Opinión Nacional

Doble no siempre significa más

“El presidente de la hermana república de Feudalia, mariscal Manuel Anzábal, toma el juramento de práctica a nuevos ministros, en una ceremonia que se lleva a cabo en el circo estatal capitalino.
Juran los nuevos ministros:
– De Salud Pública: general Roberto Frelloni
– De Agricultura: contraalmirante Esteban Rómulo Capdeville
– De Vías Navegables: brigadier Jorge McLennon
– Y de Educación y Cultura: cabo primero Anastasio López”.

Les Luthiers: SUITE DE LOS NOTICIEROS CINEMATOGRAFICOS

“Predicar moral es fácil”.

Arthur Schopenhauer

 

Si hay algo de lo que no se puede acusar al presidente Chávez es de tener habilidad para escoger a sus colaboradores; al menos en lo que a beneficios para el país se refiere. En sus casi 12 años en el poder hemos tenido un imparable desfile de ministros y afines que brillan por su mediocridad extrema. Uno de los casos más destacados (dada su importancia en la creación de ese mito llamado “el hombre nuevo”) ha sido el Ministerio de Educación (“primera prioridad”), donde el Presidente se ha esmerado en poner lo más opaco del gris rojo rojito. Edgardo Ramírez, el actual MInpopo de Educación Universitaria, desde el comienzo mostró claramente que había sido nombrado como provocador, para crear crisis en las universidades no chavistas. Sin embargo, aún con los niveles de comportamiento que había tenido antes, era difícil de predecir lo que hizo hace unas semanas en una reunión con los rectores. El señor Ministro, en medio de un ataque de histeria revolucionaria, le gritó a la Dra. Cecilia García Arocha (UCV) nada más y nada menos que “¡Puta!” El alto representante de un gobierno que ha creado un Ministerio de La Mujer y que habla enormes cantidades de paja sobre la urgencia de combatir la violencia de género es un ejemplo vociferante de lo que supuestamente repudian.

El episodio, que yo sepa, no ha sido comentado. Es una lástima. Valdría la pena ver al Presidente (y a las dirigentes chavistas) justificando la agresión. Como cuando los pistoleros de Puente Llaguno dispararon contra policías metropolitanos y manifestantes el 11 de abril de 2002, o cuando los malandros chavistas golpearon a “provocadores” periodistas de la Cadena Capriles, o ante los escándalos generados por lo cariñositos que han sido los hermanos presidentes Ortega (de Nicaragua) y Lugo (de Paraguay) con menores de edad.

Esos no son casos aislados, los chavistas viven haciendo juicios morales y cuestionando la rectitud de la conducta de los demás pero emplean otro rasero para evaluar las suyas. Cuando Edwin Valero, héroe deportivo con la cara de su comandante tatuada en el pecho, fue detenido por acuchillar a su esposa, luego de una larga historia de maltratos impunes, no le faltaron padrinos gubernamentales que lo apoyaran ni un juez que lo dejara libre (sin ninguna supervisión), sentenciándolo a un terapéutico viaje a Cuba. Valero aprovechó tan sabia decisión para matar a su esposa y, a las pocas horas, ahorcarse en prisión (no les dio tiempo de liberarlo nuevamente). La Ministra de La Mujer sólo abrió la boca para criticar a los medios de comunicación por su tratamiento del caso.  

Una de las muchas justificaciones que esgrimió el presidente Chávez cuando decidió cerrar RCTV fue la calidad de su programación. Basta una breve pasada por lo que transmiten las emisoras del Estado para comprobar cuan deshonesta fue su posición. Vi un segmento de un programa del canal 8 conducido por Paul Gillman (las personas de estómago fuerte pueden encontrarlo aquí http://www.youtube.com/watch?v=mmA3juTN-wA) donde los modelos de lo que debe ser la TV en Venezuela llamaban a María Corina Machado “María Cochina”. El sketch, aparte de ejercer la violencia de género públicamente y a nivel nacional (superando al ministro Ramírez), combina lo más bajo del humor adolescente con una lamentable falta de sustancia. Lo único rescatable es que significa un progreso notable en la carrera de Gillman. 

Pero hay ocasiones en que el respeto sí les parece un valor importante. Unos diputados de la AN fueron a la Fiscalía para pedir que investigaran a quienes se burlaron de la muerte de Willian Lara, de Guillermo García Ponce y del diputado Luis Tascón a través de las redes sociales (TC 21/09/2010). Ninguno expresó molestias porque, unos días antes de la muerte de Franklin Brito, Andrés Izarra (famoso por haberse reído de 150000 muertos en CNN) hubiera escrito en su Twitter “Brito huele a formol”. Ni porque cuando murió el Arzobispo de Caracas, Monseñor Ignacio Cardenal Velasco, el presidente Chávez dijera que lo vería en el Infierno, mientras las cámaras tomaban a sus partidarios portando fotos del Arzobispo decoradas con cuernos. La indignación chavista sí se desató cuando, días después de morir Willian Lara, los actores de ImproMatch improvisaron sobre una frase del público (“Gobernador que se duerme se lo lleva la corriente”). El inmortal Director del CELARG los vetó a perpetuidad.

Para asignar méritos el chavismo es aún más arbitrario. Las muertes de venezolanos ilustres como Jesús Soto, Adriano González León, Eugenio Montejo y Aldemaro Romero no produjeron ni un comentario oficial de quienes pretendieron vendernos a Darío Anderson como mártir de la Patria, con declaraciones cursis, canciones, busto de bronce y demás, justo antes de que el ministro Jesse Chacón les arruinara la beatificación al denunciarlo como jefe de una banda de extorsionadores.

Lo más grave es que la situación no se restringe a la esfera del mal gusto y la falta de sensibilidad sino que afecta áreas tan fundamentales como la justicia. Hay delitos sin culpables, cuando involucran al oficialismo, y culpables sin delito, cuando se trata de personas que no agradan al poder. Los presos sin juicio, como María Lourdes Afiuni, contrastan con los chavistas delincuentes (con videos probatorios), libres y sin juicio, como Lina Ron. Dos diputados recién electos por la oposición siguen ilegalmente detenidos (aún a pesar de un fallo absolutorio, en el caso de Biaggio Pilieri), pero William Sanguino, un estudiante psuvista acusado de asesinar al estudiante Jesús Eduardo Ramírez durante una protesta recibió una “medida cautelar sustitutiva”, decretada por el juez en ausencia de los acusadores privados y del Ministerio Público.

El mismo PSUV que habla de castigar a los responsables» de la Masacre de Cantaura» postuló por el circuito 2 del estado Guárico al ahora diputado electo Roger Cordero Lara, piloto de uno de los aviones que bombardearon el núcleo del Frente Américo Silva (TalCual, 4/10/10).

Como es esperable, la ambigüedad ética no sólo afecta a la dirigencia. Los pocos chavistas que han reconocido la derrota en las elecciones del 26S mencionaron problemas como la inseguridad, la corrupción y los apagones como causales. Pero días antes negaban su existencia ¿Cuántos de ellos seguirían negándolos si hubieran conseguido la mayoría calificada?

Aparte de los más evidentes, los resultados electorales produjeron dos efectos interesantes relacionados con la doble moral. Los diputados oficialistas que no fueron reelectos, después de cinco años rehusándose a discutir la crisis de inseguridad que sufre el país, finalmente van a poder disfrutar de la maravilla que significa ser un ciudadano común y corriente, sin la innecesaria escolta.

El 30 de julio de 2009 los parlamentarios del PPT, para el momento satisfechos miembros de la coalición chavista, levantaron sus complacientes manitas para aprobar la Ley Orgánica de Procesos Electorales. Sin duda pensaban que serviría para alejar a la oposición de la Asamblea Nacional. El 26 de septiembre de 2010 se encontraron con que, a pesar de haber obtenido 30% de los votos, en Lara el PPT no consiguió ningún escaño. Ojalá que las consecuencias de todas las acciones miserables y oportunistas fueran tan claras y tan inmediatas.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba