Opinión Nacional

El actual inquilino de Miraflores

Escogió el Museo Militar para estar a «boca de jarro» del Palacio de Miraflores y cumplido el plan golpista asumir la conducción del Estado de facto e imponer su programa neo comunista el cual todos conocimos pues fue publicado en los diarios de circulación nacional. Solo le quedo expresar su «por ahora» en momentos de rendirse, después de la larga estela de sangre derramada en esos acontecimientos.

Goebbels resulto precario en eso de «Una mentira repetida mil veces se convierte en una verdad». Vivimos en mar de falacias producto de las mitomanías y de la guerra psicológica con la cual pretende enmascarar sus verdaderas intenciones.

Expresa paladinamente que se nos pretende llenar de para militares cuando nos tiene repletos de cubanos, chinos e iraníes dirigiendo cuanta función publica y militar existe.

Establece los límites de Venezuela por el oeste con las Farc enviando allí contingentes militares presuntamente leales a usted y ello no es sino ponernos en un trance peligrosísimo a todos y cada uno de los venezolanos esperanzados de vivir en paz y armonía con nuestros vecinos territoriales.

Acusa a otros de la propia incapacidad para tomar decisiones acertadas, como es el caso del reciente embargo a Pdvsa. Eso no puede verse sino como intentar tapar el sol con un dedo cuando, irresponsablemente asesorado, vulneró unos contratos y ello en el mundo civilizado esta penado por las leyes nacionales e internacionales. Y es allí donde usted y Venezuela pierden.

Afirma como causa del desabastecimiento a la voracidad capitalista lo cual no es sino una mentira descubierta al contabilizar las fincas, los sembradíos, la industrias expropiadas para ponerlas en manos improductivas. Es intentar esconder las dos dagas colgantes sobre todo aquel en busca de ser productivo. Los alfanjes de una administración tributaria ideologizada, apuntalada por una justicia al servicio de sus propios intereses politiqueros.

Asevera como inexistentes a los secuestrados «económicos» por parte de fuerzas irregulares, actuantes dentro y fuera de nuestro territorio, en busca de financiamiento para sus actividades. Ello es burlarse de los propios secuestrados y de sus sufridas familias descapitalizadas.

Dogmatiza sobre la deuda externa aduciendo que no le debemos nada al imperialismo, cuando mantenemos una deuda externa mil millonaria en dólares teniendo como acreedores a los rapaces inversionistas del exterior.

Mentiras, falacias, mitos de mente obnubilada o de laboratorios de guerra psicológica, persiguiendo tan solo mantenerse en el poder a como de lugar ante el dolor de un pueblo que sufre todas las calamidades que no merece.

Señor, rectifique, deponga su ego, acepte su fracaso empobrecedor de todos los venezolanos esperanzados en tener un país en el cual se pueda vivir con bienestar y en libertad.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba