Opinión Nacional

Economía y derechos sociales

Existe una percepción general de que los objetivos económicos de las personas o de las empresas están en contradicción con los objetivos sociales, tanto individuales como colectivos. Como consecuencia de ello, existe una tensión permanente entre valores económicos (como la eficiencia, el beneficio, o la competitividad) y valores sociales (como la justicia, la sostenibilidad, o el bien común). Esta tensión ha presidido y preside muchos de los enfrentamientos ideológicos y políticos a lo largo de la historia. Quisiera defender la tesis de que esta percepción, que obedece muy a menudo a la realidad, no es debida a una contradicción necesaria e insalvable, sino a una interpretación aislada y equivocada, así como a la exageración de algunos de estos valores.

Aceptemos que el objetivo central de una sociedad es el bienestar de sus ciudadanos, bienestar que se compone de muchos aspectos materiales (disponer de recursos, confort, salud…), e inmateriales (encontrar respeto, amor, libertad, desarrollo personal…). La economía es la actividad social que debe permitir generar y distribuir los recursos materiales, y también alguno de los inmateriales, como es el caso de la educación. Las sociedades europeas modernas se han organizado de forma que, conservando la libertad de sus ciudadanos tanto en el plano político como en el económico, han introducido unos mecanismos fiscales y de regulación que persiguen conseguir un grado importante de otros valores sociales, como la igualdad. El resultado ha quedado muy lejos del objetivo, y por ello la tensión sigue estando presente y se ha agudizado mucho durante los últimos años.

A la hora de decidir qué es lo que hay que cambiar, no se deberían olvidar cuatro principios:

1) La economía es un instrumento al servicio del bienestar personal y colectivo, y por ello sus actividades deben ser juzgadas en función de su contribución al mismo. Hay una gran verdad que a menudo escuchamos: “La economía debe estar al servicio de las personas, y no al revés”. 2)Los objetivos económicos no pueden ser despreciados, como a veces ocurre, porque una economía ineficiente o poco competitiva no podría contribuir al bienestar general, en sus aspectos materiales. 3) Normalmente las contradicciones nacen de la introducción en la actividad económica de objetivos exclusivamente económicos que no generan valor social, es decir que no contribuyen a su necesaria finalidad social. Y 4) En otras ocasiones el problema se genera por la elevación a la categoría de absolutos de algunos valores o de algunos objetivos, con la consiguiente destrucción del equilibrio que supone una visión más global de todos. Voy a citar rápidamente algunos ejemplos corrientes.

Hay que eliminar las grandes desigualdades, hay que evitar la explotación, y asegurar un nivel mínimo de subsistencia para todos, pero el esfuerzo personal debe estar recompensado

»Rentabilidad. La obtención de rentas, sean salariales o empresariales, debe estar ligada a la realización de una actividad o de un trabajo que tenga una utilidad social y contribuya a las finalidades antes indicadas. Aquellas actividades puramente especulativas que generan rentas sin crear ningún valor real ni contribuir a la mejora del bienestar general, no deberían ser aceptadas, o deberían estar fuertemente desincentivadas fiscalmente.

»Igualdad. La pretensión de garantizar la plena igualdad de todas las personas es un principio que puede debilitar la responsabilidad individual. Hay que eliminar las grandes desigualdades, hay que evitar la explotación, y asegurar un nivel mínimo de subsistencia para todos, pero el esfuerzo personal debe estar recompensado. Por ello hay que hablar más de equidad que de igualdad. Hay que aceptar que un cierto nivel de desigualdad incentiva el esfuerzo y asegura un aumento de la actuación social por un camino mejor que la imposición de forma autoritaria.

»Competitividad. Una economía competitiva es necesaria para un nivel aceptable de bienestar. Pero la competitividad debe interpretarse como “ser competente”, no como “competir”. La mejor forma de ser competitivo es haciendo cosas útiles y bien hechas, y no hundiendo a los otros que también intentan hacerlas. A menudo, desde una posición competente se está en condiciones de establecer relaciones de colaboración mucho más beneficiosas que las de competencia. Esto es especialmente cierto en la competitividad internacional. Es su ausencia la que ha provocado un desarrollo tan desequilibrado en el planeta.

»Sostenibilidad. La energía es fundamental para nuestra vida material y por ello su obtención es una actividad clave de la historia humana. Su procedencia es tan diversa (alimentos, sol, agua, viento, biomasa, carbón, petróleo, gas, uranio…) que hay que tomar decisiones. Tres son los criterios a considerar: que sea accesible, que sea barata, y que no contamine. Este último es ahora muy importante porque no lo habíamos tenido en cuenta y hay que reforzarlo. Pero evitemos convertir ninguno de los tres en el único, ya que podríamos poner en peligro elementos clave de nuestro bienestar.

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:»Tabla normal»;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-qformat:yes;
mso-style-parent:»»;
mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
mso-para-margin-top:0cm;
mso-para-margin-right:0cm;
mso-para-margin-bottom:10.0pt;
mso-para-margin-left:0cm;
line-height:115%;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:11.0pt;
font-family:»Calibri»,»sans-serif»;
mso-ascii-font-family:Calibri;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-fareast-font-family:»Times New Roman»;
mso-fareast-theme-font:minor-fareast;
mso-hansi-font-family:Calibri;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;}

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba