Opinión Nacional

El dilema

SER O NO SER

La detención de Leopoldo López marca un hito en la historia republicana de nuestro continente.

En efecto, por primera vez es detenido un dirigente político nacional que funge de agente de los Estados Unidos.

El imperio no sabe qué hacer. Primero, le comunicó oficiosamente y a través de un funcionario de tercera al gobierno venezolano, que no metiera preso a López. Luego Maccain, en un acto reflejo pidió la intervención militar venezolana, y ahora tiene un silencio sepulcral que indica a las claras la incertidumbre reinante en sus dirigentes.

Para el imperio esta situación lo coloca en un dilema, o se da cuenta de las nuevas realidades en la región renuncia a su política de intervención en Latinoamérica y El Caribe, tal como se los exigieron los 33 jefes de Estado y de Gobierno del CELAC cuando afirmaron categóricamente en su declaración final que:

-“ Reiteramos que nuestra Comunidad se asienta en el respeto irrestricto a los Propósitos y Principios de la Carta de las Naciones Unidas y el Derecho Internacional, la solución pacífica de controversias, la prohibición del uso y de la amenaza del uso de la fuerza, el respeto a la autodeterminación, a la soberanía, la integridad territorial, la no injerencia en los asuntos internos de cada país, la protección y promoción de todos los derechos humanos, el Estado de Derecho en los planos nacional e internacional, el fomento de la participación ciudadana y la democracia.

O mantiene su política del tiburón e interviene en Venezuela.

SE ACABARIA LA PROTECCION DE LOS AGENTES

Es que la cosa no es sencilla. Hasta la llegada de Chávez hacían realmente lo que les daba la gana en la región gracias, fundamentalmente, a sus miserables lacayos que actuaban impunemente.

Un ejemplo de ello constituye la libertad absoluta de la que disfrutan los protagonistas del sangriento golpe de 2002, incluyendo el mismo López. Y sin ir más lejos, en Colombia vemos como Uribe conspirando, incluso en contra de Venezuela, con la mayor tranquilidad.

Es esa amenaza lo que les permite, por ejemplo, tener a medios fascistas como El Nazional, El Universal, El Clarín, El Mercurio etc., distorsionar la realidad, mintiendo descaradamente para sostener las tesis imperiales.

Si ellos no actúan en contra de Venezuela se les desmorona todo ese andamiaje de terror y de compra de conciencia. Quién va a querer ser agente de un imperio que ya no les garantiza la impunidad? Veríamos como cambian sus líneas editoriales en pro del país.

Es tiempo de decisiones.

De allí que los venezolanos debemos esperar cualquier cosa, por más disparatada que sea. En Irán sucedió algo así con la toma de la embajada y no se les ocurrió otra cosa que una torpe intervención de comandos.

Esta situación no fue buscada por Obama, porque lo menos que imaginaría es que meterían preso a su agente, ni por Maduro, para quien la soberanía y su compromiso con su pueblo están por encima de todo y al cual no le puede fallar. Es producto de la circunstancia.

Lo único que lamento es que desde la muerte de Chávez el gobierno de Maduro ha casi suspendido sus compras militares. Por ejemplo, ya deberíamos tener unos 72 sukoi.

Pero bueno, hay una posibilidad bastante grande de que tengamos que repetir la gesta de nuestros libertadores cuando derrotando al enorme y bien apertrechado ejército del “pacificador” Morillo, garantizaron la independencia del resto de América Latina.

Demostraremos una vez más que los venezolanos estamos hechos del tamaño del compromiso que se presenta.

SOBRE LA INTERVENCION

Hablando de intervención, hay que recordar que los habitantes de los pueblos con mayoría protestante profesan la tesis de que el hombre es responsable directo ante Dios de sus actos, y estos deben estar siempre al servicio del bien.

Es por ello que los dirigentes de esos países, antes de tomar alguna acción en contra de alguna nación o persona, buscan formar en su pueblo una sólida matriz de opinión que les garantice su apoyo. Sea o no cierta.

Por ejemplo Hitler, para justificar la invasión a Polonia en lo que constituyó el inicio de la Segunda Guerra Mundial, asesinó a unos prisioneros políticos y los vistió con el uniforme militar polaco y los presentó al mundo como soldados polacos muertos tratando de invadir Alemania. De forma que el pueblo alemán creyó que la acción militar nazi era en legítima defensa.

Igual sucedió en Estados Unidos con Irak, cuando inventaron que Hussein poseía armas nucleares. Es decir, es muy fácil saber cuándo Estados Unidos intervendrá en un país, basta ver sus campañas acusatorias.

SE REPITE CON VENEZUELA

En estos momentos se pretende crear una campaña internacional que busca presentar al gobierno de Venezuela como una dictadura violadora de los derechos humanos.

El problema para Estados Unidos es que ya no es la potencia omnipresente que controlaba a su antojo los organismos internacionales para que estos refrendaran sus excusas, como pasó con el mismo Irak.

Eso lo vemos en el caso de Venezuela, en que han tenido que basar sus mentiras en los medios y en algunos pocos personajes, casi exclusivamente artistas, que si bien son conocidos, tienen cero peso específico.

Allí tenemos el caso de Rubén Blades, un artista al servicio del imperio que escribió y canto algunas canciones de denuncia social, sólo para que sirviesen como catarsis de los pueblos oprimidos. Claro era preferible que drenaran cantando el tiburón a que manifestaran en contra del imperialismo. Si de verdad fuese revolucionario no hubiese ido a Hollywood. Ni a Ali Primera, ni a Víctor Jara, ni a Carlos Puebla los hubiesen aceptado allá. Tan sencillo como eso.

Papel importante juegan los medios fascistas nacionales que difunden titulares ordenados por el imperio con el fin de que éste los replique dentro de su propio país, presentándolo como una realidad incuestionable y dando argumentos para la intervención.

De lo que hemos venido observando recientemente se puede desprender que el imperio está cocinando, o ya está cocinada, una intervención, bien sea para apoyar a militares o a grupos de civiles insurrectos.

Sólo espero que el ejecutivo por fin se dé cuenta de que el enemigo que enfrenta está dispuesto a todo para ponerle la mano a Venezuela. Se está jugando lo poco que le queda de su poder imperial.

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba