Opinión Nacional

Eduardo Fernández: Llegó la hora del cambio profundo en la vida del país”

Eduardo Fernández presentó la propuesta Venezuela 2013: la explosión del desarrollo, un programa que, según especificó, es posible a partir de un cambio de gobierno.

“El año 2012 es una oportunidad para lograr un cambio profundo en la vida del país. Podemos tener un cambio sin derramamiento de sangre, un cambio democrático, pacífico y constitucional. Lo que propongo es crecer en 2011, ganar en 2012 e inaugurar un nuevo gobierno en 2013”.

La frase resume la razón de la visita del presidente del Centro de Políticas Públicas Ifedec a Guayana, donde este sábado envió un mensaje de esperanza al pueblo de Bolívar a través de una exposición que le permitió mostrar sus cualidades oratorias que confirman que “El Tigre” vuelve por sus fueros.

En el discurso estuvieron activistas políticos de distintas tendencias, quienes aplaudieron la propuesta del quien no especificó si aspira a un cargo de elección popular.

Había, por lo menos, que tratar de comprenderlo. Porque, claro, el sentimiento predominante era el de la antipolítica. Era lo que, a cada rato, repetían, incluso, los mismos políticos, era la palabra santa de Cabrujas, era el fondo de Por Estas Calles y, en fin, era la moda: desprestigiar a los partidos y a los gobernantes. Por ende, había que aupar o consentir tras cámaras el intento de golpe de Estado del 4 de febrero de 1992.

Pero él opinó que no. Temprano en la mañana, fue para un canal de televisión, desde donde rechazó la acción que encabezó Hugo Chávez y, más todavía, respaldó al gobierno constitucional de Carlos Andrés Pérez, quien había sido su rival en las elecciones presidenciales de 1988.

“¡Cómo va a ocurrírsele al Tigre, válgame Dios, semejante disparate!”, pensaron muchos. Pero se le ocurrió, actuó y eso, en ese momento, le costó.

Hoy, casi 20 años después, ése que se plantó frente al país para repudiar la acción, Eduardo Fernández, sostiene que estuvo en lo correcto, y muchos de los que discreparon de él, hoy le dan la razón. Pero no anda sacando en cara lo que fue, sino difundiendo lo que podrá ser, y eso tiene nombre: Venezuela 2013. Aunque no sea oficial todavía, podría ser un programa de gobierno, y fue, además, el motivo de su visita, este fin de semana, a Ciudad Guayana.

Ambiente variopinto
En el auditorio de la sede de Unare de la Universidad Gran Mariscal de Ayacucho (UGMA), las sillas faltaron. No hubo uniformes, pero sí muchos colores, principalmente tres: amarillo, azul y rojo.

Venezuela 2013: la explosión del crecimiento, rezaba una pancarta que predominaba en la tarima. Desde ella, y detrás de un podio que sostenía el mensaje “ya es hora”, Fernández presentó la propuesta.

Momentos antes, apareció en el auditorio con una guayabera azul turquesa que, políticamente, lo mantuvo neutro. Quizás fue esa la intención, al menos en ese momento, y lo logró: abajo, representantes identificados con la derecha, el centro y la izquierda, escucharon su planteamiento.

Con un grupo de jóvenes que ondeaban banderas de Venezuela, Fernández comenzó su discurso. Visualmente, la vitalidad lo respaldaba. En las palabras, el mencionar a la selección venezolana de fútbol fue el “clic” con los presentes.

“Si en algún sitio se ha comprobado la tesis de sembrar el petróleo, de ese gran venezolano que fue Arturo Uslar Pietri, ha sido aquí en Ciudad Guayana (…) yo quiero asumir el compromiso de trabajar por Guayana para que vuelva a ser un polo de desarrollo”, manifestó, al tiempo que los aplausos opacaron sus palabras.

Precisiones necesarias
¿Marcando territorio? Sólo él lo sabe, pero, a juzgar por sus palabras de ayer, cualquiera podría pensar que sí, que Fernández está diciendo que está listo, y que viene con intenciones electorales.

Un ejemplo: “El año 2012 es una oportunidad para lograr un cambio profundo en la vida del país. Podemos tener un cambio sin derramamiento de sangre, un cambio democrático, pacífico y constitucional. Lo que propongo es crecer en 2011, ganar en 2012 e inaugurar un nuevo gobierno en 2013”.

Y recalcó: “En el reloj de la historia está el 2012. Para ese cambio, hay que cambiar de presidente. Yo lo digo sin malas palabras ni frases altisonantes: llegó la hora de cambiar. No soy habitante de este estado, pero me da la impresión de que también hay que cambiar al gobierno regional. Sí se puede: ya lo logramos en Zulia, Táchira, Miranda, Carabobo y Nueva Esparta”.

Cambio de modelo
Pero, a fin de cuentas, ¿cómo es que se logra ese cambio?, esa Explosión de crecimiento, como se tituló la ponencia de este sábado. Fernández especificó una idea que ha expuesto durante los últimos meses: el cambio de modelo rentista petrolero.

“Toda mi vida he combatido con este modelo socialista en el que vendemos petróleo, nos pagan unos dólares y luego repartimos esa riqueza entre la población. Hay que romper con este tipo de economía y sustituirla por otra que genere oportunidades de progreso y desarrollo para todos los venezolanos. Ese modelo produce pobreza y es excluyente. Tenemos a un Gobierno millonario y a un pueblo en las manos del hampa. Produce, además, corrupción”, criticó.

En frente de eso, de acuerdo con su propuesta, existe una alternativa: la economía social de mercado. En ese esquema incluyó a Guayana.

“El turismo bien desarrollado puede darles a todas las familias de esta región una oportunidad de mejorar su calidad de vida significativamente. Ciudad Bolívar, Caroní, la Gran Sabana, Canaima, el Orinoco deberían estar llenos de turistas del mundo entero dejando sus dólares en la areperas, en los restaurantes, en las posadas, en los bolsillos de los taxistas, mejorando los ingresos de los jóvenes profesionales de toda la región. De eso se trata nuestra propuesta, de aprovechar todo el potencial que tenemos para que los venezolanos vivamos mejor”, expuso.

Fernández se disculpó “por lo largo (del discurso), pero tenía como 10 años que no hablaba y tengo muchas cosas acumuladas”.

Hasta ese momento, el auditorio permaneció repleto. De los que aplaudían a rabiar y de los que, simplemente, fueron a escuchar, aunque con el beneficio de la duda, pero a escuchar. Él, simplemente, hizo lo que vino a hacer sin mencionar alguna intención electoral, pero manifestando que “quiero ganara en El Palmar y Guasipati; en El Callao y Maripa; en Santa Elena y en Ciudad Piar; en Tumeremo y Caicara; en Upata y Ciudad Bolívar; en San Félix y Puerto Ordaz… ¿Se puede o no se puede?”.
A donde sea
A comienzos de junio, Eduardo Fernández presentó el plan Venezuela 2013, La Propuesta, una estrategia con la que se pretende enfrentar los problemas sociales del país con el punto de partida de un nuevo Gobierno.

Hasta ahora, Caracas, Valencia, Maracaibo, Maracay, Barquisimeto, Barcelona y, ahora Puerto Ordaz, han sido las ciudades en las que el ex candidato presidencial ha presentado el plan.

Fernández es el presidente del Instituto de Formación Demócrata Cristiana (Ifedec).

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba