Opinión Nacional

El disímil comportamiento de los pueblos

Apenas unos días atrás, hemos visto con satisfacción el resultado del proceso electoral en el hermano país colombiano. Como debía y tenía que ser  su pueblo  consciente de los graves problemas que han venido soportando durante largos años en ese hermano país en materia de muertes inútiles, secuestros de ciudadanos, narcotráfico, insurrección  y desconocimiento del poder público por parte de grupos armados, entre otros temas y de la ingente labor del gobierno actual por corregirlos, dio su confianza y voto al candidato  promovido y aupado  por el “uribismo”.

        Lo dicho guste o no a muchos de los que aman el zafarrancho armado en nuestra Venezuela con el cuento del  socialismo, y lo de patria o muerte, definitivamente redundará en beneficio de los colombianos y de nuestro propio país. No tengo dotes de pitonisa, ni me arriesgo a dar lectura o inventos sobre el futuro de los pueblos, pero hay, de no haber ganado los pasados comicios el uribismo.

        Y debemos sostener sin lugar a ambages que pobre de nuestro país  de haber ocurrido lo contrario. Nadie nos puede quitar de los sentidos las percepciones claras  de un denodado antojo por favorecer las guerrillas y el status quo deplorable que las acompaña  por parte de nuestro Gobierno.

 Invéntense o no  historias con las bases americanas, sosténgase el cuento de las agresiones en frontera con mejores bases y argumentos, lo cierto del caso es que resulta palpable ese devaneo por apostar a que en Colombia ocurriera cualquier cosa menos  que de alguna manera Uribe, directa o indirectamente continuara en el mando de la nación hermana, pues ello de por si supondría orden y enfrentamiento de una clara posición con los devaneos del otro lado.

        El silencio sepulcral que acompañó el hecho ha sido notoria demostración de lo mal venida de la solución electoral, pero los ciudadanos conscientes y serios que venimos viendo con preocupación el acontecer de nuestra patria y los peligros de que de alguna manera se continúe favoreciendo el actual estilo de su gobierno solo puede producir desesperanza,

        Algo si me queda claro de todo esto, el pueblo colombiano esta mucho más convencido de sus problemas y futuro, que el nuestro, ajeno a muchos de los problemas de los vecinos y quizá ya probando los resultados de la locura izquierdista, han tomado claramente el camino que conduce a superar aquellos inconvenientes y estilos.

Nuestra gente, imbuida por los reales que a mansalva han sido derrochados en planes insólitamente fracasados y sin sentido, y por el “snob” del izquierdismo, cual joven con sarampión, está aturdido pensando en las mejoras que nunca vendrán, ni las soluciones que nunca veremos.

        El poder electoral es y ha sido evidentemente mucho mejor manejado en el vecino país, de lo que podamos esperar en Venezuela, donde todavía la gomosa golosina del dinero engaña a mucho tonto de capirote que sumiso escucha esos cantos de sirena afónica: De  patria, socialismo o muerte, que mas bien debe leer muerte con la patria que sueña y espera de un socialismo la solución de sus quitas y pesares.

        El Santo Niño Jesús, imagen y creencia venerada y enquistada en el pueblo colombiano los ayudó para esclarecer la mente de los votantes que han respaldado el nuevo gobierno que debe darse Colombia,  y que por retruque y gracias a Dios,  serán muchos los beneficios que produzca en nuestra querida patria, mas si tomamos en cuenta  esa generosa oferta del candidato pre electo, de rogar a Uribe que hasta lo acompañe en el nuevo gabinete de su gobierno como Ministro de la Defensa.  La propuesta e intención son halagüeñas, los resultados a esperar serán mejores, nuestro deseo es que se cumplan.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba