Opinión Nacional

El CNE y la devaluación

 El lector se preguntará, ¿qué tiene ver el C.N.E. con la devaluación del Bolívar? Pues sí, en un régimen autocrático como este, todo lo que ocurre es responsabilidad del autócrata y el C.N.E. es el instrumento que impide conocer con transparencia desde hace catorce años la voluntad del Soberano Pueblo venezolano. Inseguridad, inflación, crisis hospitalaria y carcelaria, etc. etc. son todas consecuencias de este régimen que se vistió de democracia participativa. En este engaño colosal el C.N.E. ha sido la ficha que viste como democracia nada menos que a una dictadura.

Los partidos políticos estuvieron durante más de diez años jugando a la democracia participativa pues en 1998 tuvo lugar la última elección que respetó la soberanía del pueblo. Ahora la MUD logró unir a todos esos partidos. Dió el primer paso. Pero se necesita que de un paso mas a través de la organización lograda y con el respaldo de la Sociedad Civil y los militares institucionales que son la mayoría. Este paso al frente exige tener un árbitro electoral que sea imparcial o mejor que esté parcializado pero a favor de la voluntad popular, único soberano. Monarquías y dictaduras son modelos históricos. Democracia es el modelo del presente y también del futuro porque respeta la dignidad de la persona y los derechos humanos.

Ahora tenemos por delante elecciones municipales y presidenciales. No vamos a relatar las parcialidades del C.N.E. porque son bien conocidas pero sí la modificación de las circunscripciones electorales antes de las elecciones para Diputados en el año 2010 que le hizo posible al régimen tener mayoría en la Asamblea a pesar de sacar menos votos. Así de simple. Y ahora ya anunciaron que van a hacer lo mismo antes de las municipales. Van a repetir el mismo truco del 2010. Ni la MUD, ni la Sociedad Civil, ni los militares institucionales pueden permitir que se sigan usando las elecciones como una “careta democrática” cuando sin acatar la Constitución, sin autonomía de poderes, sin respetar los derechos humanos no se puede hablar de democracia y menos vendérsela como tal al mundo entero.

Ahora cesan en su período tres Rectores del C.N.E. Es justo el momento para exigir un árbitro imparcial y si el régimen no accede es porque le teme al pueblo soberano y sabe que va a perder ambas elecciones. La disyuntiva es clara: o se elige a un C.N.E. imparcial o desaparece la careta democrática de este socialismo fidelista. Los partidos políticos de la MUD, la Sociedad Civil venezolana y los militares tienen no la palabra sino la ACCIÓN CONJUNTA para reclamar el árbitro imparcial que no hemos tenido en catorce años

Por una verdadera democracia donde sea el pueblo todo quien gobierne de verdad. Tenemos que salir de esta democracia participativa que es la madre de todas las mentiras.

Profesor de Instituciones

Políticas de la U.C.A.B.

 

 

 

 

 

Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba