Opinión Nacional

El asesino de la Izquierda

El teniente coronel Hugo Chávez Frías sí va a pasar a la historia, pero no como ha pretendido como un gran líder de la izquierda, sino como el hombre que mató a la izquierda, que la convirtió en algo deshonroso, en algo sucio, y así logró el sueño de Reagan, Thatcher, Nixon, Pinochet y todos los líderes de la derecha mundial. Y lo logró corrompiéndola, usando el dinero del petróleo, y cuidado si del tráfico de drogas, para que líderes que deberían ser honorables se entregaran a una obscena danza de dinero sucio y perdieran todo sentido de la moral. La izquierda, que tendría que ser bastante más limpia y transparente que la derecha, ha resultado ser mucho peor, mucho más turbia y sospechosa, y eso es efecto de la ambición personal del teniente coronel Hugo Chávez Frías y sus muchos cómplices. Ése ha sido su trabajo, su labor para destruir a la izquierda, y es lo único en lo que ha sido eficiente. El ya famoso maletín de Antonini Wilson resultó ser apenas la puntita de un inmenso iceberg de corrupción, de dinero manchado que ha manchado a casi todos los jefes de las izquierdas latinoamericanas y del mundo, que han demostrado su sumisión ante los dólares de Chávez. Lula, Kirchner, Correa, Morales, Zapatero, Ortega, Zelaya, y hasta el Premio Nobél que preside Costa Rica, además de Insulza y otros secundones, no resistieron la prueba de los dólares manchados de Chávez, que ha terminado, para sorpresa del mundo entero, consagrándose como el verdadero asesino de la izquierda, de una izquierda que ya no puede hablar de ideales ni de sueños, sino de corrupción, de narcotráfico y del más feo oportunismo. El que se revuelca en chiqueros se llena de suciedad. Es inevitable.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba