Opinión Nacional

El discurso precario de un sector de la oposición

Luego de leer estas declaraciones del Mussolini” tropical de Miraflores; Chávez dijo que los comandos «en todos los niveles están obligados a repetir desde el alma y levantar la bandera con la consigna ‘patria, socialismo o muerte’, sin ambigüedades de ningún tipo y sin complejos y advirtió que «si alguno se siente incómodo por esto, mejor que tramite su baja” (El Universal 13-04-07). Uno se pregunta ¿Le quedará algún venezolano duda de que estamos frente a una dictadura militar fascista? Hugo Chávez durante estos 8 años y cuatro meses en el poder ha sembrado el país de tensiones frontales, conduciendo al país a una polarización que ha hecho inocua la lucha política, provocando a su vez, que el sistema de convivencia entre los venezolanos sea cada vez más frágil, lo cual se ha traducido en un exacerbado enfrentamiento, por lo cual al país le espera un futuro complicado.

Venezuela tiene hoy muy estrecho espacio para la libertad, por cuanto la que entiende el Teniente Coronel Presidente, es la libertad para la negación del otro, para la falta de respeto a los que no piensan como él. El militar Presidente asume la política como una guerra permanente donde no hay adversarios sino enemigos que hay que “pulverizar”, de allí su discurso violento destructivo como si lo que le interesara es crear desgracia. El Teniente Coronel Presidente insulta, miente, ataca sin fundamento a personas e instituciones, para el la política es un juego de guerra, donde no existe espacio para la unidad y la reconciliación. Esta realidad objetiva, hace de Venezuela un país de dictadura.

Dentro de esta realidad no existe espacio para los discursos borrosos y alicortos, Venezuela requiere de un discurso político que responda a la realidad de la dictadura que estamos viviendo, capaz de asumir las consecuencias de una estrategia donde no esta permitido la complicidad, el silencio y los mensajes breves de una oposición que se ha dedicado a facilitar y a cohonestar las salidas electorales de la dictadura. Para salir de esta inescrupulosa y delictuosa dictadura que está llevando a Venezuela hacia el precipicio del fascismo, no es suficiente la retórica de la lucha de calle, en Venezuela no hay espacio para la lucha política tradicional. A los venezolanos no se les puede continuar vendiendo un discurso de ilusiones electorales, pues mientras la dictadura mantenga el control férreo del CNE, concurrir a elecciones no es otra cosa que seguirle el juego a la dictadura y legitimar su dispositivo de trampa electoral montada desde el Referendo Revocatorio Presidencial, qué le valió la Vice-Presidencia a Jorge Rodríguez. y la Magistratura del TSJ a Francisco Carrasquero

A quienes hemos mantenido esta posición, se nos pide que propongamos salidas; al respecto decimos; que quienes se refugian en la no violencia en un momento donde el país se militariza y la actividad política está marcada por la lógica de la dictadura fascista que no dialoga, sino que se impone eliminar al adversario por cualquier medio, las acciones de la oposición, no pueden quedarse sólo en las movilizaciones de calle, tienen que haber decisiones que trasciendan el espacio del debate público. Soy de los que cree que ha llegado el momento de descorrer el velo, y decir a la gente la verdad, que en Venezuela no hay espacio para el debate democrático porque la dictadura, también expropio este espacio. Esto hay que decirlo aunque ella suponga correr importantes riesgos

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba