Opinión Nacional

Educación o adoctrinamiento

El tema de hoy es la educación. Pero se ha preguntado usted lectora (lector)
qué es lo que realmente persiguen con la «revolución educativa» las actuales
autoridades educativas de Venezuela. ¿Para qué es que realmente quieren los
supervisores itinerantes y la modificación de la Ley de Educación?.

El señor Carlos Lanz Rodríguez, presidente de la «constituyente educativa» y
autor del decreto, se confiesa comunista y se enorgullece de haber
secuestrado a Niehaus, credenciales que comparte con muchos de los actores
en el actual proceso revolucionario Pero Lanz se confiesa también gramsciano
. Todos sabemos lo que es ser comunista, pero muy pocos saben lo que
significa ser gramsciano. Para saberlo es necesario ser versado en la
literatura comunista. Por ello es importante recordar quien era Antonio
Gramsci (1891-1939).

Gramsci fue un influyente militante del partido socialista italiano hacia
1918 y uno de sus mas importantes voceros. En 1921 junto con Palmiro
Togliatti se separaron del partido socialista llevándose una tercera parte
de sus militantes y fundaron el Partido Comunista Italiano. En 1926, en
vísperas de la ilegalización del Partido, el diputado comunista Gamsci fué
hecho preso por los fascistas de Benito Mussolini. En esa época los
comunistas habían querido alcanzar el poder a través del control de los
sindicatos. En los años 20 del mismo siglo había llegado al poder el Partido
Comunista ruso y había nacido el Marxismo-Leninismo, pero también había
nacido en Italia el fascismo, como una versión del socialismo, y el fascismo
había logrado el control de casi todos los sindicatos italianos. El fascismo
era entonces el enemigo mortal de los comunistas italianos.

En la cárcel durante nueve años Gramsci escribió un total de 32 fascículos
en los cuales llegó a la conclusión de que era inútil tratar de lograr el
advenimiento del milenio comunista al través del control de los sindicatos.

Que la única vía y la única estrategia duradera y exitosa era la penetración
y el control de las instituciones educativas y culturales logrando así el
adoctrinamiento de la juventud y del mundo cultural en la religión marxista
cambiando así la cosmovisión de la sociedad. Gramsci enfermó en la cárcel y
murió en 1939, pero sus estrategias y sus doctrinas comunistas tuvieron una
gran influencia en los años posteriores, especialmente en América Latina,
hasta el punto de que Lombardo Toledano, el conocido líder comunista
mexicano, publicó en 1949 (junto con Carbone) una biografía de Gramsci.

La enorme influencia de las tesis gramscianas en nuestra América Latina ha
sido responsable de ese asalto a las universidades latinoamericanas por los
marxistas a partir de la década de los años 40 del siglo XX, que sufrieron
casi sin excepción todas las universidades públicas de América Latina.

Después de la toma del poder en Cuba por Fidel Castro en 1959 tiene lugar un
cambio o refinamiento de las estrategias de Gramsci poniendo énfasis en el
control de las instituciones responsables de la educación primaria y
secundaria, sin olvidar por supuesto la universitaria y cultural. 41 años de
experiencia cubana en adoctrinamiento marxista de los muchachos y muchachas
de Cuba ha dado sus frutos, como lo demuestran las declaraciones de los
jóvenes que han acompañado a Fidel en sus visitas a Venezuela, para quienes
el socialismo no es ya una teoría social discutible a pesar del fracaso
soviético, sino un dogma, una religión. La «revolución» marxista no es ya un
proceso en Cuba, sino un verdadero culto religioso y Fidel no es sólo un
líder sino un profeta. Han logrado a través del control de la educación el
cambio de la cosmovisión de la juventud cubana.

Usted lectora (o lector) que tiene hijos. Que está dispuesta a cualquier
sacrificio para educarlos. ¿Se ha dado cuenta realmente de lo que persiguen
los actuales actores de nuestro «proceso revolucionario» con el Decreto 1011
y su Proyecto Educativo Nacional (PEN) ? No se trata ahora de educar y son
por lo tanto inútiles todos los argumentos en favor de la verdadera
educación. Se trata de adoctrinar a nuestros hijos y a nuestros nietos para
lograr así cambiar su cosmovisión de la sociedad venezolana hacia el milenio
comunista.

Si están preparando un holocausto ideológico de la juventud venezolana es
bueno que todos lo sepamos. ¡Ahora!.

¿Y todavía cree usted que no hay que ir a marchar el 8 de Noviembre?
El silencio es el asesino de la democracia.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar