Opinión Nacional

El 7 de octubre: “Entre la Vida y la Muerte”

…hagamos triunfar la Justicia y triunfará la Libertad”

Simón Bolívar, 25-2-1820

Henrique Capriles Radonsky, el candidato de la Democracia, acaba de plantear con claridad y firmeza la disyuntiva ante la que estamos situados los venezolanos de buena voluntad cara a las próximas elecciones. En efecto, el 7 de octubre de este año no sólo escogeremos un nuevo presidente sino que escogeremos, como bien dijo él, entre la vida y la muerte; escogeremos entre el odio y la caridad, entre poder confiar en un futuro o resignarnos a ser pasto de la violencia. La dramática situación que estamos viviendo, con más de 160.000 homicidios durante la gestión del chavismo, no puede continuar y hay que hacerle frente como lo propone Capriles: con audacia, carácter y experiencia.

Se ha propuesto convocar a los más experimentados en materia de seguridad y se está haciendo para enfrentar de verdad el flagelo más terrible que nos azota; pero hay que identificar bien las causas de la violencia que ciega vidas con desparpajo y una de ellas es sin lugar a dudas el mensaje de odio y resentimiento que exhala Hugo Chávez. Tan solo en el día de ayer, durante su fugaz aparición destinada a dar testimonio fallido de recuperación del mal irremediable que lo acogota, el tirano se explayó en manifestaciones de resentimiento social y familiar que hasta ese día no había proferido. Llamó a la envidia y al reconcomio, al falso desquite social; apeló a los bajos sentimientos de sus acólitos, a la revancha contra aquellos que trabajan honestamente por sus familias acusándolos otra vez de “privilegiados” sólo por haber mejorado sus vidas con su esfuerzo. Llamó al saqueo criminal e incentivó el despojo y el arrebatón, como se ejecuta en estos días particularmente en la caraqueña zona de Catia contra comerciantes y vecinos, víctimas de la envidia y la demagogia más perniciosa. Invocó el odio como instrumento rector de sus huestes, siguiendo la orden de uno de los asesinos más crueles y encarnizados de nuestra América, Ernesto Ché Guevara, que exclamó: “Es preciso, por encima de todo, mantener vivo nuestro odio y aumentarlo hasta el paroxismo. Odio como factor de lucha, odio intransigente al enemigo, odio capaz de llevar al hombre más allá de sus límites naturales y transformarlo en fría selectiva máquina de matar”…Eso fue lo que oímos y vimos de un Chávez amargado por su destino inmediato: odio por la vida que a él se le escapó. 

La actitud de Capriles indica que le ha tomado el pulso a la desesperación del pueblo y se está llegando a las consignas que  la sociedad civil, que elige y tumba gobiernos, está añorando. Se está hablando de lo que más le molesta al chavismo. De libertad, de democracia, de derechos de la población; de los derechos de expresión, de propiedad de todos, pequeños, medianos y grandes; de todos los que dan empleo y prosperidad.  Se está hablando de respeto a los ciudadanos y a sus policías; se está hablando de respeto a la vida y al derecho, que son inseparables. Esta actitud es la que suma voluntades y corazones, corazones que hacen falta para la lucha que se avecina, donde hay que dar la lucha en la prensa y medios pero también en las calles, en los campos, fábricas y en los cuarteles, por la ley y la justicia. Ya lo dijo el escritor Anatole France: “Nuestro éxito no está asegurado por nuestro propio mérito, sino que depende mucho de la gente que combate a nuestro lado”.

Este es el camino porque no hay progreso sin justicia ni libertad, y a la dictadura de Chávez hay que derrotarla con ideas que llamen a la superación de la sociedad y no a su engreimiento o manipulación. Estamos convocados a una confrontación y no podemos eludirla. Una confrontación por nuestros hombres y mujeres, por nuestros niños y ancianos, por la paz, que no es posible sin la justicia, combatiendo la impunidad y el atropello de los resentidos y enemigos del futuro que todos merecemos ¡Vamos bien!                          

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar