Opinión Nacional

El dilema del gobierno de Venezuela

El gobierno de Venezuela, con más 15 años en el poder, tiene un enorme dilema respecto a la altísima criminalidad e impunidad que ha permitido en el país. Las gigantescas cifras de crímenes violentos estarían entre las más altas del mundo. Son risibles las declaraciones del presidente Maduro, cuando ocurre un crimen contra algún famoso venezolano. Cito: “Los buscaremos y encontraremos adonde se escondan”, “A los culpables les caerá todo el peso de la ley”.

Son tan repetitivas y artificiales estas declaraciones que ya nadie les presta atención. Puesto que desde la época de Hugo Chávez al presente las políticas públicas en la lucha contra la delincuencia organizada jamás han existido. Por el contrario; el odio, la violencia, la criminalidad e impunidad han sido promovidos y protegidos por el gobierno, con fines políticos oscuros.

Son muchos los ejemplos, mensajes y actos del gobierno promoviendo la criminalidad. A saber:

A) Su solidaridad con las FARC y la ETA. B) Quién tiene hambre puede robar para satisfacer esa necesidad. C) Ser rico es malo. D) La burguesía es la culpable de todos los males de Venezuela. E) Celebración de actos de reconocimiento a terroristas como alias Marulanda. F) Actos de reconocimiento al terrorista alias Reyes, en la Asamblea Nacional. G) Aparición del presidente en público al lado de delincuentes universitarios de la UCV. H) Armar a las milicias revolucionarias, para defender la revolución. I) Armar a militantes del PSUV en barriadas con fines de control político. J) Propuesta en radio y televisión para armar a los obreros. K) Poner obstáculos y trabas para un desarme nacional total solicitado por la oposición. L) Amenazar frecuentemente a la oposición, con hacer llamado a los barrios populares de los cerros para que bajen de éstos y atemoricen a los opositores. M) Políticas carcelarias erróneas que invitan a delinquir. N) Creación de comandos motorizados con fines de amedrentamiento a opositores.

Se desconoce cuántos de éstos defensores armados de la “revolución”, usan dichas armas para delinquir. Incluso, se escucha sobre bandas armadas delictivas formadas por: miembros del PSUV, militares, policías, detectives y jueces corruptos, quienes actúan impunemente.

En Venezuela mueran anualmente más de 25 mil personas por violencia criminal (70 por día), cerca de 80 muertes violentas por cada 100 mil habitantes y la impunidad criminal en el país esté en el orden del 92 %. Estas son cifras escalofriantes, que llaman la atención dado que solo se logran en países del tercer mundo de extrema peligrosidad.

Ante estas cifras alarmantes de inseguridad ciudadana e impunidad que vienen creciendo vertiginosamente desde el año 2000; el observatorio de criminalidad del país, partidos políticos opositores, expertos en materia delincuencial, sociólogos, y demás ciudadanos pensantes, han venido haciendo reiterados llamados a los gobiernos revolucionarios desde la época de Hugo Chávez, hasta el actual de Nicolás Maduro, para que el gobierno actúe firmemente y frene la evidente y preocupante violencia criminal. Las respuestas presidenciales han sido las de oído sordos y alguna que otra declaración vanidosa, descalificando a estos llamados. Para el gobierno, éstos muertos han sido solo alucinaciones de los denunciantes opositores.

Con la muerte violenta de Mónica Spear y su esposo, y el hecho de ella haber sido una famosa ex miss y reconocida actriz, se encendieron las alarmas en materia de seguridad ciudadana, las cuales han debido encenderse lustros atrás, pero el gobierno nunca quiso encenderlas; al parecer, por razones políticas, prefiriendo mantener en suspenso tan explosiva situación.

El miércoles 8 de enero de 2014, el presidente presidió un monologo, con gobernadores, alcaldes, ministros y la FAN, donde prácticamente se ha hecho un mea culpa sobre la situación actual. El presidente Maduro, solicitó el apoyo de las organizaciones políticas y fuerzas vivas del país para que contribuyan con un plan general e integral para luchar más efectiva y agresivamente contra la delincuencia organizada. Algunos han calificado a esta reunión como una cantinflada.

Dudo que estos esfuerzos a destiempo tengan éxito, sobre todo, por venir de un gobierno que nunca ha tenido la voluntad para resolver el problema de la delincuencia. Peor aún, con escasos recursos económicos para desarrollar y ejecutar un plan integral nacional en materia de seguridad ciudadana. Esto, debido a que éste es un problema multidisciplinario tan complejo, que tomaría varios años, quizás décadas resolverlo con éxito. Si en 15 años la delincuencia se desbordó, y la impunidad creció tanto, es imposible que en 5 años que le quedan de gobierno, lo puedan cumplir.

El presidente Nicolás Maduro ha sido parte de los gobiernos chavistas desde el mismo inicio de éstos. Ha sido diputado, presidente de la Asamblea Nacional, Canciller de la República, vicepresidente, “muy allegado” y mano derecha política de Hugo Chávez, el principal responsable del desastre actual en Venezuela. Por otra parte, ha jurado seguir el proyecto revolucionario bolivariano de su antecesor hasta la consolidación del socialismo del siglo XXI en Venezuela.

El dilema del gobierno actual y su “mea culpa”, se debe a que los gobiernos chavistas, insertaron el odio y la la violencia en la sociedad, y ésta violencia se salió de su control y se les ha revertido. Se suponía, que ésta actuaría solo en contra de la oposición, olvidándose que la delincuencia ataca sin piedad a cualquier persona sea ésta gobierno u oposición.

Me pregunto: ¿cómo podría un funcionario que ha estado tan ligado a los gobierno anteriores y sus políticas públicas, donde el tema de la seguridad ciudadana ha estado tan ausente, garantizar que ahora si lo hará bien? Además, utilizando a los mismos funcionarios del gobierno que siguen rotándose en los diferentes cargos y actuando de igual manera, sin voluntad política. En mi opinión no hay manera de darles un voto de confianza ni de aspirar que todo sea diferente.

No obstante lo dicho arriba, y siendo el tema de la inseguridad ciudadana un problema nacional importante que interesa a todos los venezolanos, ojalá que el gobierno pueda hacer el milagro de al menos contener la criminalidad y minimizar la impunidad. De hacerlo, recibiría los aplausos y méritos de incluso sus adversarios políticos.

No obstante, la realidad vivida estos 15 años de desgobierno, plantea la duda de que se logre. ¡Qué dilema tiene el gobierno! Recoger el odio y la violencia que esparció durante tanto tiempo.

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba