Opinión Nacional

El difícil escenario para el 3D

Aún sin condiciones electorales claras, continúa la campaña electoral polarizada entre los candidatos Hugo Chávez y Manuel Rosales, de plano hay que reconocer que Chávez no entregará el mando de manera fácil, porque no tiene vocación democrática, y sus ansias de permanecer en el poder sempiternamente las ha hecho públicas en múltiples ocasiones.

Por otro lado la convocatoria a votar de Rosales, ha calado en muchos sectores que mantuvieron una postura abstencionista, pero que aún no termina de penetrar en los sectores de los empleados públicos, asustados por el artificio que ha implementado el CNE: la capta huella. Un instrumento que ha sido usado por el organismo electoral para identificar a los votantes y que muchos han confundido con un artefacto para descubrir por quién vota la persona, eso ha generado mucho miedo y el equipo de Rosales no ha trazado una estrategia didáctica que permita aclarar a los ciudadanos la verdad sobre la capta huella.

Si se logra desmontar la mentira que el gobierno ha mantenido vigente con aquello de que puede saber por quién votará el electo, se le habrá dado un gran revés al gobierno y al CNE, porque el factor abstención se verá verdaderamente reducido y la asistencia a las urnas será masiva, en esta elección la posición abstencionista beneficia a Chávez, pues no tendría necesidad de hacer fraude.

Con la asistencia masiva a las votaciones, el gobierno se verá forzado a manipular los resultados, es vox populi en los comandos de campaña rojos, “que están seguros con las máquinas”, el venezolano debe saber que el fraude no está en las máquinas, sino en la sala de totalización de votos, en la que se manipularían los resultados y de inmediato se alimentan todas las máquinas con la nueva información, por eso una de las peticiones de la oposición es la auditoría en caliente del 100% de las máquinas, antes de la transmisión de datos al centro de totalizaciones, el cual deberá estar auditado también con miembros de la oposición, con todas las actas colectadas en el país. Pero Rosales no ha dicho nada de esto.

Ante la negativa del CNE de permitir abrir todas las cajas, ha surgido en las bases opositoras tras un sentimiento de rabia, un llamado a permanecer en los centros de votación y hacer conteos manuales y auditorias en caliente, que hasta el momento no están reconocidas de manera oficial y que a partir de ese momento se puede comenzar a vivir un clima difícil, porque las facciones chavecistas –las que quedan- también harán lo suyo, hay allí un peligro de enfrentamiento, situación que resulta impredecible porque estará presente el factor militar con el Plan República, el cual tendrá que inmiscuirse en el asunto y no es fácil saber a estas alturas por quienes se inclinarían quienes tienen las bayonetas.

Si hay caos el 3D, Rosales tiene dos opciones o se monta sobre ese toro o se deja cornear, subirse el toro significa dar una pelea en la que las consecuencias son impredecibles, si sabe jugar cobra, sino tendrá que asumir de manera responsable las consecuencias, aunque también tendría un comodín, morir políticamente para siempre y dejar que todo el fervor que ha logrado levantar se pierda como hizo Enrique Mendoza el 15 A, escondiéndose en el manto de la cobardía.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar