Opinión Nacional

El desagravio

Si una masiva nevada no hubiese retenido a Liliana Hernández en Utah y una también masiva pulmonía a Alejandro Armas en la Clínica Avila, y los señores Burgos y Graterol no hubiesen establecido nuevos parámetros de corrupción moral parlamentaria, ¿quién sabe si el chalibanismo hubiese repetido en la directiva de la AN? Por supuesto, éso es como aquello que ³si la abuela hubiese tenido ruedas, habría sido una bicicleta². Pero el hecho es que necesitaban 82 votos y tuvieron 85, o sea,… de chiripita. Quiere decir que, luego de tres años de glorioso régimen chalibán, la mayoría oficialista es precaria y tambaleante. Están ³colgando de la brocha², como dicen. Una pérdida de 32% de los votos con respecto al año pasado, porcentaje muy similar al deslave de la popularidad de chalibán mayor en todas las encuestas de opinión pública. También quiere decir que -al menos 73 parlamentarias/os- no pudieron ser chantajeados, doblados, extorsionados o comprados por los comisarios políticos de este impotente régimen. Y ése es el 44% del universo parlamentario. Buen semillero para la Venezuela del 2002, año en el que la oposición crece en la medida en que el chalibanismo se derrumba.

Aunque el mismo sábado en la noche, el chalibán mayor calificó el resultado de esta escaramuza como «una aplastante victoria y vamos seguir dándoles palo y palo», por lo pronto ya no podrán aplanar automáticamente los 10 o 12 leyes «orgánicas» que están pendientes, para lo que necesitarían 110 votos. Tendrán que consultar con esta nueva oposición o, como pronostican algunos.- cerrar a AN, con lo que al mullah Hugo le quedarían -si acaso- 24 hora en Miraflores.

El mérito y la promesa de la jornada del sábado es que la oposición acordó un programa común de cuatro puntos que abarca desde la defensa parlamentaria de la descentralización hasta la recuperación de la independencia institucional de la AN, la revisión exhaustiva de las 49 leyes «habilitantes» y la constitución de una Comisión de Concertación Democrática (CCD). Y ésos cuatro puntos implican la vigencia de la plataforma común más allá de los eventos del sábado. Lo cual quiere decir que ahora las protestas legítimas de la CTV y de Fedecámaras tienen una base «política» de apoyo legislativo. ¡Hay que ver cómo progresó la Oposición en el 2001, gracias al sectarismo atropellante ordenado desde Miraflores. Las agresiones físicas de las hordas bernalescas contra Ernesto Alvarenga, José Luis Farías, Andrés Velásquez y Enrique Márquez no harán sino consolidar la solidaridad interparlamentaria.

¿Está loco?

Si el chalibán mayor de verdad se cree aquello de que: Oposición, «ríndanse, que están rodeados», como dijo el sábado en la noche, está loco.

No ha podido con la CTV; no ha podido con Fedecámaras; ganó la escaramuza pero perdió la batalla por la AN; no ha podido con la Ley de Educación ni con los maestros; no ha podido con la FAN, a pesar de haber comprado buena parte del generalato ( que no comanda tropa); no ha podido con la economía ni con la inseguridad. Lo único que logró fue desbarajustar de manera absoluta el país y comprarse un Airbus 315 -para su uso personal- que cuesta a los pobres de este país $65 millones en el cual pronto emprenderá vuelo rumbo a China. También logró mejorar -de manera notoria y revulsiva para quienes los conocieron apenas 3 años atrás- el status económico de Juan Barreto y Francisco Solórzano (Frasso). Logró más que triplicar la deuda interna y controlar la inflación a punta de recesión y desempleo y -last but not least- terminar de arruinar a PDVSA ­con un mono de $8 millardos – y sin recursos para mantenimiento, exploración o producción y tres cambios de presidente en tres años. Eso no lo aguanta ninguna corporación del mundo,… sin ir al traste.

…en La Pastora

Casa Militar estuvo tres días tocando puertas de casas en La Pastora, tratando de obtener la venia de algún propietario para realizar desde una residencia «bolivariana» el más reciente «Aló Presidente». Tres días de frustración y negativas obligaron a producir el programa a la intemperie desde el Callejón Ochoa.

El desagravio

Los periodistas de la fuente parlamentaria acordaron hacerle «el frío» a Burgos y Graterol después de la indigna actuación del sábado pasado, equivalente a «fuente no grata». Felicitaciones porque -como «fuentes» informativas- perdieron toda credibilidad. Pero creo que los colegas deberían incluir también en el selecto círculo a la Flores, Valera, y al Carreño que también exhiben las mismas características.

Igualmente sugiero un desagravio a la periodista Yelitza Izalla Yánez y al diario El Nacional, ambos vituperados y agraviados por el chalibán mayor a raíz de dos informaciones publicadas el 6.1.02. Yelitza ­a quien no conozco personalmente- escribió una impecable información de algo más de tres mil caracteres, sobre la visita a Catia. Mientras 5 párrafos reflejaban las actividades y conceptos del «máximo líder de la revolución», en tres párrafos osó aludir a las cacerolas y a los improperios de miembros del los «círculos bolivarianos» contra disidentes y periodistas. Su pecado esencial fue calcular la asistencia del público: «En la cancha de baloncesto del Bloque 8, la cual se llenó de simpatizantes hasta la mitad,….». Chalibán había decretado antes que habían asistido «centenares de miles de personas».

El Nacional, por su parte tituló: «Reelecto Willian Lara con 41 votos menos que en el período 2001». Es un título absolutamente inobjetable que refleja el hecho y lo coloca dentro de perspectiva histórica. Ni una pizca de opinión. Bueno,…. la descarga de insultos del profesor de ética fue descomunal. Yo hubiese titulado:

«….de chiripa». Pero detrás de los reiterados y sostenidos ataques contra los medios no hay otra cosa que la labor de zapa necesaria para ablandar la opinión pública ante la pretensión oficial de intervenir ­no solamente a los medios radioeléctricos- sin también a los impresos. Véase el intento de asalto al periódico del lunes. Acuérdense de que «no hay revolución posible con medios independientes». Por ello creo que el gremio, el Sindicato y el Colegio, debemos -de manera mancomunada- darle un parao a este individuo que insulta la dignidad profesional de todos de manera consuetudinaria.

Frase
Dicho a este reportero: «Cada vez Hugo Rafael Chávez Frías habla de moral y ética, …me dan ganas de vomitar». (Contratista, 4.1.02)

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar