Opinión Nacional

Dos noticias

El mutismo que caracteriza la burocracia de la esquina de El Chorro fue interrumpido por un par de noticias. Como el chiste, una buena y la otra no tanto. La buena es que por decisión del protectorado cubano se autorizó la homologación de los salarios del personal de los diversos institutos de investigación que integran al Ministerio del PoPo de Ciencia y Tecnología de Venezuela. La menos buena es que culminó el parto de los proyectos ordinarios PEI correspondientes al año 2011.

El detalle sobre la homologación salarial es tan inexistente como el que no fue consultado con los interesados. Sólo se sabe que desde su lecho de convaleciente en un hospital de La Habana y para las ocho instituciones de investigación que dependen del Ministerio correspondiente, el presidente Chávez recibió la aprobación para que tramite un crédito adicional por algo más de cien millones de bolívares. Se desconoce la extensión del aumento, que no era conferido en los últimos cinco años desde el año 2007.

Tampoco se sabe cuál es el descriptor de cargos del sistema de rango y menos si son parte de algún esfuerzo para establecer aquello que aspiraban los afectados; la carrera del investigador.

En cualquier caso, bienvenidas sean las correcciones salariales, especialmente, en una comunidad como lanuestra, atacada por una inflación crónica galopante y teñida de rojo. No por la filosofía política de quienes la integran, sino por el sudor de sangre que los investigadores han dejado en el calvario de liderar con la presente administración de la ciencia y tecnología local.

Y si bien felicitamos a los colegas que fueron beneficiados por este acto administrativo ­y que corresponde como a un 20% de todos los científicos y tecnólogos del país­ no podemos sino lamentarnos de que el otro 80% de los hombres y mujeres que hacen ciencia entre nosotros desde los mesones de las universidades nacionales, sigan castigados con el azote de míseros salarios y condiciones de trabajo miserables. Con esa mayoría, nuestra solidaridad, admiración y respeto ante su estoicismo de soportar otra bofetada más de un gobierno excluyente, sectario y esencialmente enemigo de la academia.

Sobre la otra noticia, felicitamos a quienes recibieron el beneplácito de una subvención. Sin embargo, nospreguntamos en qué tiempo ahora la administración de los recursos LOCTI va a procesar las subvenciones al año 2012 y cuyos aportes ya deben de estar en la caja del ministerio. Y es que vale la pena recordar, que LOCTI no es una operación de una sola vez, sino una actividad que se debe repetir cada año. En efecto, anualmente el gobierno nacional está obligado a destinar el 3% del PIB a labores de ciencia, tecnología (e innovación). En otras palabras, ya se debería de estar evaluando el resultado de los proyectos otorgados para el año pasado y dándole paso al otorgamiento de otro nuevo contingente de proyectos financiados con lo que se recoja el 31 de marzo del2012. La pregunta obligada es, ¿lo harán así o terminarán esos reales de la ciencia en el pote electoral del PSUV?

 

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba