Opinión Nacional

El derrumbe (III)

Si no bastaran las complicaciones económicas, el agravamiento de los problemas sociales y las demostraciones de extrema ineficiencia unida a una corrupción nunca antes vista, Chávez suma ahora sucesivas derrotas en su estrategia de exportación revolucionaria.

Para un sistema como el que se trata de imponer en Venezuela, la política internacional va más allá de las tradicionales relaciones entre Estados y se convierte en un instrumento clave y decisivo para su proyección externa e incluso el fortalecimiento doméstico.

No es casual, por lo tanto, la hermandad con el régimen castrista, la plataforma de la ALBA, la alianza con Irán, Siria, Libia, Bielorrusia, Zimbabue y Corea del Norte ni con las organizaciones del Foro de Sao Paulo. Tampoco es casualidad la utilización discrecional de la petrochequera para amarrar apoyos y complicidades.

A partir de la infortunada intervención en Honduras en 2009, la diplomacia chavista no cesa de dar pasos en falso.

La ALBA se ha reducido en la práctica al «pacto de sangre» entre Chávez y los hermanos Castro y a una relación meramente política con Correa, Morales y Ortega, cuyos gobiernos están impedidos de avanzar en la confiscación de los ámbitos sociales y económicos.

La propia Cuba se ha visto obligada a dar señales de alguna flexibilización en materia de derechos humanos y de aproximación a Washington y la Unión Europea. Colombia inicia con Santos un período de distensión que saca del juego a Uribe en quien Chávez había encontrado un contendor ideal para radicalizar sentimientos nacionalistas y guerreristas de los dos países; mientras que en el plano internacional se clarifica la verdadera imagen y naturaleza de la aventura chavista y los costos que ella supone.

La celebración compulsiva de elecciones no basta al régimen para guardar las formas democráticas. Nadie duda (incluida la OEA, UE y la ONU) que desde hace 11 años en el país se levanta un sistema negador de los derechos humanos, enemigo de la propiedad privada, de abierta tendencia militarista, empeñado en perpetuarse en el poder sin límite de tiempo y aliado directo o indirecto de las «naciones forajidas» que protegen el terrorismo.

Ahora, en el contexto internacional se comprenden mejor las causas que explican el aparatoso derrumbe de la revolución bolivariana en los últimos días

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba