Opinión Nacional

Eficiencia rojita

El primer deber ético de todo gobernante es ser eficiente. La oratoria es importante para anunciar lo que se va a hacer, pero la lengua y el verbo no construyen viviendas, ni son capaces de asegurar la tranquilidad y seguridad ciudadana, ni de recoger la basura, ni de garantizar empleo de los buenos, no de tapa amarilla ni de buhoneros en estampida.

Quinientos frentes de batalla abiertos a nivel nacional, internacional, planetario, en todos los ámbitos del quehacer humano, son demasiados para cualquier persona, salvo que se tenga vocación de demiurgo o de Dios encarnado, hecho hombre una vez más.

La reforma de la Constitución, el socialismo del Siglo XXI, la Patria Grande, el ciudadano nuevo, la revolución bolivariana, la escuela robinsionana, el hombre solidario, la igualdad obligatoria, la construcción del partido único, MERCOSUR, la salvación de Bolivia, la nueva ONU, la muerte de la CAN, El ALBA, la construcción de la nueva Tricontinental, la soberanía agraria, el liderazgo del 3er y 4to mundo, la abolición del capitalismo, la muerte del imperialismo, la extinción de la meritocracia, el joropo y el llano, todo a la vez y al mismo tiempo.

Necesario van a ser entonces otros Airbus, más helicópteros rusos, más televisoras, más emisoras de radio, muchos satélites, giras y cumbres, y más trajes, corbatas y guayaberas, más felicitadores y aduladores para oírme mejor.

¡Para eso tengo tres lenguas y ningún oído!

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba