Opinión Nacional

El Día de la Juventud

La historia de los Países Latinoamericanos esta llena de fechas memorables en las cuales se gestaron acciones inmortales que sellaron el destino de las Guerras de Independencia, en la memoria de las naciones y sus ciudadanos están grabados nombres como Ayacucho, Carabobo, Junín o Boyacá, acciones que marcaron un cambio de rumbo en el devenir de los acontecimientos o fueron definitivas para la consolidación de la libertad en las entonces emergentes Republicas.

Pero existen otras fechas, menos conocidas, pero que no por ello dejan de ser importantes, un ejemplo de ello es nuestro 12 de Febrero o “Día de la Juventud”, en ella conmemoramos los Venezolanos una de las acciones militares más brillantes que jamás hayan ocurrido sobre el suelo patrio en los lejanos tiempos de las guerras fratricidas. El 12 de febrero de 1814, 1500 jóvenes al mando de General José Félix Ribas, héroe de la Campaña Admirable, derrotaron en la población de La Victoria a las fuerzas realistas comandadas por el Coronel Francisco Tomas Morales.

Morales, al frente de unos 2500 jinetes y 1000 hombres de infantería se dirigió a La Victoria a fin de tomarla y cortar las comunicaciones patriotas entre Caracas y Valencia, donde se había hecho fuerte Bolívar. Ribas, con sus efectivos inexpertos, la muchachada de la Universidad y el Seminario y cinco vetustas piezas de artillería, partió de Caracas y arribo a la Victoria el día 10, era el encargado de defender la plaza ante la embestida de las hordas al servicio de la corona española. No imaginaban aquellos imberbes la inmortal pagina que su gesta inolvidable habría de escribir en los libros de la historia Venezolana. A las 8 de la mañana se inicia la batalla que se libro con furia encarnizada por ambos bandos, la caballería cargo 9 veces contra las defensas patriotas siendo igual numero de veces rechazada con enormes perdidas en defensores y atacantes. Tras 9 horas de agobiante lucha, extenuados y a punto de rendir armas ante una nueva arremetida realista, los heroicos jóvenes recibieron un aliento inesperado. Desde lo alto del campanario de la iglesia alguien divisa un contingente de jinetes acercándose por el camino de San Mateo, 220 hombres al mando de Campo Elías se lanzan sobre las líneas realistas rompiendo el cerco, Ribas y los suyos abandonan las defensas y cargan con furia inaudita sobre los destacamentos de Morales, así una jornada que parecía ser aciaga para las armas republicanas se trocó en victoria inmortal. Mas de un centenar de jóvenes perdieron su vida en esta memorable acción.

En el año de 1947, la Asamblea Nacional constituyente estableció mediante un decreto la celebración cada 12 de Febrero del “Día de la Juventud” en justo homenaje a los valientes que en aquella jornada gloriosa demostraron con su tenacidad y amor por Venezuela hasta donde pueden llegar los jóvenes en defensa de sus ideales y de la libertad.

No es necesario importar falsos ídolos escudados en deplorables ideologías totalitarias para enarbolarlos como iconos de la juventud de nuestros tiempos, la juventud de hoy debe educarse en los valores de la rectitud, disciplina y amor a la libertad. Debe ser la educación el arma principal, no formemos a nuestros jóvenes para manejar fusiles, no les inculquemos peregrinas ideas derivadas de las imágenes de asesinos transformados por la manipulación histórica en héroes parangonables, según sus aduladores, a Cristo mismo. La juventud es la mayor esperanza de nuestra patria y si la perdemos adoctrinándola en ideologías mezquinas y falsas perderemos también a Venezuela.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar