Opinión Nacional

Educadores y la “guinda” de la “torta” educativa

Nada puede sorprender en educación después que se publicó el Proyecto Educativo Nacional (PEN), coordinado por Carlos Lanz, en 1999, que se ha implantado, progresivamente, con algunas añadiduras, a veces de peor nivel académico o pedagógico, envueltas en el eco del discurso oficialista que han desarrollado los Ministros de Educación.

Durante los últimos siete años se ensambló un proceso autoritario, ultra-centralizador y regresivo, contra los gremios, contra lo científico, contra las reivindicaciones logradas por los docentes, contra la excelencia educativa, contra la educación de calidad para todos y contra la educación privada en general. Algunas de las acciones representativas de ese deterioro educacional son:
-Con la Resolución 259 del 14-12-1999 y los programas de Ciencias Sociales, se eliminó o se analizó en forma totalmente parcializada gran parte de la historia del período democrático posterior a 1958, con errores que fueron reconocidos por el Ministro de Educación cuando aclaró que no había leído esos documentos y los atribuyó a funcionarios “fanáticos”.

-Con el Decreto 1.011 del 4-10-2000, se crean los supervisores itinerantes que se nombran a dedo y no se les exige ninguna formación académica específica, lo cual eliminó la carrera de los supervisores y los méritos para los ascensos.

-Con la suspensión de los concursos, previstos en la Ley Orgánica de Educación de 1980, para ingresar y ascender en la carrera docente se eliminaron los estímulos para la superación académica y se ha incorporado un gran número de docentes no graduados pero comprometidos con el “proceso”.

-Con decretos para aumentos de sueldos y la asignación de bonos especiales para no pagar todas las deudas, se sustituyen los Contratos Colectivos y las normas de homologación.

-Con el programa paralelo de las Misiones, de cuestionada cualidad pedagógica y académica y coordinada al más alto nivel ejecutivo, se trató de ampliar la incorporación de jóvenes al sistema educativo. Reciben amplio apoyo financiero de varias dependencias, entre otras, el de PDVSA y son objeto de gran difusión de sus etapas y graduaciones, con actos televisados en cadena nacional que sirven para estrenar los uniformes con despliegue de franelas y cachuchas alusivas. Pero durante la graduación, que en forma simbólica se realizó a 300 estudiantes de la Misión Ribas, se evidenció además “el papel de las misiones en la (próxima) campaña” y en “la imposición del socialismo chavista” específicamente cuando los despiden con “Nos veremos otra vez en la Batalla de Santa Inés” (Bravo, Luis, 30 Memoria Educativa Venezolana).

-Con la baja calidad académica de la Universidad Bolivariana y de la Misión Sucre se ha intentado resolver el problema de cupos para la población flotante del país constituida por jóvenes que no han sido admitidos en ninguna institución de educación superior, sin haberlo logrado. En lugar de ofrecer mayor presupuesto para apoyar los programas de expansión de las universidades existentes, el Ministro de Educación Superior informó, recientemente, que una de las medidas de presión del 2006 será “forzar las puertas de las universidades para que abran más cupos” (El Nacional, 29-12-05, B 12).

-Con el cambio de los nombres de las escuelas y de los liceos al agregarles el calificativo de Bolivarianos y con la implantación de diseños curriculares de una gran pobreza académica con altas dosis de adoctrinamiento no se ha mejorado la educación.

Cuando parecía que se había completado la obra o la “torta educativa” surge la “guinda” con el Calendario Escolar, que siempre se había elaborado para señalar los días laborable, las vacaciones y las fiestas patrias o de gran significación educativa, pero el del 2005-2006 se convierte en un monumento a la cursilería de los elogios y en un documento destinado, como lo planteó el historiador Manuel Caballero, a la abolición de la historia. Se elimina, se descalifica o se falsifica parte de la historia y se sustituye con algunos datos que parecen más de historietas, como las que se mencionan a continuación:
Aniversarios de todas las Misiones educativas. El tercer aniversario del Banco de la Mujer. Primer aniversario de la ejecución del Plan Liceo Bolivariano. La Inauguración del Liceo “José Félix Ribas” en Corocito, Barinas. Los 141 años del nacimiento del Dr. José Gregorio Hernández sin especificar si es porque fue un gran médico o por su proceso de beatificación. Tres intentos de golpes de estado contra gobiernos democráticos como fechas gloriosas. La muerte de guerrilleros pero sin mencionar ninguna de las víctimas de los que lucharon contra las guerrillas. De Ezequiel Zamora, se menciona la fecha de su nacimiento, de su muerte y de la batalla de Santa Inés, pero no se hace algo semejante con otros próceres.

Menos mal que el 15 de enero sigue siendo el Día del Maestro.

Felicitaciones a todos los educadores.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba