Opinión Nacional

El costo de atreverse..!!

“Atreverse es cumplir una misión,
apostando nuestra existencia por
servir a nuestros ideales, luchando
día a día por lograr un mundo más
humano”

Miguel Ángel Cornejo

A mediados del año 2006, Venezuela, convertida en un país de miedos, apatía e incertidumbre, salía de su parálisis emocional, para apostar a la esperanza.

Una mayoría importante de opositores al régimen urgidos por un cambio, renovaron su fe, abandonaron la apatía y, prestos, “compraron” el pegajoso slogan publicitario de un candidato único, elegido en medio de traumáticas reuniones y polémicas circunstancias.

Así, ATRÉVETE fue la invitación a dejar el miedo y asumir riesgos. Lo hicimos emocionalmente, sin detenernos a elaborar las disquisiciones intelectuales o semánticas, de sus implicaciones. Al fin y al cabo, ATREVERSE tiene también significación opuesta, si tomamos en cuenta que –a veces – una persona ATREVIDA suele resultar irrespetuosa, que desafía las reglas y se comporta de manera impulsiva e insolente.

Cuando el pasado mes de Agosto de 2006, se me contactó para que sumara mi experiencia profesional durante el desarrollo de la campaña, acepté gustosa el reto de poner en práctica en condiciones atípicas, lo que he venido realizando desde hace varios años dentro y fuera del país: Formar Líderes Transformadores.

Es por eso que, en mi caso particular, mi motivación fue más allá de lo que impactaría la frase, para anclarla en un desafío mucho más trascendente. Tratándose de un político a quien conocí durante la campaña de CAP a la segunda presidencia, más que ATREVERME, decidí CONFIAR.

Nuestro país, afectado desde hace casi una década por la desconfianza o la sospecha hacia el otro, me ofrecía la oportunidad de trabajar en el diseño de estrategias que permitieran despejar, entre la dirigencia política regional, el ambiente de desorden e improvisación que, seguramente, sabotearía la alineación y cohesión de los voceros políticos. De esta manera, mi actividad se centró en minimizar inminentes cortocircuitos entre tanta heterogeneidad, impartiendo herramientas modernas para “vender” eficientemente, la Visión Compartida del Programa de Gobierno del candidato y algunos abordajes para vencer la abstención.

Apoyada en la figura jurídica del Voluntariado, recorrí con mi equipo 11 entidades federales del país, fomentando la confianza, la integridad (Valores) y la autodisciplina del liderazgo que-claramente- sigue demandando nuestra sociedad.

Comprometidos, más de 500 venezolanos y venezolanas, no sólo se ATREVIERON, sino confiaron (facultamiento) en el entonces candidato de la oposición.

En definitiva, la confianza, que en el contexto cultural permite construir Capital Social, en política es un ejercicio de confiabilidad. Y, en mi opinión, ésta se gana cuando intuimos o suponemos que el otro o los otros poseen integridad, es decir, Valores que validan Principios tales como : la honestidad (el Principio de decir la verdad) y la integridad (cumplir la promesa que uno se ha hecho a sí mismo y a los demás).

Decepcionada y desengañada, ante la ausencia de señales de estos últimos Principios, insto a la sociedad venezolana a no claudicar y a seguir madurando nuestra intuición, para que – en una nueva oportunidad – pasemos de la emocionalidad a la racionalidad y apoyemos nuestra escogencia basados en los códigos éticos, la Visión, el compromiso y la capacidad afectiva y no en slogans vacíos de contenido que intenten, de nuevo, “vendernos” liderazgos INCONGRUENTES.

(Continuará)

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba