Opinión Nacional

El Capitán Maravilla al Panteón

De seguro saldrá por allí más de uno a cuestionar al Capitán Maravilla, sólo porque este noble militar, honesto a toda prueba- por algo es militar- digno, probo y sobre todo casado con el proceso de cambio, se le ocurrió darle utilidad a los terrenos ociosos de Fuerte Tiuna, contribuir a generar ocupación y además garantizar que las personas que afortunadamente eran tocadas por el grupo, al cual, oprobiosamente los medios de comunicación- ¿cuándo no?-, bautizaron como Los Sanguinarios, tomaran su descansito, sino en Miami, por lo menos si en sus casas, cosa recomendada en una ciudad tan insegura.

Es inconcebible hasta dónde puede llegar el antichavismo. Quienes están contra la revolución no entienden los cambios postmodernos que configuran el nuevo modelo latinoamericano que nace, si, nace, para envidia de muchos, en este país de calorones, humedad y sol

Ese humilde servidor sólo siguió las directrices de su comandante en jefe, para quien es una grosería que el que tenga lo goce todo y nada ofrezca al prójimo. Es obvio que el Capitán Maravilla, que no decir nuestro propio Robín Hood, actuó con el siguiente razonamiento: 1.- La gente malgasta el dinero comprando vehículos demasiado lujosos lo cual es una afrenta para una sociedad en crisis. 2.- Muchos de esos venezolanos tienen dólares, lo que atenta contra la unidad monetaria latinoamericana; 3.- El nivel de estrés de los compatriotas con algunos bienes de fortuna es demasiado alto, ya que siempre andan creyendo que se los van a robar o en todo caso expropiar. 4.- Existe una alta tasa de atracos de cuello balnco y manos sucias, ejecutados por malechores de otra nacionalidad, como bien se enseña en el célebre manual premilitar.

En consecuencia el asunto ha sido funesto para Venezuela porque: La mano de obra empleada para las fechorías es extranjera, lo cual incentiva el desempleo interno, las ganancias derivadas de la actividad ilícita se fugan del país, produciendo más recesión y en tercer lugar se perjudica terriblemente la imagen nacional porque todos parecen creer que aparte de los corruptos, aquí el choreo es de baja ralea, o sea que no tenemos capacidad ni de organizar el hampa.

El Capitán Maravilla es un héroe supranacional, contribuyó, mientras pudo a la causa de la latinoamericanización, hizo obras de salud pública, integró a los soldados de la Patria al nuevo Plan Choreo 2000 y sobre todo mostró que el Bunker Tiuna sirve para algo más que para pasear a caballo, hacer marcha y vivac, entretenerse disparando en el Polígono o beberse unas cervezas a precio de ta’ barato en el Laguito.

Como se ve el oficial merece ser enterrado en el Panteón Nacional. Eso si, hay que meterlo antes de que lo agarre el plomo al hampa, la cero tolerancia y todas esas locuras con las que pretenden enlodar a los verdaderos héroes de este país.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar