Opinión Nacional

El 10-oct¿Matarilelireron?

Un conocido diputado hace un nuevo llamado a la oposición para que cambie su actitud golpista por una conducta de diálogo. Otro alto dirigente gubernamental alude a que no habrá repetición del 11A. Hoy estamos avisados y hemos tomado las medidas indispensables para enfrentar al enemigo. Y si ahora se cambia el 11 por el 10, de todos modos volverá el 13, aguerrido y curvero, porque estamos dispuestos a tumbar cabezas en el momento oportuno. No nos pasará como en abril que estábamos confiados en un puño de gallos tapaos que terminaron siendo nuestros peores opositores y que actuaron a favor de la liquidación del gobierno de la revolución bolivariana. Vamos a defender ‘nuestro proceso’ por las buenas o por las otras. Somos gente de la paz pero no dejaremos que nos den matarilerilerón.

El gran teatro de la esquizofrenia y la perversión

Por ello, la famosísima diputada del MVR pide micrófono y pista para descargar a Estrella Castellano: “Nosotros no dudamos de que a la señora Estrella le pasó lo que ella dice que le pasó y como esto es horroroso lo condenamos; sin embargo más bien parece un libreto escrito. ¿Será casualidad o coincidencia?” Se alude a la escena de aquella película en la cual hace veinte años interpretó una mujer que vivió las mismas torturas y vejaciones que hoy denuncia. Sólo que en esta ocasión: “Le pasó algo horroroso pero no fue violada”. (EN,04-10-02,D-2) La flamante dirigente no se atreve a negar la cobarde agresión pero deja entrever la duda. No es capaz de entender que su duda no disminuye sino que aumenta la gravedad de la situación. Porque si en este expaís llegamos al nivel del autosecuestro y la autoagresión programada para actuar en función del desprestigio del gobierno, y éste a su vez es incapaz de demostrar policialmente que no ocurrió el ‘acto horroroso’ que se denuncia, entonces estamos ante un teatro de esquizofrenia y perversión que pone de relieve el nivel de hundimiento a que ha llegado esta sociedad.

¿Pacifismo vs Talimalandrismo?

¿Pero es éste un discurso que mira y va hacia la paz? Lo dicho por uno de los dirigentes pacifistas se pierde en la vociferación guerrerista del talimalandrismo. Un debate que, en medio de su pobreza y vacío, sólo contribuye a profundizar la confusión y a esconder la verdadera causalidad de la profunda tragedia de este expaís. A la clase sometida a la explotación y excluida de los beneficios de la producción, se le causa un gran daño al hacerle ver que la mejor vía para resolver su situación es la refriega que no pasa de la adjetivación y la descarga de arrecheras, y no el cumplimiento de un programa que lleve a un enfrentamiento en términos de verdaderos intereses clasistas, dirigido a mejorar sus condiciones de vida. En este sentido, a la llamada oligarquía se le enfrenta con el adjetivo, la burla, la descalificación ofensiva, el grito y si posible la piedra. No con un programa clasista dispuesto para establecer modificaciones en la distribución de la riqueza.

Las armas y el poder del Jefe Unico

Ahora, la declaración de una revolución pacifica pero no desarmada, no es un simple contrasentido. Es la más firme expresión del juego sucio. Porque las armas no son para defender los intereses de clase del colectivo-explotado, aunque así se proclame en el discurso, sino para garantizar la continuidad en el acceso al mando-privilegios-corrupción del ‘jefe único’ y sus allegados. Si se pensara de verdad en el ‘soberano’, se tendría claro que toda reforma se basa en la búsqueda de acuerdos, que llevan a las partes, en pugna potencial o real, a ceder en algunas de sus posiciones. El pacto pacífico, concertado y legal, es entonces la vía que escoge una sociedad para tratar de preservar la convivencia.

El Acuerdo Social exige una paz relativa

En muchas oportunidades hemos aludido al fenómeno de una paz que sirve para ocultar las miserias que azotan este inmenso planeta. La paz de la injusticia está entonces al lado de todo tipo de carencia o limitaciones. Pero hay experiencias en las cuales se ha desarrollado el ‘Acuerdo Social’ y se ha logrado avanzar en lo relativo a ciertas mejoras. Pero este camino impone el logro de la productividad como base para el establecimiento de lo que se conoce como desarrollo-satisfacción de necesidades por parte de un sector creciente de la población. Si no se cumple con estas condiciones difícilmente se puede invocar o programar ningún tipo de reforma.

Realidad socialista reformulada
Por el modelo capitalista

Ahora, si no se trata de reformar sino de revolucionar, dar un salto de una a otra sociedad, está claro que se tiene que aplicar leyes y procedimientos diferentes a los conocidos. La realidad de las sociedades que vivieron y viven lo que genéricamente se entendió como socialismo demuestra fehacientemente que no se produjo cambio alguno. Por el contrario, hay un proceso de regresión-deformación de la realidad social. Después de la caída del régimen vemos levantarse la vieja realidad modernizada y reformada por el propio modelo capitalista. Esta línea la presiden las cabezas del imperio socialista: Rusia y China.

Un adefesio contrarrevolucionario

Y situados en este marco de confusión, ¿qué significa un ‘proceso revolucionario pacífico pero armado’, que utiliza todos los mecanismos de la explotación, que genera una base de sustentación en el ofrecimiento demagógico al soberano y que se dice permanentemente asediado por una conspiración cívico-militar? ¿Cómo explicar que este adefesio se quiera vender, incluso a nivel internacional, como una de las últimas esperanzas para mantener con vida la ‘revolución’? Es tal el nivel de vacío y pasado del llamado socialismo que hoy se siente obligado a ver revolución donde sólo hay un espectáculo de la más grosera factura contrarrevolucionaria. Ejercicio populista y práctica demagógica que no alienta la productividad sino el parasitismo-malandrismo, que no conforma mentalidades para la libertad sino para el servilismo y la entrega. Lo planteado aquí es la revolución para un nuevo y detestable caudillo que ha encontrado en la pobreza, a la cual desjerarquiza y malandriza, la base misma de su proyecto político que tiene como principal cometido, crear una ‘revolución’ sin revolución que hará de este expaís una sociedad mucho más atrasada y hundida.

La revolucion puntofijista

¿Y dónde están las fuerzas opositoras a este plan de destrozo de una sociedad? Esta revolución tiene en la Coordinadora Democrática (CD), y en buena parte de los conspiradores militares, sus mejores y más firmes soportes. La fragmentación-ausencia de programas de acción coherente y de un proyecto de país capaz de determinar hacia dónde vamos, apunta a favor del gobierno. En este sentido, cualquiera de los nombres que ahora ejercen de precandidatos para sacrificarse por la patria y por el pueblo y ascender a Miraflores, estaría dispuesto a continuar una revolución generada, controlada y desarrollada por la propia herencia puntofijista. Su carga de pasado y atraso es más que evidente.

La militancia de la corrupción

Uno de los grandes males de este expaís reside justamente en que sus políticos son una gran y única familia. Todos militan o quieren hacerlo en la primera línea de la corrupción. Cada quien prefiere estar donde hay. La honestidad no es un valor a considerar. Los 40 años de corrupción puntofijista son plenamente reivindicados por la ‘revolución’. La pugna es entre gangsters de uno u otro lado. Y esto pesa en la lucha política y la confrontación violenta que aquí se adelanta hoy. Desde el 11A-02 comenzó a correr la sangre por razones políticas y no se vislumbra un corte de muertes sino lo contrario, la continuación del fenómeno. La profundización de la violencia es una realidad, pero no para trasformar o revolucionar, sino para resolver lo referente al quién o quiénes les corresponde ingresar al ejercicio y disfrute de los privilegios.

Astillas de un mismo tronco

Por ello importa preguntar por la ‘facilitación’ de Gaviria que da continuación a la tripartita. Esto significa gastar cartuchos para una paz que se sabe que no existirá. Una parte mantiene que el poder ahora corresponde al soberano y en lo fundamental se dedica a la demagogia y al robo. La otra dice luchar por restablecer el mundo de las reformas con las cuales se vive mejor. Una y otra son astillas del mismo tronco. No hay Separación doctrinario-político-ideológica. Estas características pesan a la hora de examinar lo que ocurre con el cuadro de tensiones, incertidumbre, inestabilidad e ingobernabilidad que define la política en este expaís. A estos rasgos se suma la confusión que es enfermedad grave y difícil. ¿Cómo salir del atolladero? ¿Cómo lograr la estabilidad, la paz, la certidumbre?

La CD soporte fundamental del Jefe Unico

Para los opositores está visto y comprobado que el mal principal de esta situación es Hugo Chávez. Sacarlo del gobierno es, en consecuencia, una tarea que se ha convertido en el punto y señal de movilización de la CD. Pero, como expusimos, es tal la torpeza en su accionar que termina por convertirse en una instancia para soporte y convalidación de la institución presidencial. Sin embargo, continúa la pugna que, por razones obvias, sigue el pentagrama escrito por los grandes dueños de una democracia que debe permanecer. En este momento nos encaminamos hacia otra semana en la cual subirá el nivel del conflicto. Es la convocatoria a la marcha titulada: “Toma de Caracas”. La CD va a echar el resto para producir una manifestación que alcance o se parezca lo más posible a la del 11A-02. Y una vez el gentío en la calle, se verá como se bate el cobre. La consigna escogida pide el adelanto de las elecciones. Pero la marcha es vista a la vez como el laboratorio en el cual se terminará de definir la convocatoria a un paro general.

¿Y quién sacara al teniente coronel?

Sobre esta convocatoria se puede establecer dos escenarios. Para unos, tal vez la mayoría de los miembros de la CD, la marcha es un medio para exigirle al gobierno algunas cuestiones concretas: elecciones, comisión de la verdad, cese de la represión y del encarecimiento de la vida. Para otros, tal vez con mucha militancia y menos siglas, la marcha y consecuente paro están unidos a una sonada y conocida conspiración. Ya un importante sector de AD COPEI han señalado que al tte cnel no es posible sacarlo por vías institucionales-legales diferentes al 350 de la CN. Se impone, por ello, avanzar en el camino del golpe que permita acabar con el gobierno y hasta con una parte importante del ‘chavismo’.

Frente al plan conspirativo ¡Plomo!

En un inicio se le da poca importancia a esta posibilidad pero en la medida en que aumenta la convocatoria y las posibilidades de la concentración, crecen los planes gubernamentales. se entiende que el gobierno carece de fuerzas para contener una manifestación como la del 11A. No se detiene el gobierno a considerar que ya no estamos en el 10D-2001 ni en el 11ª. Aquellas posibilidades pasaron. Y ahora no será nada fácil tratar de reproducir aquel ambiente-circunstancias. Algo verdaderamente difícil, por no decir imposible. Y frente a esta disposición a la pelea, por parte de la CD, se levanta la campaña antigolpista del gobierno. Varios voceros señalan hoy la existencia de un plan conspirativo de mucha envergadura, dispuesto para impulsar la inestabilidad. La situación está llena de tensión. El panorama se le complica aceleradamente al gobierno. Por ello se acude a la conformación de un plan mayor, que incluye la preparación de un aparato interno de defensa y el componente externo, representado por los amigos y aliados de la OEA.

¿Podra Gaviria detener la conspiración?

En este sentido, se echa mano de César Gaviria, SG de la OEA, para que actúe en función de detener la conspiración que puede acabar con esta ‘experiencia revolucionaria’. Y CG, como facilitador, prepara una agenda que comienza por reconocer la legitimidad del ‘jefe único’. Pide nuevo CNE, Comisión de la Verdad, Desarme General y elecciones pero todo en el marco constitucional. Este programa ayuda al gobierno a ganar tiempo. La oposición podrá firmar o no, pero esto no modificará la línea de creciente violencia desatada en este expaís. En este sentido, una marcha y un paro cívico exitosos por encima del 70% se convertirían en una acción tumba gobierno que sería enfrentada por militares antigolpistas y Círculos Bolivarianos. La refriega podría ser significativa y llevar este expaís a la terrible condición de ensangrentado. Todos los escenarios siguen mirando hacia ese punto, en esta terrible hora de la Tragedia Venezuela. ¿Y el matarilerilerón?

Insistiendo

● La Cátedra “Pío Tamayo” invita a festejar los 80 años del camarada Jerónimo Carrera, con su conferencia titulada: La historia que me ha tocado vivir. Presentación: Elio Gómez Grillo. Por su aporte al camino transformador de los pueblos, la CPT y el CEHA le otorgarán a Jerónimo la condición de Maestro Floricultor. Lunes 07-10-02, Sala “E” / UCV, 6 pm. ● ¿Cuál es el proyecto-país que la CD exhibe ante el actual fracaso ‘revolucionario’? ● Ni este gobierno ni esta oposición forjarán la Venezuela de la paz, la justicia y el amor. ● Por desgracia, la violencia-masacre se presenta como irremisible.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba