Opinión Nacional

Domingo con tirano y uranio

El segundo domingo de 2012 habrá un tirano más en territorio venezolano. Otro de la estirpe de mandones de nuevo cuño, por suerte en precoz decadencia, que, a la manera de Putin, han venido a renovar el rostro de los totalitarismos de siempre convertidos ahora en autoritarismo del siglo XXI, y los han maquillado con legitimidad electoral.

El tirano que hoy degrada con su presencia la tierra venezolana se halla desde el año 2005 al frente del Gobierno de su país. Y, desde entonces, a la manera de los cubanos de Fidel, ha convertido a Venezuela en una especie de segunda sede de su gobierno desde donde hace suculentos negocios, cocina estrategias internacionales para desarrollar su feroz odio antioccidental y, sobre todo, como bien lo ha demostrado la periodista Fabiola Zerpa en una excelente saga periodística publicada en este mismo diario a finales del año pasado, encuentra apoyo económico del Gobierno bolivariano y busca materias primas como el uranio que requiere con urgencia en su carrera armamentista nuclear.

El lector ya debe saber que hablamos de Mahmoud Ahmadinejad, el hombre que condujo la sangrienta represión contra los iraníes que protestaban el fraude electoral cometido en las elecciones presidenciales del año 2009, gracias al cual sigue aún en el poder. El mismo que ordenó encarcelar miles de opositores, centenares de los cuales han sido vejados sexualmente por sus carceleros en represalia a sus posturas ideológicas.

El que ­poseído por su fanatismo religioso sin límites­ sostiene públicamente que el holocausto judío nunca existió. Y el mismo que ha predicado sin pudor alguno que es necesario borrar de la faz de la tierra a todos y cada uno de los habitantes de Israel, por lo que muchos suponen que el armamento nuclear en el que, sin duda, trabaja podría ser utilizado para ejecutar ese deseo.

En asuntos de fanatismo y perversión el hombre del que hablamos tiene pedigrí. Fue uno de los más importantes instructores de los Basiji Mostazafan, organización fundada en 1979 por el ayatolá Jomeini en medio de la guerra Irán-Irak. Los campos minados eran un problema para el Ejército iraní. Se intentó limpiarlos utilizando asnos, ovejas y perros. Pero los animales al escuchar una explosión huían. Entonces decidieron utilizar personas de pequeño tamaño y crearon los basiji, brigadas de niños que, armados de una llave de plástico en el cuello que les aseguraba su entrada en el paraíso, ofrecían sus vidas en la tarea de hacer estallar las minas. Eso sí, los jefes tenían el cuidado de envolver previamente a los niños en alfombras para evitar que sus cuerpos se dispersaran una vez que la explosión los sacara de este mundo sin escala hacia la eternidad.

Además del pueblo judío y la cultura occidental, Ahmadinejad tiene otras obsesiones. Una de ellas son los homosexuales, a los que su régimen persigue sin descanso. No por casualidad una página web española defensora de la diversidad sexual, luego de una consulta abierta, acaba de declararlo «Homofóbico del año 2011» entre otras razones por haber declarado que Irán era un país libre de homosexuales.

La otra es el temor al poder crítico de la creación artística, especialmente del cine. Los cineastas son perseguidos con procedimientos y dictámenes propios de la Edad Media. El gran director Jafar Panahi, figura de gran peso en la cinematografía europea, fue condenado a seis años de cárcel y a veinte sin poder realizar una película, bajo el cargo de «hacer propaganda contra el régimen». La actriz Marzieh Vafamehr fue también condenada, el año pasado, a un año de prisión y noventa latigazos por el delito de «actuar en una película vulgar». Y por los menos treinta cineastas más se hallan en el exilio huyendo del calabozo que les aguarda en Teherán.

Este currículo tenebroso será ocultado por estos días en los medios y las declaraciones oficiales. Para los rojos Ahmadinejad, al igual que los cuadros de la ETA y de las FARC, Gadafi y Hussein, son héroes de la lucha contra el imperio.

Dime con quién juegas a la guerra nuclear y te diré quién eres.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba