido coordine 14 programas sociales, algunos de los cuales se les ha cambiado en este régimen sólo el nombre, y jamás, oígase bien, jamás, se nos ocurrió pedir adhesión política por su aplicación a todo aquel que lo necesitare.

Un país dividido en dos pedazos, -hoy el que adversa el modo de gobernar Chávez, su modelo castrocomunista, es mayoría-, no está en capacidad de progresar como lo demuestra la recesión que vive Venezuela cuando los países de América Latina, con la sola excepción del nuestro, han salido de su crisis.

Un país dividido de esta manera desprecia los talentos, los profesionalismos, la concurrencia en una palabra, de millones de venezolanos preparados que se ven impedidos de prestar su concurso a la creación de una Republica.

Como esta división es irracional se torna inviable la conducción del país y la urgencia de cambiar se acelera cada día. Un paso importante es ganar las elecciones del 26 de septiembre y solidificar la unidad para avanzar hacia el 2012 y poner fin entonces no sólo a un mal gobierno sino a un régimen inviable en este siglo XXI y alcanzar que la sociedad venezolana funcione democráticamente.

Se acercan decisiones trascendentales. Una mayoría unida puesta en movimiento es capaz de hacer milagros y de enfrentar con éxito la tozudez de un hombre que en su desmedida ambición de poder le importa un pito Venezuela. A votar el 26 y a vencer, defender el voto y avanzar hacia nuevas victorias.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba