Opinión Nacional

El 27-F-89: ¿Fuente de Golpismo y Revolución?

¿Estamos ante una nueva historia que impulsa proyectos no conocidos hasta entonces? ¿Qué caracteriza esta nueva realidad? El 27F-89 es el resultado-síntesis de un proceso determinado por el desgaste de un colectivo, defraudado y resentido, que se constituye en el combustible fundamental del estallido-reclamo social de mayor importancia y profundidad de la historia de este expaís.

¿Cómo se desarrolla este fenómeno? ¿Cuáles sus proyecciones en la historia posterior? ¿Alimentó la conspiración-golpismo existente en las FAN desde los inicios de los 80 y sirvió de punto de partida para lo que se ha dado en llamar ‘revolución bolivariana? ¿Dónde está hoy el 27F-89: en el golpismo o la ‘revolución’? ¿Cómo y por qué un movimiento radical del colectivo popular sirve como inspiración-programa para un proyecto personal-autoritario-totalitario?

DEL AVENIMIENTO A LA LUCHA ARMADA

Indispensable la revisión del período 1958-1989 para comprender el 27F-89. Derrocada la dictadura, el modelo democrático representativo se exhibe como un régimen de amplitud y respeto a las libertades públicas. Es el tiempo del avenimiento obrero-patronal y el Plan de Emergencia para tarifar a una parte del colectivo social y ponerlo a cuidar la naciente democracia de los intentos de golpe.

Pero esto se ve truncado por la posición anticomunista de Betancourt, quien decide enfrentar a sus antiguos compañeros de ruta. El choque se intensifica al surgir la ‘revolución cubana’ y su propuesta socialista, que recoge las aspiraciones de la izquierda (PCV, parte de las juventudes de AD y URD). El conflicto se plantea entre una ‘democracia’ que se defiende del ‘castro-comunismo’ y una izquierda empeñada en derrocarla. Se llega así a la lucha armada.

INSURRECCIÓN Y GOLPISMO

Desde inicios de los 60 corre la sangre y siembra de torturados, muertos y desaparecidos. La lucha guerrillera (urbana y rural) se junta a proyectos conspirativo-golpistas, como el ‘Carupanazo’ y el ‘Porteñazo’. A la larga fue derrotado el plan insurreccional y a fines de la década se impone la llamada pacificación que no significó la desaparición de la violencia política, sino su ejecución contra un contingente armado cada vez más diezmado.

LAS MASACRES ‘DEMOCRÁTICAS Y EL REGRESO DE CAP

Los 70 y buena parte de los 80 acarrean el lastre de la lucha armada. Las masacres de Cantaura (1982),Yumare (1986) y El Amparo (1988) evidencian la disposición masacradora del Estado ‘democrático’ para repeler cualquier ataque. La crisis política, el binomio deuda-inflación crece a la par que la pobreza-miseria, la incertidumbre y la falta de perspectivas. El colectivo social pobre se siente una vez más engañado y recrea sus esperanzas para el próximo quinquenio. La proposición del orden fue muy clara: devolver al mando-poder a CAP.

EL DÍA EN QUE BAJARON LOS CERROS

Se ofrece restablecer el período de bonanza saudita, ‘la Gran Venezuela’. Y la coronación lo reafirma. Entre los jefes de Estado asistentes, estaba Fidel Castro, acusado de haber exportado la ‘revolución’ en la década de los 60. El 16F CAP anuncia las recetas fondomonetaristas destinadas a mejorar la economía. En el ambiente prevalece la noticia de aumentos, carestía y eliminación de subsidios, incluida la gasolina. La gente se sintió profundamente defraudada. En la mañana del 27F se desata una protesta en Guarenas contra el alza del pasaje. Y de alguna parte surgió el llamado al saqueo. Las imágenes televisivas comenzaron a correr. Un fenómeno fundamentalmente espontáneo. A la fecha no ha surgido quien se atribuya su convocatoria y conducción. Es ‘el día que bajaron los cerros’, haciendo del saqueo su principal arma de lucha.

EL VISTO BUENO A LA MASACRE

El presidente consultó a personalidades y notables. Entre otras, al actual VP, quien le señaló: aplique los medios que sea necesario para salvar la democracia. Al oscurecer del martes 28 comenzó el toque de queda más criminal de la historia de este expaís. La fosa común de La Peste es testigo-acusación de esta masacre sin precedentes. La orden fue terminante: sembrar la muerte de la manera más ostensible para que sirviera de espejo a quien en lo sucesivo se atreviera a levantarse contra la propiedad.

¡ADIÓS DEMOCRACIA!

Pero el gobierno de CAP, ‘salvado’ en medio de la sangre, quedó deslegitimado. La crisis económica se extiende a lo político, social, militar. La gente dejó de creer en partidos, dirigentes e instituciones. Y en este marco se produce el 04F y el 27N-92: acciones golpistas apegadas a viejos esquemas. En el primer alzamiento Caldera aprovechó para lanzar su candidatura en el momento en el cual se solidariza con la intentona, argumentando que ‘un pueblo con hambre no puede salir a defender la democracia’.

A CAP NO LO DEFENDIÓ NI SU PARTIDO

Luego vino el juicio contra CAP por haber desviado parte de la partida secreta hacia la presidenta Chamorro. Nadie salió en su defensa, ni su partido ni los mecanismos exteriores, ni USA. Y en mayo del 93 CAP es liquidado. El Congreso, con el voto de su partido, aprueba su destitución. Al interinato Velásquez sigue la presidencia de Caldera II: el recurso de que se vale el sistema para tratar de llenar el peligro-vacío que se patentizó el 27F-89.

LA COSECHA ‘REVOLUCIONARIA’ DEL 27F

La situación económica empeoró con la baja de los precios petroleros y la crisis financiera. En el panorama político no se vislumbraba quién podría ser el próximo mandatario. El único candidato, no ligado con los viejos mecanismos partidistas y sin aparente relación con la masacre del 27F, es quien recibe el apoyo mayoritario. Y así se llega al ‘triunfo de la revolución’ el 06D-98. El ‘proceso’, entendido como movimiento-fuerza-acción, inmerso en la experiencia popular de aquel febrero del 89, a la fecha no ha concluido, anda en medio de peligros, aventuras y falsificaciones. Cobija golpistas y ‘revolucionarios’.

PARA EL 89 NO HABÍA AÚN UN PROYECTO

Al referirse al 4F-92 el hoy señor presidente lamenta que para el 27F-89 su movimiento no hubiese estado compactado y con un proyecto bien planificado, porque ‘hubiese sido una oportunidad brillante para destituir a CAP y asumir el poder’. (Habla Herma Marksman, p. 89) Este planteamiento sólo se puede considerar válido en el contexto de una conspiración permitida desde un comienzo. De lo contrario es evidente que cualquier insurgencia habría sido enfrentada como lo fue ‘el pueblo en la calle’.

DE LA PROTESTA COLECTIVA A LA CONSPIRACIÓN SOLITARIA

En 1986 concluyen, a partir de sus análisis internos, que CAP sucedería a Lusinchi como presidente y que se produciría una gran debacle que serviría de marco para la insurgencia (Habla HM, p. 371). Sin embargo, el golpe no ocurre sino tres años después del 27F-89. ¿Pero hasta que punto es cierto que se prepara un movimiento conspirativo-golpista? Como organización no existió en ningún momento. Las actividades en lo fundamental las adelanta una pareja: Hugo Chávez y Herma Marksman. ¿Cómo explicar entonces que un movimiento que se inspira en una manifestación colectiva de la dimensión del 27F-89 y en ‘la verdadera democracia’ se vuelva una expresión individual? Estos conspiradores participan en la represión contra los alzados y HCH no lo hace, no por propia decisión sino por razones de salud: tenía lechina. (Ibíd, 182)

LA ADMIRACIÓN HACIA CAP

Entonces forma parte de un proceso que no se identifica con acciones como la producida el 27F, por su perspectiva violento-comunista. Su inclinación se dirige más bien hacia CAP, a quien admira desde su juventud. El 13 de marzo de 1974, a los 19 años, asiste a los juegos intermilitares en Cumaná. Al presidente Pérez le corresponde inaugurar el evento. Y ante la imagen del primer mandatario nacional, cuando lo ve bajar por las escalerillas del avión, piensa lo que luego escribirá en su Diario: “Después de esperar bastante tiempo llegó el nuevo presidente. Cuando lo veo, quisiera que algún día me tocara llevar la responsabilidad de toda una Patria, la Patria del Gran Bolívar, y mía, en último término”. (HCH, Diario, s/p)

INGRESA A LA ACADEMIA CON UNA MATERIA APLAZADA

Es el mismo muchacho que ingresa a la AM sin título de bachiller. Él dice no saber como ocurrió: …“Pensé que ya no me aceptarían en la Academia Militar porque ahí no aceptaban aspirantes con materias aplazadas.”…(Habla HCF, p.35) Pero días después, en medio de la nostalgia, escribía: a estas horas mis amigos de Sabaneta estarán echando broma, andarán con sus novias, yo no, estoy aquí formándome para cumplir con altas responsabilidades en el futuro. Ese joven, que no sabe a ciencia cierta como ingresó a la AM, siente que tiene encomendada una gran tarea. Y para 1977, a los 23 años, con solo 2 años de graduado, decide en forma solitario-individual comenzar a conspirar.

¿UN INFILTRADO EN LAS FAN?

Supuestamente no hay nadie detrás de él. Sin embargo, algunos observadores han señalado la posible influencia de Douglas Bravo a través de su hermano Adán. ¿Es esta influencia lo que lo lleva a admirar a CAP? Sostenemos que desde un inicio HCH parece estar movido por fuerzas ‘extrañas’ que, para decirlo con palabras de Joel Acosta Chirinos, lo habían infiltrado en el movimiento. (ABM, Entrevista s/p) Lo cierto es que para 1977 lo mandan a Maturín. En una reunión de oficiales de comunicaciones, se consigue a Jesús Urdaneta y a Jesús Miguel Ortiz. En la noche salieron Urdaneta y él y le dijo: …“yo no voy a seguir en esto toda la vida, yo ya veo que aquí esto no es lo que habíamos pensado. ¿Por qué no creamos un movimiento aquí dentro? A las guerrillas no nos vamos a ir. Creo que eso ya pasó, nuestra filosofía y nuestra formación no cuadra con esto.”… (Habla HCF, p.58) La respuesta de Urdaneta fue positiva.

EN 1982 FUNDA EL EB-200

Pasaron varios años. Lo cambian a Maracay. Y el 17Dic-82, siendo capitán funda el Ejército Bolivariano 200 (EB-200) en el marco del bicentenario de Bolívar. Después pasó a ser Movimiento Bolivariano-200 (MBR-200) cuando se incorpora gente de otras fuerzas y algunos civiles (Idem). Posterior al 27F-89 es cuando se crea el movimiento conspirativo de militares y civiles. Los contactos se realizan con gente de la Causa R, MEP, Bandera Roja, grupo ‘Cuarta República’ de Kleb Ramírez y Tercer Camino. Las relaciones o contactos con Douglas Bravo se remontan al año 83. Pero no hay evidencias de su apego al marxismo o a la revolución comunista.

LA RUPTURA CON LOS CIVILES

A fines del 91 es considerable la pugna-enfrentamientos entre la parte militar y civil. Se produce la ruptura con BR que se une a la que se había producido con Tercer Camino y con Ramírez. El intento de golpe se fija para el 17Dic pero se suspende con el pretexto de que a Arias Cárdenas lo habían mandado de viaje. Los capitanes se alzan y no sólo desconocen la autoridad de los comandantes sino que deciden planificar el asesinato de HCF y Arias por ‘traidores’. Esto ocurriría al momento de producirse el intento de golpe. En este plan se habrían implicado los capitanes Blanco La Cruz, Rojas Suárez y el Sargento Freites. Rojas liquidaría a Arias y Freites a Chávez. Posteriormente hubo una búsqueda de acuerdo para que la fracción militar fuese unida al 4F-92. Pero todavía a la hora del alzamiento Antonio Rojas Suárez le pide a Alexander Freites que cumpla con su compromiso de asesinar a Chávez que el cumplirá con el suyo de liquidar a Arias Cárdenas (ABM, Habla Herma Marsman, pp. 105-06). El alzamiento y ‘el compromiso’ fracasaron.

EL MODELO 4F-92 NADA TIENE QUE VER CON EL 27F-89

Este ‘modelo’ de lucha no tiene nada que ver con el 27F-89. Sirvió de inspiración, señaló la descomposición y el vacío en todos los órdenes del cuadro histórico, pero lo fundamental que es su expresión de colectivo social no se toma en cuenta y se sigue impulsando un movimiento caracterizado por la acción individual y en el mejor de los casos, fraccional. Esas fracciones se sienten con mucha fuerza y empuje un 4F, que termina en una derrota que arroja muchas dudas. HCH parece haber ido al escenario, no a combatir sino a negociar la entrega de un movimiento que le produciría los mejores dividendos.

CONTENCIÓN A LA VIOLENCIA SOCIAL

Su rendición es ‘por ahora’ porque está inscrito en un plan, a la larga triunfante, que trasciende la pareja de conspiradores y las expresiones 27F. En este momento se evidencia que el mantenimiento del orden en lo sucesivo será algo muy difícil, si no se crea fuerzas que sirvan de muros de contención de la violencia social. El joven que a los 19 años piensa en ser presidente, a la hora del 4F-92 parece tener claro hacia donde va. Al recibir los beneficios del indulto aún hace una política anti-electoral. Pero a partir de l997 el cambio es considerable.

SEIS AÑOS DE REVOLUCIÓN MADE IN USA

El golpista del 4F, que se inspira en el movimiento popular del 27F, se convierte ahora en candidato presidencial en medio de un vacío que ofrece llenar con nuevas propuestas. A pocas horas de las elecciones del 06D-98 el comandante recibe el visto bueno de USA. Se le entrega la visa. El pacto estaba sellado y debería comportarse como un buen y seguro servidor. Esto lo hace en sus seis años de gobierno. Le otorga los mejores beneficios. Es el período de La Revolución Made in USA, la revolución con el visto bueno y aprobación del Departamento de Estado Norteamericano.

UNA NUEVA CUBA SIN 27F NI 04F

Y todo discurre de la mejor manera hasta que la propia realidad de su “revolución” lo obliga a radicalizarse. La expresión es muy clara: ya no hay pretextos para no avanzar en la profundización del proceso revolucionario. Con todos los poderes en sus manos, le toca poner en práctica el plan multilateral-asimétrico para enfrentar y derrotar a USA. Indispensable en este sentido actualizar el parque de armas con las compras a Rusia, España y Brasil, impulsar la unidad cívico militar y preparar de la mejor manera a la reserva para que se convierta en la propia base de las Milicias Revolucionarias Bolivarianas. Para ello cuenta con la dirección y apoyo irrestricto de la “revolución Cubana” y en particular de Castro. La idea es hacer de Venezuela una Cuba donde no puede tener cabida un 27F, un 4F, ni ninguna alteración que ponga en peligro la decisión de establecer un régimen totalitario, no para acabar, sino para seguir conteniendo la fuerza y significado del 27F.

LA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA COMO NEGACIÓN DEL 27F

La ‘Revolución Bolivariana’, en consecuencia, es, en si y por si misma, una auténtica negación de lo que exhibe el 27F como experiencia creadora y retadora para todos los movimientos, los llamados democráticos o los tenidos como revolucionarios que nadie sabe que son, y que en estos tiempos significan la misma forma criminal de sometimiento. Esto es lo que vivimos hoy: frente a la experiencia 27F como fuerza-expresión popular, se levanta la revolución de las falsedades y la perversión. La misma forma golpista de comportamiento y acción política que se expresa para impedir los auténticos cambios que debe y tiene que impulsar el colectivo social para establecer la verdadera consagración de la condición de humanos del y para el porvenir. Una condición a la cual sólo se podrá llegar en un tiempo diferente al de los asesinos, que matan con la fuerza de las armas y de todas las miserias.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba