Opinión Nacional

El Bien y la Paz

«El Bien y la Paz de Nuestro Pueblo» es el título del último documento de la Conferencia Episcopal Venezolana, donde presentan importante reflexiones y exhortaciones, sobre la difícil situación que atravesamos en el país, como consecuencia de acciones oficiales que llaman a la crispación frente a problemas generados por acciones irresponsables, que no miden las consecuencias de sus actos, como si con la excusa de ser revolucionario, estuviera permitido pasarle por encima a las instituciones y faltar el respeto de aquellos que no comulgan con ese proyecto de país.

El documento de la Iglesia no tiene desperdicio y recorre en forma breve, pero con gran profundidad, temas fundamentales de nuestra realidad nacional, como la violencia y la intolerancia, presente en la vida nacional; exige que se respeten los derechos y se garantice la seguridad de todos los que intervienen en la campaña electoral; repudia el presunto magnicidio contra el Presidente para dar un golpe de Estado, y exige que se lleven a cabo las investigaciones pertinentes, respetando la ley; deploran que los procesos contra los presos políticos se desarrollen con lentitud, haciendo votos porque resplandezca la justicia; nos recuerda además, para que no lo olvidemos, la preocupación por la aparente inconstitucionalidad de algunos artículos de las leyes promulgadas el 31 de julio en el marco de la ley Habilitante y, finalmente (lo mencionamos al final por su importancia), piden con firmeza evitar cualquier tipo de acción que pueda poner en peligro la realización de las elecciones previstas para el 23 de noviembre.

La semana pasada comentamos en estas mismas notas como esas acciones oficiales no son sino provocaciones que pueden llevarnos a situaciones límites, que traigan como consecuencia eventuales estados de excepción ante extremos de violencia entre los venezolanos, que pedimos a Dios no nos ocurran nunca, pero que de ocurrir pudieran justificar la suspensión de las elecciones regionales, puesto que las proyecciones del ánimo de los electores, no son precisamente favorables al mal llamado «proceso revolucionario», a lo que hay que agregar la situación difícil en que ha sido colocado, como consecuencia de la investigaciones independientes que sobre el caso del maletín con 800 mil dólares, están siendo llevadas a cabo en Cortes norteamericanas, que no están bajo el control de ningún poder político. De ahí la importancia de mantener la conducta de «no caer en provocaciones» que generen circunstancias como las que se avizoran en el documento de nuestros obispos, y que ellos mismos exigen que sean evitadas.

Terminamos esta reflexión haciéndonos eco de la petición de los pastores al final de su exhortación, cuando nos invitan «a todos los católicos y fieles de otras religiones a orar con insistencia a Dios por Venezuela, para que el futuro de nuestra Patria se desarrolle por los caminos de la libertad, la justicia, la igualdad y la tolerancia, el bien y la paz». Que así sea

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba